FINAL LIGA DE CAMPEONES

La 'novena' ya está en Madrid

Los jugadores han seguido el recorrido habitual: Comunidad de Madrid, Ayuntamiento, la catedral de la Almudena, Cibeles y, por último, el Bernabéu

La novena Copa de Europa conquistada por el Real Madrid ayer ya se encuentra en la capital. El avión con la expedición madridista aterrizó hacia las 16.45 horas en el aeropuerto de Barajas para iniciar un largo periplo de celebración del título continental, pasando por la fuente de la Cibeles, a las sedes de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, la catedral de la Almudena y acabar en el estadio Santiago Bernabéu.

El primero en salir de la aeronave fue el capitán del equipo, Fernando Hierro, el encargado de llevar a suelo español el trofeo de la Liga de Campeones. A su lado han salido los otros dos capitanes del equipo, Raúl, autor del primer gol de ayer, y Guti.

Más información

Desde una de las ventanillas de la cabina del avión de la compañía Iberia (el Airbus A320 Mar de Ontígola), que ha trasladado a la expedición madridista desde el aeropuerto de Edimburgo, ha asomado una bandera del equipo mientras rodaba por las pistas en busca de las escalerillas. En el vehículo que conducía la maniobra por las pistas de la aeronave ondeaba una bufanda madridista.

Los jugadores del Real Madrid se han subido acto seguido a un autobús descubierto —blanco y con tres enormes nueves acompañados de la palabra "felicidades" sobre el escudo del club— con el que se desplazaron hasta la capital para ofrecer el trofeo a la Comunidad, el Ayuntamiento, la virgen de La Almudena y, posteriormente, a los aficionados en la Cibeles. Por último, las celebraciones ya se han trasladado al Santiago Bernabéu, donde se espera una macrofiesta.

La primera escala, en la Puerta del Sol, en la sede de la Comunidad de Madrid, donde han sido recibidos por el presidente autonómico, Alberto Ruiz-Gallardón. Después, la clásica salida al balcón, para recibir las ovaciones de los miles de aficionados que se han dado cita en la plaza.

Ruiz-Gallardón expresó su "inmenso orgullo, en nombre de todos los madrileños" y dio las gracias a los jugadores por el partido.

La siguiente parada, siempre seguidos por una multitud de aficionados, tiene lugar en la plaza de la Villa, en el Ayuntamiento. Igualmente, la visita alcanzó el momento cumbre con la salida al balcón de los jugadores y de la Copa. Una hora después de llegar al ayuntamiento, el Madrid subió de nuevo al autobús para dirigirse a la catedral de La Almudena, donde ofreció el trofeo a la patrona de la capital.

A la Cibeles

Desde allí, la plantilla de dirigió a la fuente de la Cibeles. Pese a las advertencias del alcalde, los jugadores subieron a lo más alto del monumento. Raúl González fue el encargado de colocar a La Cibeles una bufanda del equipo blanco. En los escasos cinco minutos que los futbolistas permanecieron sobre el monumento se pudo ver al portugués Luis Figo y al francés Claude Makelele sobre los leones y a Zinedine Zidane e Iker Casillas con el trofeo.

Por último, el Bernabéu, con las gradas a reventar una hora antes del comienzo de la fiesta, es el escenario de la fiesta blanca sobre un césped decorado con ocho estrellas blancas y una central más grande, en representación de las nueve copas de Europa que ha conseguido el club. El animador de la gala ha hecho historia de cada uno de esos títulos, que han levantado jugadores que los ganaron.

Uno por uno los integrantes de la plantilla han salido al terreno de juego vitoreados por los aficionados. Después han recibido la copa y un espectáculo de luces y juegos artificiales han puesto el colofón al espectáculo.

Incidentes en la Cibeles

En la madrileña plaza de Cibeles, por donde ha pasado la expedición del Real Madrid y donde se celebró el triunfo, registró ayer noche graves incidentes que se saldaron con ocho jóvenes de entre 18 y 25 años detenidos, 130 personas contusionadas, entre ellas más de veinte policías, un disparo contra una furgoneta policial e importantes daños materiales en mobiliario urbano.

La mayoría de los detenidos pertenecen a la peña radical Ultra Sur. Dos de ellos son Ciriaco P. L., con un antecedente por robo con fuerza, y Jesús D.G., quien cuenta con múltiples detenciones por robo, hurto y apropiación indebida y dos órdenes de busca y captura emitidas por juzgados de lo Penal e Instrucción de Madrid.

Los otros seis detenidos son: Raúl C.P.; Javier G.L.; Alvaro V.A.; Santos B.C.; Jonathan P.G. y Francisco M-S.G., todos ellos sin antecedentes policiales. Los ocho detenidos están acusados de atentados contra la autoridad, lanzamiento de objetos y desórdenes públicos.

El vicepresidente primero de Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, ha calificado de "enormemente preocupante" lo ocurrido en la plaza de Cibeles de Madrid, donde 300.000 aficionados se reunieron para celebrar la victoria del Real Madrid.

El delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, ha explicado que, aprovechando el acontecimiento, alguien disparó contra la parte trasera de un furgón policial con una pistola del calibre nueve corto, aunque en un principio se creyó que el vehículo tenía dos impactos de bala.

La financiación de los ultras

El Pleno de la Asamblea de Madrid debate hoy una Proposición No de Ley (PNL) presentada por PSOE en la que insta al Gobierno regional a que prohíba que los grupos ultras sean financiados por los clubes de fútbol.

El portavoz socialista de juventud y autor de la propuesta, Oscar Iglesias, señala que la violencia en los campos de fútbol "ha puesto de manifiesto que los ultras de los clubes se han convertido en lugares de reclutamiento de jóvenes con una clara ideología nazi fascista".

En este sentido, Iglesias añade que la iniciativa también pide que se sancione administrativamente a los clubes "por la presencia en los campos de fútbol de cualquier tipo de simbología racista, xenófoba o anticonstitucional que incite a la violencia" y que se responsabilicen "de las agresiones y actos vandálicos que estos grupos realicen dentro y en los aledaños del estadio así como sus posteriores consecuencias".

Además, la PNL propone la firma de convenios con los clubes para controlar a estos grupos; expulsar a sus socios violentos; disolver los grupos incitadores y eliminar el permiso salir de los estadios en los descansos". En cuanto a los condenados por actos violentos, solicita que se prohíba su acceso a cualquier evento deportivo.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50