Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espejo de David Ferrer

El español es un ejemplo de longevidad atlética a los 30 años: nadie jugó más que él en 2012

David Ferrer devuelve la bola durante el partido ante Tim Smyczek Ampliar foto
David Ferrer devuelve la bola durante el partido ante Tim Smyczek EFE

Bajo el agobio del calor australiano, los músculos de David Ferrer superan las acometidas del estadounidense Smyczek en segunda ronda del Abierto de Australia (6-0, 7-5, 4-6 y 6-3). A un paso de los 31 años, el número cinco mundial mezcla técnicas de entrenamiento tradicionales (bicicleta, gimnasio o pista) con el uso puntual de otras creadas por los Navy Seals, las tropas de elite de la marina de EEUU (el TRX o entrenamiento de fuerza en suspensión, que aprovecha el peso del cuerpo para trabajar con gomas elásticas ancladas). Ferrer es un ejemplo de longevidad atlética. Como dice David Andrés Paramio, su preparador físico y antes psicólogo del Villarreal: “Es un modelo a nivel físico para las generaciones que vienen, ya que su rendimiento es impresionante a punto de cumplir los 31. Federer está ahí con seis meses más, pero la exigencia física de uno y otro no es comparable”.

Nadie disputó más partidos que Ferrer en 2012 (91). Ningún competidor celebró más victorias (76) ni propinó más 6-0 (nueve). Solo otro top 10, el checo Tomas Berdych, terminó tan tarde como él la temporada: ambos disputaron la final de la Copa Davis, ganada por la República Checa a España, en noviembre. Inevitablemente, todos esos condicionantes fueron tenidos en cuenta en su pretemporada.

Federer está ahí con seis meses más, pero la exigencia física de uno y otro no es comparable"

David Andrés Paramio, preparador físico

“Los objetivos han sido principalmente la fuerza y el trabajo aeróbico regenerativo en una primera mitad, y la fuerza explosiva y la resistencia anaeróbica en la otra mitad”, analiza desde Melbourne su preparador físico. “Por las características de David y el trabajo que realiza durante todo el año necesita menos tiempo que un tenista más joven para alcanzar el pico de forma”, prosigue Andrés, que coordina su trabajo con Javier Piles, el técnico del español, y Rafa García, su fisioterapeuta, con el que Ferrer, esta pretemporada, formó muchas veces pareja para jugar al paddle contra Sara Errani, número siete mundial, y el entrenador de esta. “La verdadera ciencia del entrenamiento es saber combinar las cargas y la posterior recuperación”, dice Andrés. “Que los objetivos los trabajes con unos métodos o técnicas más o menos convencionales da lo mismo”, prosigue sobre el TRX. “Lo principal sigue siendo lo de siempre más alguna pequeña variante. Es conveniente variar por el ‘tema motivación’, sobre todo cuando llevas mucho tiempo con el tenista, y con David llevo ya 11 temporadas”.

El equipo de Ferrer lucha contra la rutina de lo conocido y contra el peso de los años en las articulaciones. Una vez a la semana, el alicantino recorrió 60 kilómetros en bicicleta, alternando la de montaña y carretera. En el gimnasio usó balones medicinales, gomas y el bosu, medio balón apoyado sobre el suelo para mejorar el equilibrio, la estabilidad y la propiocepción. Los resultados están a la vista: tras su extenuante 2012, Ferrer, que buscará la cuarta ronda ante el chipriota Baghdatis, ya ha celebrado un título en 2013 (Auckland, sobre cemento) y se ha asegurado igualar su mejor ránking (número cuatro, desplazando al lesionado Rafael Nadal) cuando termine el Abierto de Australia. Todo un soldado.

RESULTADOS. Segunda Ronda. Hombres. N. Almagro-D. Gimeno-Traver, 6-4, 6-1, 6-2. J. Melzer (Aust.)-R. Bautista, 6-7, 6-3, 6-7, 6-3 y 6-2. N. Djokovic (Ser.)-R. Harrison (EEUU), 6-1, 6-2 y 6-3. R. Stepanek (R. Ch.)-F. López, 6-2, 6-2 y 6-4. F. Verdasco-X. Malisse (Bél), 6-1, 6-3 y 6-2. Mujeres. N. Li (Ch)-O. Govortsova (Bie.), 6-2 y 7-5. V. Williams (EEUU)-A. Cornet (Fr.), doble 6-3.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información