Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro no para

El canario ha marcado siete goles en los siete últimos partidos - El Barcelona se enfrenta a las 21.00 a la Real Sociedad

La primera vez que Josep Guardiola vio jugar a Pedro Rodríguez fue en un vídeo. Buscaba jugadores para confeccionar la plantilla del Barcelona B en Tercera División y en el club pusieron a su disposición todo lo que había en la casa, incluidos los jugadores a los que ese verano se les iba a dar el pasaporte de salida de la cantera azulgrana. Pedro Rodríguez era uno de esos. "Era un extremo y solo por eso ya me llamó la atención. Le cité a un entrenamiento... y hasta hoy". No se cuelga medallas Guardiola: "Evidentemente, no podía ni imaginarme su progresión... el mérito es suyo, solo suyo".

Su progresión ha sido impresionante: jugó 15 partidos, en tres competiciones, en la campaña 2008-2009, y 52 en seis torneos diferentes durante el curso 2009-2010. Decisivo tanto por sus goles (23) como por su solidario comportamiento en el campo, Guardiola llegó a reconocer el curso pasado que no habría dinero en el club para pagar un futbolista como él si tuvieran que salir al mercado a buscarlo.

Tres años después de su sorprendente aparición en el fútbol de élite, a Pedro Rodríguez hace tiempo que ya no le llaman Pedrito, que ha cambiado el 27 por el 17 y que puede presumir de ser el único jugador del mundo que ha metido un gol en todas las competiciones que ha jugado en una misma temporada. Lo ha ganado todo, incluido el Mundial de Sudáfrica 2010. Y no para. No para y, además, últimamente parece que no hay quien le pare: Lleva siete goles en los últimos siete partidos consecutivos en los que ha aparecido, porque ya no juega los minutos de la clase B, sino que es jugador de partido grande, titular contra el Real Madrid, sin ir más lejos. Mientras, su entrenador, Guardiola, sigue rendido a su talento y a su capacidad de trabajo.

Ayer, sin ir más lejos, después de llenar de elogios a la Real Sociedad, que esta noche (21.00 h. Canal+) regresa al Camp Nou -"es una gratísima sorpresa, un histórico de gran tradición que si está donde está, sexto, es porque lo que hace lo hace muy bien, hemos de tener mucho cuidado"-, y después de defender el buen nombre de Qatar, país en el que vivió dos años y que será patrocinador del Barcelona -"aquí también hay injusticias; las mujeres tienen derechos, trabajan, conducen, pero respetan espacios separados del hombre porque su religión lo marca"-, Guardiola habló de Pedrito.

"Es muy bueno", dijo a modo de resumen. Lo explicó: "Puede jugar en ambos lados y juega mucho en función de sus compañeros, porque es solidario. Corre como el que más y es buena gente". Incidió Guardiola, saliendo del campo para meterse en el terreno personal. Pedro, uno de esos tipos que cumple el dicho de que es mejor persona que jugador, llevó a Guardiola a asegurar: "Teniendo un padre que trabaja en una gasolinera no puede ser mal jugador. Es un sol de niño y una suerte tenerle con nosotros".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.