Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mejores momentos de los Oscar 2020

El discurso de Joaquin Phoenix, el homenaje de Bong Joon-ho a Scorsese, las superheroínas y las actuaciones musicales, entre lo más destacado de la gala

Joaquin Phoenix, con su Oscar al mejor actor protagonista. En vídeo, su discurso.

El triunfador y el maestro 

Tras ganar el premio al mejor filme internacional, el director de Parásitos, Bong Joon-ho, dijo que ya podía relajarse e irse a beber hasta la madrugada. Y con él su traductora, Sharon Choi, que le había acompañado ya dos veces sobre el escenario. Pero los académicos tenían otros planes: el galardón a la mejor dirección también era para Bong. De ahí que el surcoreano regresara ante el micrófono, junto con Choi. Y se acordó, sobre todo, de los otros nominados en su categoría. “Cuando era joven estudiaba el cine y las películas de Martin Scorsese”, dijo. Y provocó una ovación masiva para el veterano cineasta, con el auditorio de pie. “Cuando la gente en EE UU no conocía mi cine, Quentin Tarantino ponía mis filmes en sus listas”, agregó Bong. Insistió en que quería compartir el Oscar con ellos, y también con Sam Mendes y Todd Phillips. Y concluyó: “Ahora sí me voy a beber hasta mañana”. En realidad, tuvo que esperar un poco más: el Oscar a la mejor película también fue para Parásitos.

Joaquin Phoenix contra la injusticia

Joaquin Phoenix se ha acostumbrado a recoger premios. Y a ofrecer discursos reivindicativos. Los Oscar volvieron a galardonarle, como mejor actor protagonista, por Joker, y ponerle ante un micrófono. “No me siento por encima de ningún compañero de profesión, ni de ninguno de los presentes. Compartimos el amor por el cine. Y creo que uno de los principales dones que nos da es la posibilidad de utilizar nuestra voz. He pensado mucho en las cuestiones tan incómodas con las que nos enfrentamos constantemente. A veces puede que pensemos que somos campeones de ciertas causas, pero yo veo aspectos comunes: hablemos de la desigualdad de género, de los derechos LGTBI, de los indígenas o de los animales, estamos hablando de la lucha contra la injusticia”, reflexionó. “Nos hemos desconectado mucho del mundo natural, y estamos inmersos en un mundo egocéntrico”, continúo Phoenix. El actor sostuvo que los humanos temen el cambio porque creen que conlleva sacrificios y renuncias. “Cuando usamos el amor y la compasión como principios guías, podemos crear sistemas de cambio para el ambiente”, agregó. Finalmente, el actor dio las gracias a todos los que aguantaron lo “difícil” que es lidiar con él y le dieron una segunda oportunidad. Y recordó: “Cuando tenía 17 años, mi hermano escribió esta carta: ‘Corre al rescate con amor y la paz vendrá después”.

El recuerdo de ayer y de Kirk Douglas

Billie Eilish empezó a cantar Yesterday. Y en la pantalla apareció Kobe Bryant. Luego, el tradicional In memoriam homenajeó a Agnès Varda, Anna Karina, Peter Mayhew, Doris Day, Terry Jones, Franco Zeffirelli y Peter Fonda, entre otros. Y, al final, la gala se rindió ante la leyenda: Kirk Douglas, fallecido hace tan solo unos días. Terminó, despacio, la canción. Quedó, para siempre, el recuerdo.

“Todas somos superheroínas”

A un lado, Capitana Marvel; al otro, Wonder Woman. Y, en el centro, Ellen Ripley. Fue ella, el mito, la que finalmente se encargó de decirlo en alto. “Todas las mujeres somos superheroínas”, afirmó Sigourney Weaver desde el escenario de los Oscar, antes de presentar el premio a la mejor banda sonora. Junto con ella, sonreían Brie Larson y Gal Gadot. Y, entre el público, todas y todos aplaudían.

