Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mendilibar: "Él fútbol son ciclos y el mío ha terminado"

El técnico vasco, que será relevado por Onésimo, se despide del banquillo vallisoletano

Con un final prematuro. Así ha finalizado la etapa de José Luis Mendilibar al frente del banquillo del Real Valladolid, del que se ha despedido a través de una rueda de prensa en la que el técnico ha afirmado que "es ley del fútbol. Cuando empiezas en un sitio no sabes hasta cuando vas a poder estar. No sabes nunca si el ciclo se ha terminado hasta que ha llegado el final. Ha sido así. Me hubiese gustado que hubiese sido al final de campaña, con el club en Primera. Espero que la gente con la que he tratado se quede con algo bueno de mí. Que este tipo ha sido buen tío y se ha marchado intentándolo", ha declarado.

En este sentido, Mendilibar ha remarcado que "los resultados mandan" y no ha querido matizar si "es justa o injusta. Es y punto". Mendilibar ha señalado que "os había acostumbrado mal. Siempre habíamos renovado por esas fechas (noviembre o diciembre) y parecía que al no haber renovado en esas fechas algo no funcionaba. Son ciclos y lo he terminado antes. No veía las cosas tan claras como antes".

Asimismo, el técnico vasco ha admitido que "pasas momentos malos, agobiados, pero en general no. Las últimas semanas igual han sido en las que más convencido he estado de poder sacar esto adelante. Quizás ha habido momentos en esta temporada en los que no he sido yo". Para el técnico, el conjunto vallisoletano no esta "jugando bien. Hemos estado peor en la clasificación y jugando mejor. Sé que el año no ha sido bueno y me tengo que atener a eso".

Por otro lado, Mendilibar no ha querido aventurarse sobre si es posible que regrese al club vallisoletano en un futuro. "El fútbol no sabes a dónde te puede llevar. Me imagino que habrá gente que no haya estado a gusto con mis decisiones. En general, he sido aceptado por la masa social del club, y eso reconforta. Es de agradecer, pero nada más", ha puntualizado.

Preguntado por el nuevo entrenador, Onésimo Sánchez, y el futuro del equipo para esta temporada, el preparador vasco ha pronosticado que el Real Valladolid "se va a salvar y que va a haber tres equipos por debajo. Con Onésimo me he llevado muy bien, con contacto diario. Le deseo lo mejor a un tipo que se hace querer y con el que no he tenido ningún problema".

Para finalizar, Mendilibar ha tenido palabras de agradecimiento hacia los jugadores, todos los empleados del club y la afición, que ha apoyado al técnico incluso el día de su despedida con aplausos a su salida de la zona de prensa del estadio José Zorrilla.

"Es un sueño"

El nuevo entrenador del Real Valladolid, Onésimo Sánchez, ha dejado claro durante su presentación que entrenar al conjunto blanquivioleta "es un sueño" que cumplirá cuando consiga que se mantenga en Primera. "Todos tenemos un sueño en lo profesional. Ayer empecé a cumplirlo. Para mí, es lo más. Tampoco estoy demasiado preocupado porque tengo una confianza que espero transmitir. Eso sí, ha costado dormir. He charlado hasta con el perro. He cumplido un sueño pero falta lo esencial", ha afirmado.

"Entrenar en mi casa y a mi equipo de siempre es mi mayor ilusión, pero tenía claro que no iba a ser un entrenador de paso y cuando me expusieron la propuesta lo único que pedí fue confianza. Este paso no lo quería dar de cualquier manera. Lo vamos a conseguir, vamos a pelearlo a muerte, confío en mi gente, ya que todos queremos estar libres cuanto antes", ha añadido.

Onésimo Sánchez jugó como futbolista en Valladolid, Rayo Vallecano, Barcelona, Sevilla, Cádiz, Burgos y Palencia, mientras que, como técnico, ha dirigido a Palencia, Real Valladolid B y Huesca. Ahora da el salto al primer equipo, entrenado durante las tres temporadas y media anteriores por el vasco José Luis Mendilibar, alguien del que Onésimo ha aprendido "mucho".

"Un cambio siempre es difícil, sobre todo para la gente que ha trabajado con un entrenador que no es cualquiera para todos. Quiero dejar muy claro que yo he aprendido mucho con José Luis. Nos ha dado muchas cosas. Es un gran profesional y un gran compañero. Es un tío que ha hecho algo especial e imborrable, por eso me parece muy acertado aplaudir a un entrenador que ha hecho tanto", ha reconocido.

El nuevo técnico ha admitido también que está de acuerdo en muchos conceptos con Mendilibar y ha indicado que es "una gran ventaja" el hecho de que conozca bien a la plantilla. "Lo primero que tenemos que hacer es transmitir a los jugadores lo que queremos. A mí me gusta mucho manejar, tener la pelota, ser nosotros los que pongamos condiciones, aunque también estar preparados defensivamente para lo que nos pueda pasar", ha explicado. Una manera de entender el fútbol que no va a cambiar "ni por los nombres, ni las aptitudes, ni las actitudes", ha subrayado Onésimo, quien ha incidido en que hay que estar tranquilos "ya que las cosas no salen por huevos".

"Las cosas salen por condiciones, conceptos, trabajo, identidad. Sí que me gusta que mi equipo apriete y corra, pero no que se diga que va a la guerra, ya que el fútbol es un deporte en el que hay que disfrutar del trabajo bien hecho", ha argumentado. Aún así, Onésimo ha resaltado que al Valladolid no tiene "tiempo" y que a los cinco minutos de aceptar su nuevo cargo ya estaba pensando en el próximo encuentro de Liga ante el Valencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.