Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1

La escudería BAR-Honda, excluida de los Grandes Premios de España y Mónaco

El equipo de Jason Button ha sido sancionado por competir con un coche menos pesado de lo permitido

BAR-Honda ha sido excluida del Gran Premio de Imola y de las dos próximas carreras por haber competido con un coche menos pesado de lo permitido, según anunció la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y tras las declaraciones de ayer de Fernando Alonso. El piloto asturiano, que "para nada" se arrepiente, se reafirmó este jueves en sus acusaciones.

El Tribunal, presidido por el español Xavier Conesa y compuesto por el austriaco Erich Sedelmayer, el canadiense Pierre Tourigny y el griego Vassilis Koussis, ha considerado probado que los coches no cumplían con el reglamento técnico de la Fórmula 1. También consideran probado que una vez manifestado por los representantes del equipo BAR-Honda que habían "sacado toda la gasolina" del coche de Button, aún quedaban en el mismo 2,46 kgs en el depósito principal y otros 8,92 en un compartimento "especial".

El Tribunal de Apelación considera estos hechos como "un fraude", además de no haber informado del depósito escondido, ni haber solicitado una aclaración del Reglamento Técnico lo que representa "una negligencia lamentable y falta de transparencia". Después de haber sacado la totalidad de la gasolina del coche de Button, este pesaba 594,6 kg lo que le hacía no conforme con el reglamento, que requiere un peso mínimo de 600 kgs.

La sanción llega justo un día después de que el piloto español Fernando Alonso acusara a Ferrari y BAR-Honda de "hacer trampas". El asturiano declaró ayer que "hay dos equipos que hacen trampas. Uno es BAR-Honda y se demostró en Imola. Otro es Ferrari, que se entrena más de lo acordado entre todos los equipos". La reacción de Ferrari no se ha hecho esperar. Su estrella, Michael Schumacher, ha anunciado que dará esta misma tarde una rueda de prensa para contestar a las declaraciones de Alonso y que han motivado la suspensión de BAR-Honda.

"La prensa española no entiende de Fórmula 1"

Alonso ha vuelto a hablar este mediodía y se ha ratificado en sus acusaciones de fraude. "Lo de BAR está en manos de la FIA y hay unas reglas que hay que cumplir. Y lo de Ferrari, todo el mundo sabe menos en España que se han hecho unos acuerdos en los equipos para recortar gastos y su comportamiento no deportivo es extraño", aseguró.

El piloto de Renault volvía a insistir en que la prensa deportiva española no sabía tratar la Fórmula 1 y que se le somete a demasiada presión. Así, argumentó que sus declaraciones han tenido más eco en España que en otros países porque aquí no se sabe "mucho" de Fórmula 1, como ya había manifestado en otras ocasiones.

"Ya dije ayer que me están esperando a que pinche para que me digan que no aguanté la presión. Corrí en Malasia con mucha presión y supe aguantarla. En Bahrein llegaba líder del Mundial y pude aguantarla y en Imola llegaba con una presión insoportable por correr en casa de Ferrari como líder y aguantado a Michael y ahora llego a España y vuelvo a tener presión. Bienvenida sea mientras siga ganando y cuando no gane si es debido a que tengo presión poned lo que queráis", espetó.

Respecto al futuro, Alonso explicó que sus acusaciones contra Ferrari no tienen por qué cerrarle las puertas de la escudería italiana. "Yo tengo contrato para este año y el próximo con Renault y quien se acuerde de esto dentro de dos años...es que tiene buena memoria", comentó.