Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El impresionante talento musical de Ghana llega a España

Una decena de programadores de festivales nacionales viajan a Accra para reunirse con músicos locales en el X Encuentro Vis a Vis, que organiza Casa África

Un nombre a recordar: Kyekyeku & Ghanalogue Highlife, banda que con un estilo que ellos definen como afro-urbano, ganó (junto a FRA!) la X edición del Vis a Vis en Ghana. Su líder es Eugene Oppong Ampadu, en la foto. CNN África Voices lo describió como "un mago de la guitarra". Y no solo. Ver fotogalería
Un nombre a recordar: Kyekyeku & Ghanalogue Highlife, banda que con un estilo que ellos definen como afro-urbano, ganó (junto a FRA!) la X edición del Vis a Vis en Ghana. Su líder es Eugene Oppong Ampadu, en la foto. CNN África Voices lo describió como "un mago de la guitarra". Y no solo.

Desde el minuto uno se supo. FRA! tenía todas las papeletas para convertirse en banda favorita a la hora de ganar una gira por España. A la decena de directores y programadores de festivales musicales españoles presentes el pasado fin de semana en el Accra Tourist Information Centre de la capital de Ghana se les encendieron los ojos de entusiasmo (además de por la magnífica iluminación del escenario) en cuanto sonaron los primeros acordes. Era el primer grupo; el primer concierto de un gran aniversario: el décimo del encuentro Vis a Vis que organiza Casa África cada año en el continente vecino y que ha permitido descubrir y traer a España a una veintena de bandas africanas.

Sobre el escenario, seis veinteañeros con estilo, con sus sombreros locales y sus casacas ashanti; canciones bailables, una puesta en escena entre pop y folk, y proyecciones entre la psicodelia y la alegría de vivir, que no otra cosa es el highlife, ese ritmo nacional de altura que Ghana produce con gusto desde los años sesenta en su versión más occidental, pero que existe desde los veinte. Ya entonces, popularizado desde los ritmos akan originales, se fue extendiendo a Sierra Leona, Nigeria, Liberia, Gambia y a otros países en los que la mezcla, el gusto por el cuerpo, a ser posible junto, y las cosas festivas y explícitas de la vida importan (a algunos). No en vano, en Accra no faltan lugares donde ir a bailar pegadito mientras cenas.

Mezcla significa el nombre FRA! en lengua akan. Y desde luego que lo son. Fusión hasta de etnias, cada uno de los seis componentes procede de una zona geográfica y cultural distinta en este país que lleva dando campanadas económicas, democráticas y culturales desde hace años (con crisis y toque del FMI incluido desde 2014). Junto a Nigeria es hoy un imprescindible para entender el África Occidental, uno de los más amables y fáciles para el turista y de los más atractivos, incluso para los empresarios. Accra mismo, en su centro, es ejemplo del crecimiento y cambio vivido en los últimos años, nuevo aeropuerto, calles repletas de grandes y modernos edificios... No así el extrarradio.

Un total 65 grupos ghaneses se han presentado a este Vis a Vis de Casa África, consorcio formado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la AECID estatales, el Gobierno canario y el Ayuntamiento de Las Palmas que hacen un esfuerzo impagable por promover los intercambios culturales, sociales y económicos con el continente. De ellos, fueron 12 los preseleccionados. La idea de este proyecto de intercambio musical nació de la pura necesidad por conocer nuevos sonidos y bandas africanas y carecer de prepuesto para ello. Patxi Espinosa, promotor de Doctor Zivago lo tenía claro hace dos lustros: “Traer grupos a España era muy costoso y difícil por aquel entonces, así que pensé que si ellos no podían venir aquí, igual se podía llevar hasta allí a los programadores, promotores o directores musicales y así se lo propuse a Casa África”. Para él, esto no es un concurso: "El Vis a Vis está planteado para venir a escuchar, a ver lo que tienen y producen ellos, algo que no siempre hacemos los europeos". Y hay sorpresas. Como esta edición, de gran calidad técnica y profesional. "Ghana gana", bromea.

