El consejero de Presidencia de Madrid: “Es el momento de apostar por los toros, el movimiento antitaurino tiene cada vez menos fuerza”

Enrique López proclama el compromiso del Gobierno regional con la fiesta y adelanta que la Feria de San Isidro de 2023 será más corta

Enrique López, en la sede la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior.
Enrique López, en la sede la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior.Santi Burgos

Enrique López, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y máximo responsable de la fiesta de los toros en la región, destaca que el Gobierno regional está seriamente implicado en la protección y promoción de la tauromaquia. “Puedo asegurar que se va a comprometer mucho más”, asegura en una entrevista con EL PAÍS.

Confiesa estar ilusionado con el nuevo pliego de la plaza de Las Ventas, que será público a partir del 15 de febrero e incluye una reducción de festejos en la feria de San Isidro; confía en el futuro de la fiesta y critica el “sectarismo taurino” de la izquierda.

La conversación se desarrolla en su despacho oficial, a dos pasos de la Puerta del Sol; marca las distancias con su interlocutor y se muestra como lo que parece ser: un político inteligente y correcto, frío y flemático, sin aparcar en momento alguno su semblante circunspecto de magistrado veterano, y firme en sus planteamientos; aunque no puede ocultar que no se siente cómodo en un terreno que no es el suyo, aunque se hiciera aficionado de la mano de su padre, allá en su pueblo leonés de Cacabelos, y gracias a la televisión en blanco y negro de la década de los setenta.

Habla como lo que es: con la seguridad de un político con poder; no en vano dirige una consejería con tres grandes áreas: Presidencia, Justicia e Interior, y solo se permite un titubeo cuando se le inquiere sobre la representación institucional de la tauromaquia en Madrid o se le pregunta por qué la fiesta permanece en Interior si es un patrimonio cultural.

“El gobierno de la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha contraído un serio compromiso con la fiesta de los toros”, afirma el consejero. “Y lo hace porque es nuestra obligación legal, porque hay un alto porcentaje de madrileños que apuesta por los toros, porque es una actividad económica que genera muchos puestos de trabajo y porque en el pequeño territorio de la Comunidad conviven más de 60 ganaderías de toros bravos”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
“Queremos que Las Ventas siga siendo el gran templo de la tauromaquia”

La plaza de Las Ventas (“algo más que un lugar de culto, un símbolo de la tradición cultural taurina de España”, según López) es el centro neurálgico de ese apoyo.

“Queremos que Las Ventas siga siendo el gran templo de la tauromaquia”, añade. Y Enrique López reitera lo que ya dijo hace unos meses: la plaza se dedicará en exclusiva a los espectáculos taurinos, se descarta una reestructuración total del coso “porque Madrid cuenta con espacios suficientes para la organización de eventos deportivos, culturales y artísticos”, y la reforma que está en marcha en la actualidad solo se refiere a la mejora de la seguridad y accesibilidad, lo que ocasionará la pérdida de 655 asientos.

Ha habido un acuerdo de reequilibrio económico con la empresa Plaza 1, gestora de Las Ventas, a causa de las pérdidas ocasionadas por la pandemia, que ha consistido en la exención del pago del canon de 2,8 millones de euros correspondiente a 2020 y 2021, la ampliación del contrato hasta el próximo 6 de junio y una indemnización de 3.428.313,54 euros.

“Creo que es de justicia que se busque un acuerdo por las pérdidas sufridas y las ganancias no obtenidas”, aclara el consejero; “y la ley de contratos del sector público nos obliga a ello”.

A partir del 7 de junio, una nueva empresa regirá los destinos de la plaza madrileña, y el pliego de condiciones está prácticamente ultimado. “Esperamos que en un plazo inferior a un mes se pueda publicar”, señala López. “Pretendemos adaptar las condiciones a las nuevas circunstancias provocadas por la covid, que ha marcado un antes y un después, y queremos garantizar la concurrencia, es decir, que sean muchas las empresas que reúnan los requisitos y presenten su oferta”.

