Entrevista:ALEX MUMBRÚ | Alero del Bizkaia Bilbao Basket

"No pararemos de correr"

A Alex Mumbrú (Barcelona; 1979), alero del Bizkaia Bilbao Basket, no le ha resultado fácil desconectar en los dos días libres que ha tenido la plantilla tras la última victoria de su equipo ante el Madrid, que le ha llevado a la final de la ACB que arranca el jueves ante el Barcelona. La gente no ha dejado de pararle por la calle para felicitarle. Por algo está considerado el "ídolo local", como le llaman los aficionados. "Todos están muy orgullosos" y en su opinión pueden seguir estándolo porque "nos dejaremos la piel y lucharemos hasta el final".

P. ¿Qué le parece eso de ser el "ídolo local"?.

R. Se lo agradezco pero no solo soy yo. Hay mucha gente detrás: el cuerpo técnico, el equipo entero...mucha gente que no se ve, como los utileros, personas del club. Y sobre todo Fotis (Katsikaris), que es quien nos ha traído hasta aquí. Es el capitán del barco. Se hace lo que él dice. Es quien asentó las bases de un proyecto, el que puso la seriedad y las cosas que hacían falta para seguir creciendo paso a paso. Ha sabido sacar lo mejor de cada jugador.

P. ¿Cómo ha madurado usted personalmente?

R. Yo siempre había jugado en equipos entre comillas más grandes: el Madrid, el Badalona, en la selección...y allí mi rol era un poco más secundario que aquí. Son roles a los que te van adaptando durante tu vida. Hay momentos mejores y peores. Ahora mismo estoy muy feliz, estamos jugando una final. Estoy contento por el Bilbao Basket, por el club, por la afición. Lo cierto es que este equipo no estaba hecho para ganar la competición, sino para hacer una buena Liga ACB. Así que tenemos que disfrutar.

P. ¿A qué atribuye el triunfo sobre el Madrid?

R. Una de las claves es que queríamos ganar, queríamos pasar a la final. El equipo estaba concentrado, no teníamos tanta presión como el Madrid. Y al final la gente confiaba en pasar. Y cuando el equipo confía y encima tiene talento, lo consigues.

P. ¿Y cuál es la clave para ganarle al Barcelona?

R. Son muchas cosas. Jugar nosotros muy bien e intentar parar su baloncesto. Es un equipo súper compensado por dentro y por fuera, donde todo el mundo puede jugar. Nuestro punto fuerte es el ritmo del partido. Tenemos que llevar el partido a un ritmo muy alto. No pararemos de correr: para arriba, para abajo...que se cansen. Aunque ellos tienen muchas rotaciones.

P. Históricamente, al Bizkaia Bilbao Basket se le ha dado mejor el Barcelona que el Madrid.

R. Este Barcelona es mejor que el Madrid. Además, al no meterse en la Final Four, su único objetivo es la Liga. Llevan meses concentrados en ganarla. Seguramente no contaban con nosotros. Ni ellos, ni mucha gente. Nos hemos metido en la final por méritos propios y ahora hay que salir a luchar.

P. ¿Ha sido una ventaja que no contaran con ustedes?

R. A veces sí. La presión es para el otro equipo, nosotros no tenemos nada que perder. Aunque cuando se está en una final nadie quiere perderla. Todo el mundo quiere salir a ganar. Así que ahora la presión está por igual. Cuando no cuentan contigo y te metes en la final es que algo estás haciendo bien. Seguro que no quieren perder el factor campo. Está bien que hablen de nosotros, pero hay que reconocer que el claro favorito es el Barcelona.

P. ¿Es más complicado el Palau que la Caja Mágica aunque la estadística diga lo contrario?

R. Más que el pabellón o el público, lo es el equipo. El Barça está muy bien, llega en muy buen momento. Pasó una época no muy buena después de no entrar en la Euroliga y tuvieron un mes complicado. Pero ahora está como motos, no han perdido ningún partido en playoff...

P. ¿Cree que el Barça depende en exceso de Navarro?

R. Es un desatascador. Tienen dependencia de él, pero no es el único. Es una pieza fundamental para el equipo de Xavi Pacual. Además de pararle a él hay que intentar frenar al resto por dentro: son muy grandes, muy físicos, todo el mundo aporta. Será duro.

El alero del Bizkaia Bilbao Basket Alex Mumbrú.
El alero del Bizkaia Bilbao Basket Alex Mumbrú.TXETXU BERRUEZO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS