Enrique Bunbury se retira de los escenarios por problemas de salud

“La realidad es que mi garganta se cierra e irrita, y mis vías respiratorias dificultan el más leve ejercicio y la ejecución de mi trabajo”, anuncia el cantante

Bunbury actuando en el Festival DCODE 2016.Foto: Kike Para | Vídeo: EPV

La voz de Enrique Bunbury, la que ha dado personalidad y gloria al cantante aragonés, se ha quebrado. Bunbury (Zaragoza, 54 años) se retira de los directos. Eso es lo que ha anunciado esta mañana en un comunicado que ha publicado en sus redes sociales. Alega problemas de salud. “La realidad es que mi garganta se cierra e irrita, y mis vías respiratorias dificultan el más leve ejercicio y la ejecución de mi trabajo”, dice en el escrito. Sin embargo, habrá una última oportunidad de disfrutar de su directo: “Los conciertos que quedan pendientes de aquí a septiembre de 2022 en Estados Unidos y España serán los últimos que realice”.

El artista reconoce que no es un problema reciente, ya que lo arrastra desde la gira de 2015-16. “El parón de las giras internacionales a causa de la pandemia en 2020 y 2021 me hizo pensar que quizás mi mal se había diluido y las ganas de reencontrarme con público, técnicos y músicos encima de un escenario era una fuerza mucho más poderosa. Lo que me ha sucedido en esta gira mexicana [sus últimas actuaciones, a principios de 2022] corrobora todo lo contrario, y confirma y adelanta una decisión que sabía cercana”. La decisión ha sido “muy meditada y consciente de abandonar mi actividad interpretativa, en los conciertos y tours”, añade.

El líder de Héroes del Silencio describe cómo son sus dolencias: “Desde el momento que salgo de mi casa y comienzan viajes y shows, un compendio de síntomas y dolores me acompañan desde la mañana hasta el momento de subirme a un escenario. He escuchado diferentes nombres y diagnósticos. La realidad es que mi garganta se cierra e irrita. De manera que lo que normalmente era un placer y un deleite se ha convertido en una inmensa fuente de dolor y sufrimiento”.

Bunbury comenzó 2022 con una exigente gira por México. Tenía dos fechas en el Palacio de los Deportes de Ciudad de México. La segunda, la del 12 de febrero, la tuvo que cancelar. “Después del gran éxito el día de ayer en el Palacio de los Deportes, Enrique Bunbury tendrá que posponer la fecha de hoy, sábado 12 de febrero, debido a una laringitis aguda”, anunció. Luego ha continuado con las actuaciones.

A pesar de dejar los directos, el cantante zaragozano va a seguir vinculado a la música, “componiendo canciones, grabando discos y escribiendo poesía”.

No existe en el rock español un artista más definido por su condición vocal. Influido en un principio por Jim Morrison, David Bowie o Axl Rose, fue precisamente esta forma de cantar tan engolada la que produjo el rechazo de los críticos más duros. Unos especialistas que fueron cambiando de opinión con el paso de los años, sobre todo cuando Bunbury rompió Héroes del Silencio y mostró una querencia hacia músicas menos rockistas. Los acertados pasos de su discografía en solitario, con influencias de las músicas latinas sobre todo, convenció a los que aún se resistían a su particular estilo.

No es la primera vez que sufre similares problemas de salud. La exigencia por la que lleva a su voz le ha creado dificultades en el pasado. Se puede comprobar en el reciente libro Héroes de leyenda (2021), escrito por Antonio Cardiel y que repasa exhaustivamente la historia de Héroes del Silencio. El autor cuenta con información de primera mano, ya que es el hermano del bajista de la banda, Joaquín Cardiel, y acompañó al grupo en muchas ocasiones. En una fase concreta de la historia de Héroes, una de las más convulsas, la que desencadenaría la ruptura en 1996, el cantante ya tuvo importantes contratiempos con sus cuerdas vocales que le llevaron a suspender algún concierto.

Con la desaparición de Bunbury de los directos no solo se pierde una forma particular de cantar, también un animal de escenario. Existen pocos en el rock español con su carisma y presencia. Dentro de su generación seguramente él y Loquillo (este seis años mayor) sean los rockeros que mejor saben dominar las tablas. Bunbury siempre se ha caracterizado por mimar la escenografía siguiendo los preceptos de los grandes del rock al ofrecer un espectáculo total.

Su nivel de creatividad en los últimos tiempos ha sido muy alto. En 2020 publicó dos notables trabajos largos de diez canciones cada uno, Posible y Curso de levitación intensivo, y en 2021 otro con cinco temas llamado El Puerto.

El cantante pondrá a prueba su frágil garganta durante el mes de mayo. Encara un maratón de 16 fechas en Estados Unidos, hasta el 6 de junio. Y en julio arrancará los recitales en España. Un total de nueve paradas, donde visitará Barcelona, Madrid, Granada, Alicante, Zaragoza... Si se cumple el programa anunciado su última actuación será el 24 de septiembre en la plaza de toros de Valencia. Está por ver si el cantante cambia el repertorio y realiza un espectáculo emotivo y resumen de su carrera.


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Versión muy original

Toda la información sobre estrenos, críticas y las películas del verano en el boletín semanal de Cine
APÚNTATE

Sobre la firma

Carlos Marcos

Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS