CICLISMO | DOPAJE

El Astana apoya la suspensión temporal de Contador

El anterior equipo del español emite un comunicado en el que asegura que espera "más explicaciones" por parte del corredor

El equipo Astana, con el que Alberto Contador ganó los Tours de 2009 y 2010 antes de despedirse el pasado agosto para comprometerse por dos temporadas con el Sungard Saxo Bank, ha decidido apoyar la suspensión temporal del ciclista madrileño decretada por la UCI tras el hallazgo de restos de clembuterol en su orina durante la última ronda francesa. El equipo ha asegurado que espera "más explicaciones" por parte del corredor.

La que fue la casa del corredor español se ha desmarcado completamente de cualquier implicación en el posible caso de dopaje del español y ha emitido un comunicado hoy en el que señala que sus dirigentes, todavía sorprendidos por los últimos acontecimientos, aguardan esas explicaciones "antes de tomar cualquier decisión que sería prematura, dada la complejidad del caso".

Más información

Contador perteneció a Astana desde 2008 hasta el pasado mes de agosto, cuando se ligó contractualmente con el nuevo equipo dirigido por el holandés Bjarne Riis.

La UCI anunció el jueves la suspensión temporal de Contador, ganador de tres Tours de Francia, una Vuelta a España y un Giro de Italia, mientras se investiga el origen de los 50 picogramos de clembuterol que se encontraron en una muestra de orina tomada al corredor durante una jornada de descanso del último Tour. Ahora el español se arriesga a una sanción de dos años

La federación española, hasta ayer totalmente huérfana de información sobre el problema, deberá en los próximos días abrir expediente sancionador a Contador y decidir sobre su suerte. Si la UCI no está de acuerdo con la decisión española, podrá recurrir ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

L'Equipe apunta a autotransfusiones

Los medios de comunicación siguen ofreciendo datos sobre el positivo de Alberto Contador que despejan o añaden más dudas sobre el caso. Ahora le ha tocado el turno el turno al periódico francés L'Équipe, que lejos de apoyar al ciclista español ha destacado una tesis que pone en tela de juicio su versión. Según revela hoy el diario, la orina de Contador en la que el laboratorio de Colonia detectó una ínfima cantidad de clembuterol contenía también restos de un componente plástico presente en las bolsas de sangre, lo que indicaría, si esto se confirma, que el ganador del Tour se practicó una autotransfusión.

Esa es la única prueba que manejan los investigadores para demostrar que el ciclista de Pinto se dopó en la pasada ronda gala, mientras que otros muchos indicios analizados hasta ahora apuntan a la tesis de la intoxicación alimentaria esgrimida por el corredor.

L'Équipe señala que la Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) han encargado a un grupo de científicos alemanes que investiguen el sorprendente caso de Contador.

La poca cantidad de clembuterol encontrada en la orina del ciclista en el análisis practicado el pasado 21 de julio en Pau, en vísperas de una durísima etapa pirenaica, parecen descartar que el ciclista hubiera recurrido a esa sustancia para doparse.

Pero los investigadores tratan de determinar si esos restos de la sustancia dopante pueden provenir de sangre propia que el ciclista se inyectó durante la jornada de descanso.

Para apoyar esta tesis, los científicos han aplicado a la orina de Contador un método ideado por el doctor Jordi Segura, del laboratorio de Barcelona, que permite detectar la presencia de una sustancia plástica que dejan como resto las bolsas que sirven para transportar sangre.

Ese producto, conocido como di(2-éthylhexyl), se halló en la orina de Contador obtenida ese día, según L'Équipe y un periodista alemán, Hans J. Seppel, de la televisión alemana estatal ARD.

La UCI y la AMA no han confirmado las informaciones de L'Équipe y se han limitado a asegurar que la investigación sigue su curso.

Lo más visto en...

Top 50