Empezar con una ovación

A falta de presentador, la gala arrancó con una actuación musical de Janelle Monáe. Y con un triunfo. La creadora empezó cantando A Beautiful Day in the Neighbourhood, se lanzó a repasar con música y letra los actores y los filmes nominados —e incluso a otros, como Midsommar o Nosotros, que no estaban— y lamentó la falta de inclusión. Todo con un ritmo contagioso, mientras no paraba de bailar y animar a Tom Hanks, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio o Brie Larson y otras estrellas a participar en su show. También celebró a “todas las mujeres que han dirigido películas fenomenales” y recordó: “Estoy muy orgullosa de estar aquí como artista queer y negra contando historias. ¡Feliz mes de la historia negra!”. Hubo 20 segundos de ovación. Un inicio notable.

Cynthia Erivo sigue resistiendo

La canción pide levantarse. Y, al final, todos lo hicieron. Cynthia Erivo, nominada como mejor actriz principal, por Harriet, ofreció una emotiva interpretación de Stand Up, el tema principal del filme, que le había valido una segunda candidatura a los Oscar de este año. “No me importa si pierdo la sangre en el camino a la salvación / Voy a luchar con la fuerza que tengo hasta que me muera / Llevaré a mi gente hacía un nuevo hogar / ¿Puedes escuchar la libertad llamándonos?”, cantaba Erivo. “Me alzaré / Voy a seguir resistiendo / Lo noto en mis huesos / Podría ser difícil de enfrentar porque estoy sola / Podría fallar / Pero Dios sabe que lo intenté / Mientras las estrellas llenen el cielo”, continuaba la artista. Su actuación fue de lo más celebrado de la gala.

La chaqueta de las directoras

Los Oscar no nominaron a ninguna. Así que Natalie Portman decidió, por lo menos, nombrarlas a todas. La actriz lució en la alfombra roja una chaqueta en la que había cosido los apellidos de las autoras de algunas de las películas más aplaudidas del año, todas ignoradas por los premios a la hora de elegir los candidatos a la mejor dirección: Greta Gerwig (Mujercitas), Elsa Amiel (Pearl), Mati Diop (Atlantique), Marielle Heller (Un amigo extraordinario), Celine Sciamma (Retrato de una mujer en llamas), Melina Matsoukas (Queen & Slim), Lulu Wang (The Farewell) y Lorene Scafaria (Estafadoras de Wall Street).

Eminem, 17 años después

En 2003, Eminem ganó el Oscar a la mejor canción por Lose Yourself, del filme 8 millas, junto con Jeff Bass y Luis Resto. Pero únicamente el último acudió a la gala y recogió el galardón. No hubo, pues, actuación del rapero. De hecho, luego declaró que esa noche se la pasó “durmiendo”. “Sentía que no tenía ninguna posibilidad de ganar porque, cuando supe que había sido nominado, pensé que era algo para actores”, dijo entonces el músico, que también protestó contra el menosprecio que, según él, sufría el rap en las ceremonias de premios. En todo caso, 17 años después Eminem y la Academia de Hollywood se reconciliaron, el rapero apareció por sorpresa, al fin cantó en la gala Lose Yourself  y puso de pie al auditorio. Fue, además, una promoción estupenda para Eminem, que acaba de lanzar su nuevo disco, Music to Be Murdered By. Aunque en las redes sociales algunos también cazaron la expresión poco convencida de Martin Scorsese o Billie Eilish.

Frozen 2 habla todos los idiomas

Todas las Elsa, o casi. Porque Frozen 2 ha sido traducida a más de 40 idiomas, pero en el escenario de los Oscar se escucharon solo 10 versiones de Into the Unknown, la canción principal de la película. Inglés, danés, alemán, ruso, polaco, noruego, japonés, tailandés y, por partida doble, español: porque en la pantalla se vio cómo aparecía “Castilian [castellano]” cuando cantaba Gisela y “Spanish [español]” cuando le tocó a la mexicana Carmen Sarahí García Saenz.

Gatos fallidos

Cats no estaba nominada a los Oscar. Ni tampoco lo estuvo en prácticamente ninguna gala de premios de este año. Y, sin embargo, casi todas las ceremonias se han reído de ella. Mientras la película corre el riesgo de convertirse en una de esas obras de culto adoradas precisamente por ser tan fallidas, los Oscar también quisieron meter el dedo en la llaga. “Como miembros de la película Cats, nadie entiende mejor que nosotros la importancia de los efectos visuales”, dijeron James Corden y Rebel Wilson, disfrazados de felinos, desde el escenario, antes de entregar el galardón de esa categoría.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información