Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serrano recupera su zurda

El extremo catalán, que reaparecía tras ocho meses de baja por una lesión de rodilla, concede el triunfo al Racing en Mallorca

Al finalizar el partido, los jugadores de Racing hicieron una piña alrededor del dorsal 22, Óscar Serrano . Tras ocho meses de baja por una lesión de rodilla, el extremo catalán acababa de celebrar su regreso a la competición con un espléndido gol en el descuento. Entró en el minuto 88 y marcó en el 91, un zurdazo colocado a la escuadra, tras apoyarse en Bolado para lanzar el contragolpe. Fue la única buena noticia de una tarde de fútbol indigesto.

Los dos equipos venían de recibir sendas broncas por parte de sus entrenadores. "Habría cambiado a toda la defensa", amenazó el técnico racinguista Miguel Ángel Portugal, tras la goleada encajada por su equipo en Málaga (4-1). "Más control del balón", exigió Michael Laudrup a los suyos durante un entrenamiento que acabó en reprimenda pública por la derrota (3-0) en Getafe.

Mallorca, 0; Racing, 1.

Mallorca: Aouate; Cendrós, Nunes, Ramis, Corrales; Joao Víctor, Martí; Castro (Víctor, m.65), De Guzmán (Nsue, m.61), Pereira y Webó. No utilizados: Lux, Ratinho, Ayoze, Tuni, Cavenaghi.

Racing: Toño; Pinillos, Henrique, Torrejón, Christian; Kennedy (Serrano, m.88), Colsa, Adrián (Ariel, m.77); Lacen, Rosenberg (Bolado, m.83) y Munitis. No utilizados: Mario, Cisma, Francis, Bedia.

Árbitro: Iturralde González. Mostró la tarjeta amarilla a Ramis.

Goles: 1-0. M. 91. Serrano culmina un contragolpe elevando el balón sobre Aouate.

12.357 espectadores en el Ono Estadi.

Ayer, los chicos se aplicaron: el Racing defendió bien y el Mallorca tuvo la pelota. Pero apenas sucedió nada más. Los cántabros nunca dieron un paso adelante y los locales no supieron sacar rédito de la posesión. Las escasas oportunidades llegaron aisladamente, como consecuencia de barullos o indecisiones: un mano a mano que Toño resolvió ante Víctor, un disparo envenenado de Colsa.

En los minutos de la basura se resolvió un partido ya de por sí bastante maloliente. Recobrado el vigor de su zurda, Serrano demostró que no se ha dejado el olfato goleador en el dique seco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.