Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Chivas’, la apología del entrenador despreciado

El equipo Guadalajara, uno de los clubes más populares de México, estrena su película sobre la temporada de 2017 en la que alcanzaron la gloria de la mano del argentino Matías Almeyda

El Guadalajara es un equipo de fútbol insólito. Es el club que por un principio ético juega exclusivamente con futbolistas mexicanos. Una de las instituciones con mayor cantidad de aficionados en su país y entre la comunidad latina en Estados Unidos. Es el mismo que lanzó al mercado su propio refresco de cola, el que lanzó su propio servicio de transmisión de partidos por Internet y será el primero, al menos en México y del próximo Mundial de Clubes, en tener su propia película.

Chivas (2018) retrata la épica del equipo mexicano que hizo del 2017 un año indeleble cuando ganaron la Liga y la Copa, un hito inédito en el fútbol del país. Desde el cuartel del club nació la idea de documentar el día a día de la convivencia entre el equipo principal y su entrenador, el argentino Matías Almeyda. El equipo encargado de hacerlo fue el mismo que producía contenidos para Chivas TV, la plataforma que transmite los juegos de local en México. “Vimos en el vestidor que se estaba dando una transformación humana, Matías más que un técnico es un humanista que llegó a trabajar en la confianza”, explica el director del documental, Iván López-Barba. El filme fue presentado en el prestigioso festival de cine de Morelia con Almeyda como su principal embajador.

La idea de filmar al equipo tuvo que pasar por los despachos del dueño del Guadalajara, Jorge Vergara, y de Matías Almeyda, quien era el entrenador hace un año. La idea fue impulsada por Amaury Vergara, hijo del dueño y vicepresidente del equipo, un ávido cineasta formado en Nueva York. "La película no se pensó desde una perspectiva de Chivas, hacerlo lo más verdadero posible. El club no quiso llevar la historia hacia un discurso en particular”, enfatizó Vergara.

La calidad de la fotografía de Chivas destaca para capturar los entrenamientos y se sale de los tópicos de los contenidos sobre fútbol. Es un estilo fino que no abusa de los lugares comunes. Las entrevistas indagan en el camino que llevó a los futbolistas a ser profesionales como la de Carlos Salcido, el chico que lavaba autos y se convirtió en el capitán equipo del club. "Me acuerdo que llegué al vestidor, me puse la camiseta de entrenamiento y dije: 'para que me la quite alguien [no habrá nadie] en mi puta vida", dice.

Uno de los valores agregados es la cofradía en los vestuarios en la que se desvela la irritación entre los jugadores. “En estos momentos no podemos desconfiar, cabrones”, dice Rodolfo Cota, el portero, en un momento del filme. Los detalles se centran en mostrar la desdicha de tener los pies triturados por patear un balón. “Acostumbrarnos a tener las cámaras de cerca es difícil. En el fútbol hacemos un grupo muy cerrado y no permitimos que nadie entre a nuestra intimidad”, opinó el jugador Michael Pérez.

La principal disonancia que ha suscitado Chivas es que uno de sus protagonistas, Almeyda, rompió relaciones con el club de mala forma en junio pasado. Al argentino le orillaron a renunciar a su cargo. Le contrataron para rescatar al equipo del descenso y se convirtió en el estratega más exitoso en las últimas décadas al ganar cinco títulos en tres años. El entrenador, incluso, prestó dinero al equipo para pagar unos premios a los jugadores al alcanzar la fase final de la Liga. Un acongojado Almeyda salió entre sombras del conjunto, "me voy con el corazón roto", comentó quien ahora prueba su suerte como director técnico en Estados Unidos.

Los momentos dulces que muestra el documental chocan con lo que sucedió hace poco más de seis meses cuando los futbolistas protestaron en contra del dueño por adeudos y por las salidas abruptas de jugadores clave como Rodolfo Pizarro, Cota, Vázquez y Oswaldo Alanís. “Hay que desvincular la película de lo futbolístico. Esta es una película sobre la vida misma: unos llegan, otros se van”, explica López-Barba.

En un momento en el que pululan las series de equipos de fútbol en las plataformas de streaming, como Netflix o Amazon Prime Video, los ejecutivos del Guadalajara decidieron apostar por el cine porque “permite mostrar una realidad, en dos horas puedes vivir lo que vivieron los jugadores por un año y medio”, comentó Amaury Vergara, “queríamos autonomía e independencia y no depender de una plataforma”, agrega López-Barba.

Chivas es otra apuesta temeraria de unos propietarios que apuntan por engrandecer su historia, su exposición de marca y para tomar inspiración para el Mundial de Clubes - en el que pueden coincidir en semifinales con el Real Madrid - en diciembre próximo. Allí Almeyda, el gran revolucionario y alma del documental, no estará para dar consejos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información