Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tenista ‘eterna’

A los 42 años, la japonesa Date se convierte en la jugadora de mayor edad en ganar un partido en Australia y logra su primer triunfo en Melbourne desde 1996

Victorias de Federer, Murray y Carla Suárez

Date celebra su victoria ante Petrova. Ampliar foto
Date celebra su victoria ante Petrova. AFP

“Hay madres de jugadoras que son más jóvenes que yo”. Con su conocido sentido del humor, Kimiko Date celebró una victoria que inmediatamente pasó a formar parte de la historia pequeña del Abierto de Australia: al tumbar 6-2 y 6-0 a la rusa Petrova, la japonesa se convirtió en la tenista de más edad (42 años) en sumar un triunfo en la historia del primer grande del curso, logró su primera victoria en Melbourne desde 1996 y se deshizo de la número 12 mundial. Date, que se acuesta antes de las 22.00, “como los niños”, para preservar sus fuerzas, aprovechó su capacidad para mezclar el juego, la sutileza por encima de la potencia. La misma táctica siguió Carla Suárez ante la italiana Sara Errani, la número siete mundial: la canaria celebró 6-4 y 6-4 la quinta victoria de su carrera ante una de las diez mejores competidoras del planeta.

“Esta vez no estaba lesionada”, celebró Date, una tenista ganadora de ocho títulos que suele parecer una momia, tantos vendajes recorren sus piernas, y en su país es un icono publicitario desde los tiempos en los que se enfrentaba a la alemana Graf o la española Sánchez Vicario. “Mi cuerpo se siente bien, cuando el año pasado sufrí muchas lesiones. Cambié de entrenamientos”, continuó la número 100 mundial, que disputó las semifinales de Wimbledon ya en 1996, estuvo 12 años retirada y volvió a competir en el circuito femenino tras probar con el maratón, que no le dio las mismas satisfacciones que la raqueta.

Además, el británico Andy Murray debutó en el primer grande en el que compite como campeón de un Grand Slam tumbando 6-3, 6-1 y 6-3 al holandés Haase. El suizo Roger Federer lo hizo deshaciéndose 6-2, 6-4 y 6-1 del francés Paire. A los dos, sin embargo, les preguntaron por otra cosa: la ATP, organismo regidor del tenis, anunció esta madrugada que Brad Drewett, su presidente, sufre la enfermedad de Gehrig, con lo que dejará el cargo. Convertido en una figura de consenso apoyada para los tenistas, que confiaban en él para alcanzar un acuerdo con los torneos en la reorganización del calendario, el Abierto vivió la jornada en estado de shock.

“Tomo la decisión de entrar en este período de transición con tristeza”, dijo el ejecutivo. “Su trabajo es admirable”, le alabó Federer, uno de sus grandes apoyos. “Un shock”, reconoció Murray.

Resultados de la primera ronda

Hombres: J. Chardy (Fr.)-A. Menendez, 7-6(5), 6-7(3), 6-2 y 6-1. J-W. Tsonga (Fr.)-M. Llodra (Fr.), 6-4, 7-5 y 6-2. M. Raonic (Can.)-J. Hajek (R. Ch.), 3-6, 6-1, 6-2 y 7-6.

Mujeres. B. Jovanovski (Ser.)-M. T. Torro, 2-6, 6-4 y 6-3. P. Kvitova (R. Ch.)-F. Schiavone (It.), 6-4, 2-6 y 6-2. V. Azarenka (Biel.)-M. Niculescu (Rum.), 6-1 y 6-4. R. Vinci (It.)-S. Soler, 6-3 y 7-5. S. Williams (EEUU)-E. Gallovits-Hall (Rum), 6-0 y 6-0. H. Su-Wei (Tai.)-L. Arruabarrena, 7-6 y 6-2 S. Kuznetsova (Rus.)-L. Domínguez Lino, 6-2 y 6-1.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información