LIGA | REAL MADRID

El Madrid pone el colofón en la Almudena

El equipo ofrece la Copa de la Liga a los madrileños tras el triunfo logrado ayer en el Santiago Bernabéu

Tarde de rostros y protagonistas en la Puerta del Sol madrileña. Tras casi un mes no apto para cardíacos, el pitido final marcó el inicio de la euforia que se desató dentro y fuera del Santiago Bernabéu hasta pasada la medianoche. Y después de una noche apoteósica, el Real Madrid ha acudido a la Casa de Correos con las ausencias de Beckham, Roberto Carlos, Cassano, Emerson, Marcelo, Robinho y Gago para ofrecer la copa a todos los madrileños y recibir de la mano de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, una medalla de reconocimiento.

Más información

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, ha iniciado las celebraciones con un discurso de agradecimiento "a todos los que han confiado en nuestro club, a los socios, peñas y afiliados del Real Madrid" por el "apoyo concedido" para conseguir el título liguero. El baloncesto también ha tenido cabida en el discurso de Calderón, quien ha asegurado que "volverán también con la copa de baloncesto", a pesar de los cuatro partidos que restan a la final de la ACB.

Calderón se ha confesado "orgulloso de contribuir con su granito de arena", y ha prometido seguir trabajando en el proyecto deportivo iniciado hace un año, sin olvidar la labor social ejercida desde el club. "Mantendremos la integridad social promoviendo actividades que acerquen el deporte a la sociedad y transmitir los valores deportivos para formar mejores ciudadanos", ha prometido el máximo mandatario.

La presidenta de la Comunidad ha mostrado su alegría por la trigésima Liga conseguida por el club blanco, y ha tomado la palabra para elogiar una labor deportiva que se refleja en "cientos de millones de seguidores en todo el mundo". "Sois el orgullo de la Comunidad", ha apostillado Aguirre, que ha calificado al Real Madrid como "el equipo del mundo", antes de recibir una camiseta conmemorativa del equipo con su nombre serigrafiado a la espalda.

Con gritos de "Raúl, Selección" y "Eto'o, cabrón, saluda al campeón" han sido recibidos los jugadores en su aparición en el balcón de la Casa de Correos. Los miles de aficionados que colpaban la Puerta del Sol han respondido con vítores las palabras de los madridistas, que han tomado el micrófono para agradecer el apoyo "en los momentos más difíciles". "Esta Liga es vuestra, nadie os ha regalado nada", ha gritado Iker Casillas desde el balcón con la tradicional We are the champions de fondo.

Después de Aguirre, Gallardón

Después de firmar el Libro de Honor, los componentes del equipo se ha dirigido a la Plaza de la Villa para ser recibidos por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Subidos al balcón principal, el combinado blanco ha jaleado a los miles de aficionados congregados que no han dejado de gritar "¡Así gana el Madrid!".

El capitán del Real Madrid ha agradecido el apoyo, pero la afonía le ha impedido hablar con claridad y han sido Guti y Ramón Calderón quien ha completado las palabras del '7' blanco. El presidente blanco ha respondido las peticiones del público y ha terminado la aparición saltando al grito de "¡Que bote el presidente!".

Ya en el interior, Ruiz Gallardón ha querido compartir el sentimiento del equipo y ha elogiado la voluntad, la elegancia, las ganas y el coraje del Real Madrid para conseguir el trigesimo título liguero. "Lo pasasteis mal, hoy estáis aquí, sois campeones y los madrileños estamos agradecidos. Sois los mejores", ha declarado Gallardón, quien ha vaticinado, irónico, una nueva celebración el año próximo "un poco más cerca", en alusión al cambio de sede del Ayuntamiento.

El alcalde de Madrid también ha aprovechado el momento también para pedir la colaboración a la casa blanca para la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016, algo que ha correspondido el presidente del club con promesas de cara a la decisión del Comité Olímpico.

Tras los discursos oficiales y el posado ante los fotógrafos, el alcalde ha obsequiado a los jugadores con una réplica de la puerta de Alcalá en miniatura en reconocimiento a la labor futbolística de todo el año, con la ausencia destacada del inglés David Beckham y Roberto Carlos, entre otros. A cambio, el equipo le ha regalado una camiseta con el su nombre y el número 30 en el respaldo.

La Almudena se viste de blanco

Para finalizar el planning, los jugadores se han dirigido a la catedral de la Almudena, en el centro de Madrid, para ofrecer el trofeo a la Virgen, patrona de Madrid. Raúl y Guti han sido los encargados de portar la Copa junto a varios ramos de flores, arropados por los aplausos del público allí congregado. El arzobispo de Madrid, Rouco Varela, ha oficiado una pequeña celebración religiosa que ha terminado con una oración. El colofón final ha sido un nuevo posado ante el altar de toda la plantilla, que pone el fin a la celebración oficial de la trigésima Liga después de cuatro años de sequía.

Las calles de la capital se inundaron de nervios e incertidumbre. Al final, todos celebraron el triunfo del Real Madrid.DELIA MUÑOZ, BLANCA VIELVA

Lo más visto en...

Top 50