"Antes del Vis a Vis para traer a músicos africanos (a Europa) tenías que llamar a París o a Londres, mientras que nosotros ya hemos generado contacto directo con nueve países africanos", explica Juan Jaime, jefe del área de Cultura y Educación de Casa África. "Al final, la música es una de las mejores vías para derribar estereotipos y conocernos mejor", añade.

Tras la celebración de esta décima edición se puede afirmar que la iniciativa es un claro ejemplo de historia de éxito de la cooperación cultural, esa que a menudo se considera secundaria o de impacto menor a otras pero que no es tal, como demuestra el creciente interés por el castellano en África Occidental o el hecho de que, gracias al Vis a Vis, hayan actuado por una docena de festivales españoles y se hayan dado a conocer una veintena de grupos africanos.

Entre los ganadores en las distintas ediciones destacan los sudafricanos BCUC, en 2013; los senegaleses Takeifa; el sorprendente dúo Oy o los chicos de Kazimoto triunfadores en la edición de 2014 en Zanzibar; Aída Samb, cantante crecida con Youssou NDour, y Noumoucounda Cissoko, instrumentista de kora, elegidos en Senegal en 2015; el reggae de Spyrow y el balafón de Djarabikan traídos a los festivales desde Costa de Marfil, en 2016; Elenco da Paz y Totó, dos grupos nacidos en zonas humildes de Luanda, en Angola, seleccionados en 2017, y los más recientes, desde Guinea: Alex Ikot Band y la cantante e instrumentista Nélida Karr.

Terminó FRA! y les siguieron Gyatabuom And The Lions (que se equivocó de lleno en el planteamiento de su actuación), Lamisi (un talento de hermosa voz), Weku Kronkron Band (intentando dar nuevos aires a lo tradicional), Ssue and the Ananse Band (muy compactos). La sexta banda prevista para el día, los maestros de la percusión Kakatsitsi, no se presentaron en el último minuto. Muchos lo atribuyeron a que ya son el principal grupo internacional de giras tradicionales de Ghana y quizá no quisieron cerrarles puertas a otros o quizá quisieron evitar el hecho de no ser elegidos ante bandas menos conocidas.

FRA!, un grupo de veinteañeros, cuyo nombre significa
FRA!, un grupo de veinteañeros, cuyo nombre significa "mezcla". Y eso hacen, renovar y añadir ese estilo nacional llamado "highlife". Aquí, en plena actuación del X Vis a Vis, celebrado en Ghana.

Se pronuncia che-che-kú

La siguiente jornada de conciertos, el campanazo fue para la segunda banda (o eso parecía). El cantante de Kyekyeku & Ghanalogue Highlife, Eugene Oppong Ampadu, lo dio todo en el escenario y dejó claro quien es quién y cómo la influencia del afrobeat de Fela Kuti genera monstruos escénicos. El público ni respiró durante su actuación. Dará mucho qué hablar. CNN África Voices lo describió como "un mago de la guitarra". Y hasta se atrevió con los sonidos flamencos, en honor, quizá, a los españoles presentes, entre ellos la embajadora de España en Ghana, Alicia Rico, que ha puesto de su parte para apoyar este Vis a Vis, al igual que el Ministerio de Turismo, Artes y Cultura del Gobierno de Ghana, su organismo cultural Creative Arts, la Asociación Profesional de Músicos de Ghana (MUSIGA) y la Embajada de Ghana en España.

La palabra inicial de su nombre, Kyekyeku (pronunciado che-che-kú), explicaban ellos, tiene un significado ancestral aunque perdido. Pero a los asistentes, no les importó tal indefinición, porque todo se concretaba en su música 'vintage highlife' de alta calidad, su 'groove' percusivo y sus trompetas y un estilo que ellos definen como afro-urbano. Ganaron junto a FRA!, pero nada estuvo claro hasta el final. Especialmente cuando entre Yibor Afric Band (Verony, su cantante, enorme), Della Hayes (una banda formada solo por mujeres, singular por el uso del hippidipip, una técnica vocal experimental que usa palabras sin sentido) y Soulstreet (a capella) apareció Elom, con su guitarra, sus trenzas y su coleta, un cantautor hecho a sí mismo que pareció detener el tiempo con su voz profunda (ver despiece) y complicó un tanto la decisión del jurado.