Enrique López, en la plaza de Las Ventas.
Enrique López, en la plaza de Las Ventas.CAT

El consejero se escabulle cuando se le recuerda que los empresarios de Plaza 1 (Rafael García Garrido y Simón Casas) confían en que sean ellos los elegidos, y prefiere detenerse en las líneas maestras del nuevo contrato: reducción del canon de 2,3 millones de euros a poco más de un millón, protección del abonado, entre los que se incluyen los jubilados y los jóvenes, fomento de las escuelas de tauromaquia, “a las que acuden cada vez más más chicos y chicas que quieren abrirse paso en la profesión”, y una clara apuesta por la calidad frente a la cantidad.

“Las Ventas seguirá siendo una plaza de temporada, de marzo a octubre, pero la feria de San Isidro deberá reducir su actividad para evitar la fatiga de tantos festejos continuados”, explica Enrique López. “Se trata de incidir más en la calidad que en la cantidad”.

Pregunta. Por cierto, consejero, ¿no cree usted que la Comunidad sigue en deuda con los toros en Madrid, de los que en los últimos años ha recibido mucho más de lo que ha invertido en la promoción de la fiesta?

Respuesta. La partida presupuestaria de 2021 ha superado los 10 millones de euros (entre el presupuesto del Centro de Asuntos Taurinos CAT, las ayudas a las ganaderías y la indemnización a Plaza 1), pero todo no se puede medir en cantidades entre lo recibido y lo invertido. Hay muchos intangibles que también generan recursos.

P. La Consejería cuenta con 32 ámbitos materiales, y los toros aparecen en el apartado segundo de Interior, que hace referencia a “los espectáculos públicos y actividades recreativas, incluidos los espectáculos públicos”, y figura entre las competencias de la viceconsejería de Interior. ¿Le parece que la tauromaquia está bien representada institucionalmente?

“La tauromaquia podría estar mejor en Cultura, no cabe duda, pero estoy muy contento de que sea una responsabilidad mía”

R. Creo que tiene lo que merece y vamos a potenciarla mucho más. La protección de la fiesta no es solo una obligación, sino un propósito, un objetivo y una vocación. Ese es el mandato de la presidenta y en ello nos vamos a volcar con el nuevo pliego.

P. ¿Entiende usted, entonces, que los toros están bien representados en el esquema del gobierno?

R. Al menos, ese es mi objetivo. El Centro de Asuntos Taurinos (CAT) es una pata más de mi consejería.

P. La Comunidad de Madrid declaró en 2011 la tauromaquia como Bien de Interés Cultural, y tanto la presidenta como usted se refieren siempre a ella como patrimonio cultural. ¿Cómo se explica, entonces, que figure entre las competencias de Interior y no en la Consejería de Cultura?

R. Teniendo en cuenta que es patrimonio cultural, se radica en Presidencia para simbolizar la importancia que se le concede. En todo caso, somos un gobierno que mantiene un diálogo permanente entre los distintos departamentos, y así sucede entre Cultura y mi consejería. Es más, esta circunstancia no le resta un ápice de la importancia que le concede el gobierno.

P. Pero estaría mejor ubicada en Cultura, ¿no le parece?

R. Bueno, podría estar mejor, no cabe duda, pero estoy muy contento de que sea una responsabilidad mía porque es una actividad que me gusta y le presto mucha atención.

La conversación había comenzado con una reflexión sobre el presente y el futuro de la fiesta. Y la opinión del consejero es concluyente.

“Este es el momento en que hay que apostar por los toros porque el movimiento antitaurino tiene cada vez menos fuerza, menos legitimación y menos capacidad de movilización, a pesar de que una parte de la izquierda, sobre todo la más radical, la haya convertido en una seña de identidad. Y creo que la fiesta tiene mucho porvenir. El número de simpatizantes se mantiene en un porcentaje que hace presagiar un buen futuro. No debemos compararnos con el fútbol. Yo soy un amante de la ópera, que es un espectáculo minoritario, y no por ello se pone en cuestión esta expresión cultural.

Síguenos en Twitter
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS