Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los periodistas, objetivo de los partidarios de Mubarak

Algunos enviados especiales en El Cairo sufren el robo de cámaras y teléfonos mientras retransmiten en directo los enfrentamientos en Egipto.- Un reportero belga y cuatro israelíes, detenidos

Los periodistas han empezado a correr por las calles de El Cairo. De pronto, se han convertido en el objetivo de aquellos que defienden al todavía presidente de Egipto, Hosni Mubarak. Su delito, según los partidarios del mandatario egipcio, mostrar al mundo una imagen que no se ajusta a la realidad. La manifestación multitudinaria de ayer , pacífica hasta que el presidente anunció que no dimitiría, se convirtió en un enfrentamiento cara a cara contra los defensores del régimen , que salieron a la calle para encontrarse con los detractores. Éstos, indignados por el comunicado de Mubarak, elevaron el tono de las protestas y se negaron a moverse de la plaza de la Liberación. Comenzó entonces una batalla campal de la que los periodistas no han salido indemnes. Perseguidos por las calles, se han encontrado a grupos de personas perfectamente organizados con machetes en las manos. Escondidos para evitar ser golpeados, varios periodistas se han encontrado indefensos en mitad de los enfrentamientos y han tenido que esquivar palos, piedras y navajazos. Algunos, han sido golpeados mientras retransmitían en directo y han sufrido el robo de cámaras y teléfonos móviles.

"¡Mentirosos, mentirosos, nosotros sí queremos a Mubarak!", gritaban a los periodistas, que se han visto obligados a resguardarse en hoteles. Un coche de la Cadena Ser ha sido apedreado mientras el enviado especial de RAC1, Sal Emergui, se ha visto obligado a cortar su narración en directo para evitar que le robaran el teléfono "a puñetazos". Algo parecido le ha tocado vivir al enviado especial de TV3, Joan Roura , que también ha tenido que cortar su emisión en directo. Tras "desaparecer" durante unos minutos ha retomado la conexión y ha explicado que le habían golpeado "la mar de bien" y ha sido saqueado. "Se sienten totalmente agredidos por la cobertura internacional de la revueltas. Consideran que la prensa se ha posicionado totalmente del lado pro Mubarak", ha explicado

Anderson Cooper, periodista de CNN Internacional, ha narrado a través de un vídeo que ha colgado en su página web los incidentes en los que se ha visto envuelto junto con su productora y su cámara. "No podemos hacer fotos, en cuanto ven las cámaras nos persiguen. Hemos recibido golpes en la cabeza y en la cara. Lo más seguro aquí es permanecer juntos e irte a un sitio seguro", ha contado desde la terraza de un edificio.

Un belga y cuatro israelíes, detenidos

Peor suerte ha corrido el periodista belga del diario Le Soir Serge Dumont, que además de haber sido agredido ha sido detenido mientras cubría los enfrentamientos entre defensores y detractores del presidente. El viceprimer ministro de Exteriores belga, Steven Vanackere , ya se ha movilizado para pedir, a través de un comunicado, la libertad "inmediata" del reportero. "El diálogo abierto con la sociedad civil implica que las autoridades aseguren el respeto de la libertad de expresión", ha recordado.

La Embajada de Bélgica en El Cairo ha podido contactar con el periodista vía telefónica. "(Dumont) ha sido detenido por las fuerzas del orden egipcias después de haber sido agredido cuando seguía las manifestaciones en calidad de periodista", ha informado en una nota el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Cuatro reporteros israelíes también se encuentran detenidos en El Cairo, al parecer por violar el toque de queda y entrar en el país con visado de turistas en lugar de con visado de trabajo. El Ministerio de Exteriores de Israel ya está en contacto con las autoridades egipcias para pedir su liberación. "Pedimos a todos los reporteros israelíes que llegan a El Cairo que se mantengan alerta, actúen con responsabilidad y cumplan las normas del lugar", ha señalado el Ministerio en un comunicado.

La reacciones a la situación violenta no se ha hecho esperar. EEUU se encuentra "profundamente preocupado" por los ataques contra los medios y manifestantes pacíficos y, a través de un comunidado, "deplora y condena la violencia" que ocurre en Egipto. El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs , ha reiterado el llamamiento de su Gobierno a la calma en el país árabe.

"EEUU deplora y condena la violencia que tiene lugar en Egipto y nos encontramos profundamente preocupados por los ataques contra los medios de comunicación y los manifestantes pacíficos. Reiteramos nuestro firme llamamiento a la calma", indica el comunicado de la Casa Blanca.

El columnista de New York Times Nicholas Kristof, ha contado a través de su blog lo que ha vivido durante todo el día en la plaza de la Liberación. "Es absurdo pensar que lo que está pasando aquí es el enfrentamiento entre dos grupos rivales. Los que están a favor de la democracia protestan pacíficamente, y los que apoyan a Mubarak llegan en autobuses, organizados y utilizan armas", narra el periodista, que acaba su post con un llamamiento: "Espero que la comunicad internacional denuncie este tipo de brutalidad, aparentemente organizada por el Gobierno".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.