Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

El entrenador del equipo ruso de atletismo, suspendido provisionalmente por dopaje

Le acusan de haber suministrado sustancias prohibidas a dos atletas

El entrenador jefe del equipo nacional de atletismo de Rusia, Valeri Kulichenko, ha sido suspendido hoy provisionalmente en medio de las acusaciones que le vinculan con el dopaje de dos atletas rusas. Kulichenko, que fue ingresado recientemente en el hospital tras sufrir un infarto, ha sido apartado del cargo por decisión de la Federación Rusa de Atletismo (FRA), según ha informado la agencia "Ves-Sport".

El entrenador, en ningún caso viajará con el equipo nacional a Osaka, ciudad japonesa que acogerá a partir del próximo 25 de agosto los campeonatos mundiales de atletismo al aire libre. Las acusaciones proceden de Nikolái Belobórodov, entrenador de la campeona de Europa de lanzamiento de martillo y plusmarquista mundial, Tatiana Lysenko, que fue recientemente suspendida por presunto consumo de sustancias prohibidas.

La lanzadora, que situó recientemente el récord mundial de su especialidad en 78,67 metros, era una de las favoritas al oro en Osaka. Beloboródov acusa a Kulichenko de suministrar a Lysenko y otra de sus pupilas, Yekaterina Joróshij, sustancias prohibidas en vez de vitaminas. Kulichenko niega todos los cargos: "Nunca he dado sustancias prohibidas a Lysenko. Parece que a alguien no le gusta que los atletas rusos hayan mostrado un gran rendimiento bajo mi mando".

El entrenador jefe ha añadido que expertos rusos han negado que las sustancias ingeridas por esas dos atletas rusas sean dopantes, algo que ha sido confirmado por Nikolái Durmánov, jefe de la comisión antidopaje de Rusia. Tras el aplastante dominio ruso en los campeonatos europeos de atletismo al aire libre celebrados en 2006 en Gotemburgo, el presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, acusó a Rusia de recurrir a "métodos prohibidos para mejorar el rendimiento de sus atletas".

Rusia obtuvo en Gotemburgo 34 medallas, doce de ellas de oro, el 25 por ciento del total (141 metales), el mejor resultado de su historia, 12 de plata y 10 de bronce, apabullando a sus rivales especialmente en el cuadro femenino. El portavoz de la FRA, Rostislav Orlov, ha respondido que la Federación rusa no recurre a métodos que permitan eludir los controles antidopaje y los atletas rusos "no podrían pagarlos, en ningún caso, ya que son muy caros".

El caso más sonado de dopaje entre atletas rusos en los últimos años tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuando el COI retiró la medalla de oro a la lanzadora de peso Irina Korzhanenko por consumo de estanozolol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.