Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Al León se le va la victoria en el último cuarto

Haislip se convierte en una pieza clave para el Unicaja y consigue la mitad de sus puntos

El equipo leonés salió enchufado en el primer cuarto dejando todo tipo de complejos en el vestuarios sabedores de que enfrente estaba uno de los grandes de la Liga y de Europa y eso fue suficiente motivación para realizar los diez primeros minutos mejores de toda la temporada. El Grupo Begar León se quedó a las puertas de dar la sorpresa ante el Unicaja en un partido dominado hasta los últimos cinco minutos del partido, donde los malagueños estuvieron más acertados y acabaron así con el mejor partido de los leoneses en lo que va de temporada.

El equipo malagueño basó su juego tan solo en el incombustible Haislip que lograba la mitad de los puntos del primer cuarto, mientras que los leoneses se estaban sintiendo muy cómodos consiguiendo ventajas máximas de hasta siete puntos y con la tranquilidad de que enfrente, el Unicaja no estaba nada fino. En el segundo cuarto, con un parcial inicial de 0-5, el Unicaja se metía en partido, pero León no estaba por la labor de regalar nada y con un triple de Marco, las distancias se mantenían.

Con el paso de los minutos, el desgaste del equipo leonés comenzó a pasar factura, una situación que sirvió para el debut del nuevo jugador del equipo leonés, Germaine Jackson que sirvió también para dar frescura a los leoneses que vieron como al descanso el Unicaja lograba la primera ventaja en el electrónico por 39-41.

Pero León no estaba dispuesto a tirar la toalla y en el tercer cuarto fueron a por todas dejando al Unicaja sin argumentos para controlar un partido donde la lógica imponía que no tenía que ser demasiado problemático para los de Scariolo.

El equipo leonés logró dar la vuelta al mínimo marcador y con un parcial de 11-4, los de Aranzana volvía a lograr la máxima del partido con siete puntos de ventaja obligaba a Scariolo a pedir un tiempo muerto porque el partido se podía escapar.

León siguió manteniendo mínimas ventajas para afrontar un último cuarto de infarto, pero el equipo de Aranzana apostó por el camino equivocado ya que quiso resolver en este último cuarto a base de triples, una situación que facilitó la remontada al Unicaja que obligaba a Aranzana a pedir tiempo muerto cuando los malagueños se ponían cuatro arriba.

Un 6-16 del Unicaja fue suficiente para mantener las ventaja justa hasta el final en unos últimos minutos donde la actuación arbitral fue muy protestada en el banquillo leonés que vio como el gran trabajo de todo el partido se vino abajo en esta recta final.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.