Este es un feliz aniversario: el décimo Vis a Vis, un encuentro que ha permitido descubrir y traer a España a una veintena de bandas africanas

En esta ocasión el veredicto lo dieron los representantes del festival Pirineos Sur (Sállent de Gállego, Huesca), La Mar de Músicas (Cartagena, Murcia), Etnosur (Alcalá La Real, Jaén), Imagina Funk (Torres, Jaén), MUMES y Cantos de Mujer (Tenerife), el Festival Internacional Canarias Jazz&Más Heineken (Canarias), Sin Sal SON Estrella Galicia (Redondela, Pontevedra), la Diputación de Jaén, y las productoras The Project (Festival de Guitarra, Barcelona) y Dr. Zhivago, además de la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE).

Preguntados por la valoración de este Vis a Vis en Ghana todos señalaron la calidad, la profesionalidad y la diversidad musical. ¿Y los momentos más especiales? Casi por unanimidad, el instante en que se dieron los resultados (con los de FRA! abrazándose como locos), la sorpresa de la aparición de Elom y el agradecimiento expresado por los músicos ante su presencia. Marchan con sabor agridulce por no haber podido elegir más. "Ghana es una cultura joven, mestiza, vibrante y con mucho talento", comenta Begoña, de Pirineos Sur.

George Gogoe, vocalista de FRA! está de acuerdo: "Hay mucho talento en esta parte del mundo, pero la gente no llega a escuchar nuestra música al quedar ensombrecida por la del resto". Por eso opoinaque el Vis a Vis es una oportunidad muy enriquecedora e ingeniosa, al centrarse en África. Todos los programadores consideran que esta es cada vez más una iniciativa necesaria. "El circuito de las músicas llegadas del continente africano cada vez es más pequeño en nuestro país. Si no fuera por los festivales que asistimos a este proyecto la presencia de músicos africanos en España sería casi inexistente. Y el Vis a Vis nos ayuda sin duda en este labor para que no haya una desconexión y desconocimiento por parte del público español sobre las culturas africanas", resume Eugenio González Cremades, de La Mar de Músicas.

En julio próximo, los triunfadores viajarán a España. Para FRA! será la primera vez. "Este verano vamos a tocar en Madrid, Tenerife, Galicia, Barcelona... Podéis esperar buenas vibraciones, energía y buenos momentos", enumeraba Kyekyeku ante las cámaras de EFE y TVE. "Preparad el jamón, el chorizo y la paella, aunque nosotros seamos de Ghana y nos guste el (arroz) jollof", bromeaba.

Y llegó el cantautor… y nos hizo dudar

Elom, cantante ghanés
Elom, cantante ghanés

L.H.M

Su nombre artístico, Elom; el verdadero, Mawulom Deku. Y de tener suerte (promocional y financiera) se convertirá en algo grande. Músico enorme, autodidacta como casi todos los presentados (muchos han aprendido a tocar con tutoriales de Youtube), hecho a sí mismo como todos. Es una suerte de Dylan africano, con un chorro de voz y una fuerza profunda que trastorna; con su guitarra y sus canciones amorosas, sociales, “de la vida”, dirá él tras su actuación. Un cantante y compositor de 30 años, que empezó en solitario en pubs de las ciudades de Takoradi y Ho, al oeste de Ghana. En 2012 se mudó a Accra, y junto a sus estudios de ingeniería eléctrica inició su carrera musical.

Tras las deliberaciones del jurado no ganó por el escaso margen de dos votos. "Sabía que lo tenía difícil", comentó luego. Ser elegido para actuar en festivales multitudinarios, armado solo con tu guitarra, tu voz, la percusión de una calabaza y poco más no es tarea ligera. Su sitio son espacios más reducidos. Pero consiguió emocionar a todos. Preguntado por un momento especialmente personal o emotivo durante este VisaVisGhana, Miguel Ramirez, del Festival Internacional Canarias Jazz&Más Heineken eligió precisamente este: “Cuando, tras anunciarse los resultados de los dos grupos que viajarían a España, llamé a Elom y lo abracé, se me saltaron las lágrimas. Por tener ahí delante a un ganador real que no pudo entrar; porque los otros dos son justos triunfadores y por solo poder elegir dos entre tanta calidad”. Todos se quedaron con su contacto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >