Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ángel Torres | Presidente del Getafe

"Ir de víctimas desprestigia la Liga"

Su Getafe se asomó al abismo de la Segunda División la temporada pasada y reconoce que pasó "algo de miedo". Para que no se vuelva a repetir la historia, Ángel Torres Sánchez (Recas, Toledo; 1952) ha dado la vuelta al equipo como a un calcetín con 12 fichajes, 13 bajas y un nuevo entrenador, Luis García. Es la enésima reinvención de un presidente bien futbolero que afronta su undécimo curso al frente del club haciendo equilibrios financieros y a la espera de que llegué el maná procedente de Dubai. Este sábado visita el Bernabéu (20.00, GolT/Canal+Liga) con la ilusión de "coger despistado" al Madrid para puntuar.

Pregunta. Ha tenido un verano ajetreado, ¿no?

Respuesta. Sí. Veníamos de una temporada dura y además no nos quedaba más remedio que vender a nuestros mejores jugadores para cuadrar el presupuesto. Así que hemos cambiado al cuerpo técnico y el 50% de la plantilla y eso da mucho trabajo. Estamos contentos, pero habrá que esperar a mayo para poner las notas.

P. Y entre esos fichajes, regresan Güiza y Pedro León...

R. Tienen que dar el salto de calidad al equipo. Ojalá que con su llegada podamos reenganchar a más gente y llegar a los 14.000 socios que tuvimos el primer año en Primera y que luego hemos ido perdiendo.

P. ¿Cómo ha visto a Pedro León tras un año difícil en el Madrid?

R. Está bien. Vivió un salto grande del Getafe al Madrid y por lo que sea no encajó. Aquella polémica con Mourinho se resolvió mal. Quizá no era un jugador para ser titular indiscutible, pero tampoco se merecía que le desahuciaran así. Pero aquello es historia, tiene que presumir de haber jugado en el mejor equipo del mundo y hacer borrón y cuenta nueva. El futbol no se acaba en el Madrid, ya lo demostraron incluso Raúl y Guti.

P. ¿Le ha contado que le pasó?

R. No tuvo las suficientes oportunidades. No le he preguntado ni le quiero preguntar...eso quedará para él. Pero lo mejor que podía hacer era salir de allí. Tenemos una opción de compra y lo lógico es que la ejerzamos. El Madrid hizo en su día una inversión y nosotros se la vamos a compensar de alguna manera. Lo lógico es que si hace un buen año, vuelva a dar el salto a un grande y si no, pues se quedaría aquí.

P. Del Madrid también se trajo a Sarabia y lo intentó hasta el final con Morata.

R. Son los dos canteranos con mayor futuro de España. Con Sarabia estamos muy ilusionados. A Morata, el Madrid se lo llevó de aquí siendo cadete y ojala volviera algún día.

P. Por primera vez en su mandato ha fichado a un entrenador por más de dos temporadas. ¿Qué tiene Luis García?

R. Es un hombre muy joven, con hambre. Según está el mercado de entrenadores, su caché no era nada caro. Estoy convencido de que acabará en un grande y si nos pagan su cláusula habrá sido un éxito y habremos contribuido a formar un gran entrenador. No nos pidió nada, habría venido también si le hubiéramos ofrecido un año, pero tenía que pagar la cláusula para salir del Levante y había que compensar eso con un contrato más largo. Le ofrecimos un proyecto nuevo, aceptamos que viniera con todo su equipo y le prometimos una buena plantilla. De la lista de refuerzos que le anuncié, el único cambio fue que no vino Morata y sí Güiza. Pero no creo que se queje.

P. ¿Le gusta la Liga o piensa que es una "porquería" como dice Del Nido?

R. Futbolísticamente es la mejor Liga del mundo, sin duda. Tenemos a los mejores jugadores del planeta y por eso somos campeones de todo y tenemos la mejor selección, no solo en la absoluta sino en categorías inferiores. El problema es que somos un desastre organizativamente y estamos cometiendo muchos errores. Los únicos culpables somos los presidentes, que somos incapaces de poner orden y de respetarnos entre nosotros. Somos un país de pandereta; cuando no hay huelga de árbitros, la hay de jugadores y cuando no, líos entre equipos. Nos va la marcha. Hay que mejorar muchas cosas. La Ley Concursal ha hecho muchísimo daño, se ha perdido el respeto entre clubes. Da igual pagar o no pagar. En otros países el equipo que no paga no puede competir. Tiene que cambiar esa ley, la de las quinielas y tenemos que suprimir el partido en abierto.

P. ¿Tiene solución el tema de los derechos televisivos?

R. Del Nido se ha equivocado, la cosa no funciona si dejamos fuera de la negociación al Madrid y al Barcelona, que es a los que hay que quitarles el dinero. La única manera de articular esto es separar la Primera de la Segunda División y hacer ver al Madrid y al Barcelona que esto tiene que cambiar. En los próximos años ellos no pueden seguir creciendo. Hay que regularlo todo de tal forma que ningún equipo de Primera gane menos de 25 millones, que es lo que nosotros hemos propuesto siempre. El acuerdo es factible, pero para eso hay que dejarse de G30, G8 y G leches. Tiene que debatir toda la Liga sin grupitos ni exclusiones. Estamos condenados a entendernos.

P. ¿El futuro del Getafe pasa por Dubái?

R. El futuro del Getafe pasa por Getafe y por esta junta directiva. Pero si viene ayuda del exterior como llegó a la Premier, en Francia con el PSG o en el Málaga, y vienen a aportar cosas, a invertir y a crear ilusión, siempre es bueno. Soy ambicioso y no me conformo con sufrir cada año. Pero dueños serán cuando se les pasen las acciones en julio del año que viene y si cumplen todos los requisitos. Si cuaja será una buena operación. Podríamos dar un impulso al campo nuevo y no estaríamos obligados a vender a nuestras estrellas, pero hay que tener prudencia porque hay casos que han salido rana.

P. Y ante el Madrid, ¿cuáles son las aspiraciones del Getafe?

R. Hay que intentar hacer algo. No podemos ir derrotados de antemano, aunque no nos llega el mejor momento por cuestión de lesiones sobre todo. Tienen un equipazo y hay que respetarles, pero les podemos sorprender. Vienen de una semana de selecciones, con el lío de los portugueses, el viaje de los argentinos y, a lo mejor, les cogemos despistados. Estamos todos obsesionados con lo de la Liga de dos. Ir de víctimas desprestigia la Liga y tenemos que cambiar el chip. Sobre todo los entrenadores, tienen que ir a ganar al Bernabéu y al Camp Nou no agarrarse al victimismo. No hay que desanimarse, sino competir.

P. ¿Le gusta este Madrid?

R. Me encanta. Tienen un equipazo. Cuando estén engrasados serán una máquina con su juego directo y su potencial. Son auténticos atletas y tienen mucha calidad. Y Mourinho tiene algo especial. En muchas cosas puedes no coincidir con él, pero su capacidad para ganar títulos y para dirigir vestuarios complicados sin que nadie diga ni pío es incuestionable. Es un ganador nato y le han dado todos los poderes. El discurso bonito de decir lo que la gente quiere oír ya no vale. Está dando juego a la Liga y a la prensa. El único problema es que el Barcelona está en su ciclo bueno, la toca, te aburre y te marea. Pero este año se va a ver otro gran mano a mano.

P. ¿Qué puesto firmaría para esta temporada?

R. Nos conformamos con estar entre los 10 primeros, pero si alguno de los de arriba se equivoca y alcanzamos la sexta o la séptima plaza, mejor. Pero la aspiración es no sufrir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.