Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Era demasiado oscuro el último capítulo de ‘Juego de tronos’? Tiene una explicación técnica

La compresión de los contenidos y la forma de consumir la serie minimizan la calidad del tercer episodio de la octava temporada

La recta final de Juego de tronos tiene una nueva polémica que incluso ha hecho que uno de los sorprendentes giros del final del tercer episodio de la octava y última temporada se haya comentado menos de lo habitual. El capítulo La larga noche, emitido en la madrugada del domingo al lunes, narra el gran enfrentamiento en Invernalia entre el ejército del Rey de la Noche y los humanos. Y como el título dice, transcurre de noche. El episodio tiene una fotografía muy oscura y eso ha hecho que surjan numerosas quejas de los espectadores. Pero no solo la arriesgada decisión de los productores por apostar por las penumbras ha sido la causante de que los espectadores en sus casas no hayan podido disfrutar del episodio en las condiciones que consideraban mejores.

"Estamos en un impasse tecnológico ahora mismo en el cual estamos pasando al mundo de la resolución en 4K o el HDR, nuevas tecnologías que HBO, Netflix, Amazon, incluso TVE o TV3, están impulsando, pero estamos con un cuello de botella que son las telecomunicaciones, el cuánta información puedes pasar", explica, en conversación telefónica, Pol Turrents, director de fotografía y especialista en cine digital. "Tenemos un punto intermedio complicado, que está entre el arte y la tecnología. Es lógico que en este episodio de Juego de tronos, que habla de la noche, por lo cual tiene que ser oscuro, el director de fotografía [Fabian Wagner] y los directores de la serie hayan querido hacer realmente una sensación de estar en la oscuridad", apunta.

Según Turrents, aparte de la oscuridad del propio capítulo, hay dos elementos externos en su contra: la compresión excesiva del contenido para emitirlo por streaming, y la forma de consumir la serie. "Tecnológicamente no estamos a la altura, y no en España, sino en el mundo, para hacer streaming de cosas tan oscuras", dice. "Uno de los problemas de la compresión es que le faltan gradaciones. Cuando ves un degradado oscuro, entre el gris oscuro, el más ocuro y de golpe al negro, hay un salto abrupto, que son estas rayas que están apareciendo en los cielos, de las que se está quejando la gente que ven en la compresión. Esa parte tecnológica, evidentemente, no es salvable", explica. Turrents apunta también que no es algo solo de Juego de Tronos, sino que es aplicable a todo lo que se ve online o en la TDT.  "La gente lo tiene como asumido y también con este episodio se ha hecho una bola más grande de lo que es, porque las redes sociales a veces se vienen arriba con el tema".

El segundo elemento es el de la forma de consumir. "Si Juego de tronos fuera una película y se hubiese visto en el cine, la gente no se hubiera quejado. Este problema ya estaba en la película de Han Solo, que hubo polémica porque la película es oscura y los cines que tenían la lámpara un poco baja o que la tenían cascada, ahí se veía muy oscuro, pero en los cines que se veía bien, la gente no se quejó", dice el director de fotografía. "Con Juego de tronos lo que nos pasa es que mucha gente ve el episodio en tabletas o teléfonos. Ese tipo de series y películas están pensadas y hechas para que las veas en condiciones cinematográficas en tu casa, que para algo hay pantallas enormes", explica.

"Tanto HBO como los directores han hecho una apuesta por hacer cine, más que por hacer tele consumida en dispositivos. Entiendo que series como Modern Family o Cómo conocí a vuestra madre se puedan consumir en la tablet o en el móvil, pero algo tan grande como Juego de tronos sí que entiendo que se le puede permitir al director de fotografía ese lujo de hacer algo que, visualmente, es un poco más atrevido", opina Turrents.

Recomendaciones para ver 'Juego de tronos'

Para quien vaya a ver ese episodio por primera vez o quien quiera repetir, Turrents tiene algunas recomendaciones. La primera, apagar todas las luces de la sala donde se está y ver el episodio en la más absoluta oscuridad, "como si fuera una película en un cine". "La gente debería acostumbrarse a eso, no solo con Juego de tronos", apunta.

Otra de las sugerencias es desactivar todos los filtros de la televisión, en especial todo lo que sean realces y saturación y ponerla en modo cine. "Y una recomendación muy expresa", finaliza Turrents, "que, por favor, durante el episodio no miren el móvil, no por despistarse, sino que el ojo se adecúa a un nivel del brillo, que es el de la pantalla de tu tele y a la oscuridad de tu salón, y si enciendes el móvil para mirar Twitter, te deslumbras, tu pupila se cierra y cuando miras a la tele no ves bien".

Turrents defiende el riesgo creativo tomado por HBO. "Como director de fotografía, a mí lo que me pasaría es que lucharía por este tipo de fotografía, porque si miras el making of del episodio ves que está rodado con mucha luz, no está rodada a oscuras, y que es una decisión creativa, con lo cual me gusta que se abra el melón de mejorar la tecnología para que la creatividad no quede supeditada a la tecnología", remata el cineasta. "Seguramente, si este episodio lo vemos dentro de unos meses cuando salga el Blu-ray, lo veremos perfecto, impecable, pero con las tecnologías de transmisión que tenemos ahora, vamos justitos y pasa lo que ha pasado".

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
17lunes
18martes
19miércoles
20jueves
21viernes
Dark
Netflix
Temporada 2
22sábado
23domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información