Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feminismo, imágenes y mundo rural más allá de los géneros

Rakel Esparza, de Azkuna Zentroa. Festival Gutun Zuria de Bilbao, recomiena estos libros

Pienso en lecturas que me afectan, me atraviesan, que me han inspirado personal y profesionalmente en los últimos meses. Ejemplos de las mutaciones que hoy vive la literatura, ninguna, felizmente, responde a un género puro. Lectura fácil (Anagrama), de Cristina Morales. El lema anarquista “Ni amo, ni dios, ni marido, ni partido, ni de fútbol” anticipa esta historia —Premio Herralde de Novela— habitada por cuatro mujeres oficialmente denominadas “discapacitadas”. Una narrativa experimental, valiente y emancipadora que disecciona vidas con un realismo crudo desvelando los mecanismos de control de la sociedad contemporánea.

Vidas a la intemperie (Pepitas de Calabaza), de Marc Badal. Reflejando una investigación rigurosa, teje un relato de voces que nos desvela los distintos mundos del campesinado que han quedado abocados al pasado. Badal cuestiona los entornos urbanos que habitamos y logra remover conciencias sobre nuestro modo de vida prepotentemente urbanita.

Cenit (Apa Apa), de María Medem, que sorprende con su primera novela (gráfica). Dos misteriosos personajes conversan sobre la noche, los sueños y los miedos en medio de un paisaje onírico lleno de color. Un magnífico libro con un trazado y una narrativa propia. La de la autora revelación del último Salón del Cómic de Barcelona. Un feliz descubrimiento.

Teoría de la retaguardia (Consonni), de Iván de la Nuez, que afirma que más que de crítica el suyo es un libro de autocrítica, ya que analiza las miserias del mundo del arte contemporáneo siendo ese precisamente su lugar de enunciación.

El ojo y la navaja (Arcadia), de Ingrid Guardiola, directora y coordinadora de Soy Cámara, un muy referencial laboratorio de nuevas narrativas audiovisuales producido por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). En ese contexto, no sorprende en su trayectoria este libro —ganador del último Premio Crítica Serra d’Or—, que contribuye a reflexionar sobre el rol de las imágenes y de los dispositivos tecnológicos en el mundo contemporáneo y en nuestra vida privada.

Finalmente, una novela en euskera de una autora, Katixa Agirre, de la que también puede leerse en castellano Los turistas desganados (Pre-Textos). Su última obra —Amek ez dute (Elkar)— es una novela cruda e intensa que trata todas aquellas cuestiones que rodean la experiencia de ser madre de una forma muy sorprendente. Con tintes de novela negra y de thriller judicial, Agirre comienza con una historia que no puede ser más truculenta: una mujer ahoga a sus hijos. A partir de ahí, con su habitual destreza narrativa y llegando a la parodia en algunos casos, nos habla de la conciliación familiar y de la identidad de ser madre. También del dar a luz y de la escritura como actos creadores.

 

RECOMENDACIONES

Lectura fácil

Cristina Morales

Anagrama, 2018

424 páginas. 19,90 euros

Vidas a la intemperie

Marc Badal

Pepitas de calabaza, 2017

224 páginas. 17 euros

Cénit

María Medem

Apa Apa Comics, 2018

120 páginas. 19,90 euros

Teoría de la retaguardia

Iván de la Nuez

Consonni, 2018

136 páginas. 15,50 euros

El ojo y la navaja

Ingrid Guardiola

Arcadia, 2019

272 páginas. 22 euros

Amek ez dute

Katixa Agirre Miguelez

Elkar, 2018

216 páginas. 20 euros