Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El perfecto tramo de 400 a 600 metros

El keniano David Rudisha señala el nuevo récord mundial. Ampliar foto
El keniano David Rudisha señala el nuevo récord mundial. EFE

Los 1m 40,91s de David Rudisha es un récord que yo veía venir, dado que el keniano se estaba acercando todo el año a su anterior plusmarca (1m 41,01s). Se le ha visto muy seguro y muy convencido durante la temporada. No solo en las otras dos carreras en que había bajado de 1m 42s (una en junio y otra en julio), sino, sobre todo, por el 1m 42,12s que consiguió el 23 de junio en la altitud de Nairobi, a más de 2.000 metros.

Desglosando la carrera, los primeros 400 metros los hizo en 49,28s, medio segundo más lento que en su récord de septiembre de 2010 en Rieti, pero lo que sobresalió anoche en Londres fue su tramo de 400 a 600 metros, donde empujó muchísimo (25,02s ese tramo de 200 metros). El final fue el clásico Rudisha, los 26,60s que tiene perfectamente mecanizados en todas sus carreras. Creo que desde atrás le han empujado mucho. Él controlaba todo por la pantalla y en la primera vuelta ajustó su ritmo antes de ganar una ventaja de cinco metros con todos los que venían, todos grandes especialistas, que, además de empujar a Rudisha, se han beneficiado de su tirón. Destaco, sobre todos, al atleta de Botsuana Nijel Amos, de solo 18 años, que ha rematado muy bien. Creo que incluso en los mismos tiempos de Rudisha y ha terminado en 1m 41,73s, nuevo récord del mundo júnior y, curiosamente, la marca que logró Sebastian Coe en 1981 y que fue récord del mundo durante 16 años.

Controlaba todo por la pantalla y la primera vuelta ajustó su ritmo antes de ganar una ventaja de cinco metros con todos los que venían detrás

Las condiciones meteorológicas (26 grados, brisa fresca) han sido perfectas, pero es difícil que el tiempo influya en unos 800 metros. Si se calienta bien, el frío no cuenta; si hace calor, el músculo se calienta antes. Si es altitud, el perjuicio del poco oxígeno se compensa con una menor densidad del aire. Es lo que tiene el 800, la carrera en la que se cruzan todos los atletismos.

Juan Carlos Granado es el entrenador de Mayte Martínez, atleta española de 800 metros

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.