Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guardiola: "Mejor el empate que una victoria"

El técnico del Barça considera que un triunfo supondría la relajación del grupo y que las tablas les obligan a esforzarse en la vuelta

Pasado el cuarto de hora, la polémica apareció en Mestalla porque Pinto cortó un avance de Soldado con una mano fuera del área. El estadio clamó contra el árbitro y el asistente de banda, que obviaron la acción antirreglamentaria del portero azulgrana, que le habría acarreado la expulsión. "Me han dicho que fue mano fuera del área. Habernos quedado con 10 jugadores nos habría condicionado", reconoció Pep Guardiola sobre la jugada que enardeció a los valencianistas justamente un día después de que Sandro Rosell anunciara que no pintaban bien los arbitrajes para el club que preside. "La jugada pudo hacer que el partido fuera diferente con la expulsión de Pinto", advirtió, a su vez, Unai Emery, consciente de que para vencer al Barcelona hay que sumar demasiados detalles. "Que Rosell se siga quejando de los árbitros, que le va bien", añadió Soldado.

La indignación de Llorente era tremenda. El directivo mostró su enfado en Canal+: "Era una mano clara y ha condicionado el partido. Parece ser que hay que hablar de los árbitros. Hay dos equipos contra los que no tienen valor de pitar". No dio nombres, pero dejó claro a cuáles se refería: "Nosotros no le damos importancia a los árbitros. Otros que hablan durante toda la semana les condicionan. Cuando no habla el primero, habla el segundo. A nosotros, que no hablamos, no nos pitan".

Mestalla olvidó por unos instantes la discutida acción del portero titular del Barça en la Copa al adelantarse el Valencia después de una asociación entre Jordi Alba y Mathieu que culminó Jonas. Otra vez la banda izquierda del Valencia hacía sangrar al Barça a pesar de las precauciones de Guardiola, que sitúo a Puyol en el lateral derecho para evitar males mayores. El capitán del Barça, al igual que en la eliminatoria anterior, en el Bernabéu, ante el Madrid, enmendó a su equipo logrando la igualada tras un cabezazo a la salida de un córner que evidenció los problemas de Diego Alves por arriba. "Me preocupa que nos sorprendieran en el juego aéreo", se lamentó Emery, que en los dos últimos partidos del Valencia en la Liga se dejó cuatro puntos a balón parado.

Menos preocupado pareció el técnico azulgrana. "Desde que soy entrenador del Barça siempre nos han creado problemas aquí. Este es el partido en el que el Valencia ha estado más controlado", entendió Guardiola, que justificó la no alineación de Xavi por la acumulación de partidos. "Necesita descansar", dijo con contundencia. La única queja de Guardiola fue para el terreno de juego. "El campo estaba muy seco. En nuestra casa ya lo mojaremos", aclaró.

El portero brasileño del Valencia se redimió al inicio del segundo acto al detener un penalti lanzado por Messi y cometido por Miguel sobre Thiago. El astro argentino falló su segunda pena máxima de la temporada, tras la errada ante el Sevilla en la Liga. Por el contrario, Alves paraba su 11º penalti en su quinta temporada en el fútbol español.

Para entonces, el Barça se había decidido ir a por el partido, con Messi en plan estelar y los jugadores del Valencia persiguiendo camisetas azulgrana. "Messi te obliga a correr hacia atrás", reconoció Emery. Pero al Barça, de nuevo, le faltó sutileza en la creación y acierto en el remate para refrendar su superioridad. "Llevamos todo el año así. Valencia, Getafe y el gol anulado, Sevilla...", se quejó Guardiola, que tuvo una visión particular del resultado. "Mejor el empate que una victoria. Intuyo que el Valencia marcará en la vuelta. Si hubiésemos ganado, creeríamos que estaba todo hecho", explicó.

Emery tampoco quiso escudarse solo en el arbitraje y asumió la superioridad del rival: "El Barça ha sido mejor". Pero dejó claras sus intenciones para el duelo de la próxima semana: "Vamos a ir a Barcelona a ganar".

Diego Alves, el parapenaltis

A Diego Alves le llaman El Parapenaltis y se ha ganado el apodo a pulso. Mejor, con sus manos. El guardameta brasileño, que empezó la temporada turnándose en la titularidad con Guaita y ha terminado haciéndose con el puesto por una lesión en lamuñeca del valenciano, ha parado más penaltis de los que le han lanzado. Al portero le han tirado un total de 19 veces desde los 11 metros en la Liga: ha parado 11, ha visto cómo fallaban dos y ha encajado únicamente seis.

Solo cuatro jugadores de la Liga (Kanouté, Forlán, Edu yMessi) se han enfrentado a él en dos ocasiones y ninguno le ha marcado las dos veces. Por lo visto, Alves aprendió de su primer encuentro con el argentino: "Es un jugador que nunca sabes adónde lo va a tirar. Hay que aguantarle, intentar engañarle". Le había marcado cuando defendía lameta del Almería. Ayer, Alves aguantó y ganó la batalla.Messi hamarcado el 74% de los penaltis. Ha fallado 7 de 27. Cristiano Ronaldo ha lanzado 24 en elMadrid y solo ha errado uno. Se lo paró en un partido contra el Almería... Diego Alves.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información