HOCKEY

“Me sentí impotente porque nos estaban robando”

Eduard Tubau, jugador español, se queja de la actuación de los jueces, que rectificaron sus decisiones ante Gran Bretaña

 Eduard Tubau durante el partido contra Gran Bretaña del martes
Eduard Tubau durante el partido contra Gran Bretaña del martesSERGEI ILNITSKY / EFE

Gran Bretaña-España. Riverbank Arena. Marcador: 1-1. Ataca el equipo de Dani Martín, que necesita un gol para alcanzar las semifinales y defienden los británicos, a los que les alcanza con el empate. Quedan 49 segundos y uno de los dos árbitros pita penalti-córner a favor de los españoles. Protestan los ingleses y se desdicen los colegiados. Gran Bretaña vuelve a perder la bola y ataca España. Quedan 17 segundos. Ahora son los dos árbitros los que coinciden: nuevo penalti-córner para España. Y, acto seguido, ante la presión de los anfitriones, nueva rectificación: no hay falta. Final del partido 1-1. Clasificada Gran Bretaña. Eliminada España. “Impresentable”, interviene el seleccionador español. “Es vergonzoso que los colegiados reabitren por sentirse rodeados”.

La indignación continuaba ayer en la expedición española, que jugará ahora por el quinto puesto, y los jugadores, como Eduard “Edi” Tubau (Terrassa, 1981) suscribían plenamente las declaraciones de Martín.

Pregunta. ¿Sabe quien son Simon Taylor y John Wright?

Respuesta. Sí, los árbitros que nos pitaron contra Gran Bretaña, uno neozelandés y el otro surafricano. No se me olvida.

P. ¿Y qué pasó?

R. Los árbitros se retractaron por dos veces de una decisión tomada. A falta de 49 y 17 segundos pitaron un penalti-córner a nuestro favor y luego se desdijeron por la presión de los británicos. Ya no había la opción de pedir la revisión del video, porque Gran Bretaña la había agotado con mucha anterioridad --y la imagen demostró que se había equivocado--, de manera que no podía haber marcha atrás en ninguna de las dos jugadas, pero rectificaron y nos dejaron sin semifinales porque podíamos haber transformado una de las dos opciones de gol. Una vergüenza.

P. ¿Usted cree que la misma situación se hubiera dado igualmente si el rival no hubiera sido Gran Bretaña?

R. Yo estoy convencido de que si pasó fue porque jugábamos contra los anfitriones de los Juegos. Ante cualquier otro rival no hubiera ocurrido y ahora puede que estuviéramos compitiendo por las medallas. Interesaba que continuara Gran Bretaña. Una cosa es equivocarse en la señalización de un penalti o de una falta y otra muy distinta cambiar de decisión en una competición olímpica. No me puedo creer que pueda ocurrir en unos Juegos.

P. ¿Y cómo se siente ahora?

R. Impotente, que es lo peor que te puede pasar. Una vez acabado el partido, ví a muchos de mis compañeros llorar, sobre todo a los más jóvenes, porque no asimilaban lo ocurrido. A mi no me saltó ninguna lágrima sino que me sentí impotente, porque nos estaban robando y no podíamos hacer nada. Acabaron con cuatro años de trabajo e ilusión con dos decisiones. Los Juegos es el torneo por excelencia para un jugador de hockey hierba, lo máximo, y nunca sabes si vas a poder volver.

P. ¿Usted, que ya compitió en Sidney, Atenas y Pekín, no recuerda haber vivido una situación igual?

Acabado el partido, los propios aficionados locales nos comentaban que tal vez era injusto lo que nos había ocurrido.

R. No. Y resulta menos comprensiva cuando nos reunieron después del debut y nos advirtieron que no se podía rodear ni presionar a los árbitros o, en caso contrario, nos amonestarían y sancionarían con dureza. Por lo que se vio, la amenaza no afectaba a los ingleses, porque hicieron lo que les dio la gana. Acabado el partido, los propios aficionados locales nos comentaban que tal vez era injusto lo que nos había ocurrido.

P. En el primer partido, contra Pakistán, se lesionó Santi Freixa, después de una dura entrada que quedó sin sanción, y al segundo cayó Pol Amat tras una jugada también algo dudosa. ¿Se sienten maltratados?

R. A la selección española se le respetaba más antes que ahora. La falta a Gugu no podía quedar impune y también tiene su miga la que le hicieron a Pol.

P. A pesar de quedarse sin dos de sus figuras, el equipo compitió bien contra Suráfrica, Argentina y Gran Bretaña. Nadie apostaba por ustedes.

R. Nos crecemos en la adversidad, somos más fuertes cuando nos tocan las narices, tenemos respuesta y nos crecemos. Queríamos dedicar el pase a las semifinales a Gugu y a Pol y no nos dejaron. Sacamos la rabia para combatir tanta mala suerte, competir hasta el final. Yo, al menos, voy a regresar con la cabeza muy alta de Londres. No nos han dejado progresar en los Juegos.

P. ¿Han notado mucho el cambio de seleccionador, de Maurits Hendricks a Dani Martín? Medalla de plata en Pekín y cuartos en Atenas, han quedado fuera del podio en Londres

R. Son dos estilos completamente diferentes. A Hendricks le avalan los resultados –en su etapa se ganaron más medallas (9) que en toda la historia anterior (8)—y Martín se ha encontrado con un equipo más joven, con un cambio generacional, y competimos igual de bien. Pero no siempre que se entrena muy bien se acaba ganando. Lo que ha cambiado han sido los resultados.

P. ¿Qué más le sorprende de los Juegos?

R. El nivel físico de los equipos ha aumentado muchísimo. Hoy ya no se puede ganar un partido solo con la técnica. Todas las selecciones ofrecen un plus en Los Juegos. Evoluciona el juego, el físico, la metodología. Mi favorito, en cualquier caso, sigue siendo Alemania porque sabe competir muy bien bajo presión. No practica un juego vistoso, pero tiene mucha sangre fría. Y después está Australia, muy potente físicamente, y Holanda, que juega muy bien.

P. ¿Cómo han encajado en la selección las declaraciones de su compañero Àlex Fàbregas al diario catalán Ara: “Juego con España porque no tengo otra opción. Mi sentimiento es catalán y no siento lo mismo escuchando el himno español que Els Segadors. En ningún momento juego pensando que lo hago por España” Àlex Fàbregas cerró su cuenta de Twitter después de recibir amenazas de muerte.

R. No hablamos mucho del tema en el equipo. Me parece una polémica más mediática que otra cosa. Prefiero no comentarlo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50