Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pueblo de Granada se prepara para recibir a la Venus Capitolina

El Ayuntamiento de Salar había reclamado poder exponer la estatua de la diosa como reclamo cultural

La Venus Capitolina, en las dependencias municipales.
La Venus Capitolina, en las dependencias municipales.

En Salar, municipio granadino de 2.700 habitantes, han recibido con gran ilusión las palabras de Guillermo Quero, delegado de Cultura del Gobierno regional: es más que probable que la Venus Capitolina hallada durante las últimas excavaciones en la villa romana de la localidad se quede en el municipio. La estatua, una de las escasas figuras originales de esta diosa romana, debería, según la ley regional de patrimonio, reposar en el museo arqueológico provincial, pero el Ayuntamiento la desea incorporar como un atractivo cultural más de la localidad.

Quero ha declarado a la SER que la Junta “sin lugar a dudas” quiere “colaborar con el Ayuntamiento en la promoción, difusión e investigaciones de uno de los yacimientos [romanos] más importantes, no solo a nivel andaluz, sino incluso nacional”. Por eso, el Gobierno regional está dispuesto a que “estos hallazgos se puedan visitar y sean otro reclamo más para el municipio y el Poniente de Granada”, siempre y cuando el “Ayuntamiento acredite todas las medidas de seguridad”.

El valor de la venus es incalculable, ya que no hay más de un centenar de originales en el mundo. Este tipo de esculturas eran muy comunes en las residencias de las clases más altas de la sociedad romana. Son adaptaciones de la Venus de Praxíteles, escultor griego del siglo III antes de Cristo.

Salar, municipio agrícola, cuenta con un centro de interpretación municipal, además de la citada villa romana. En el centro se explica con una maqueta y un vídeo en 3D la villa y, a continuación, cada persona se dirige con su vehículo al yacimiento romano donde se le da una explicación más ampliada de lo hallado: además de la estructura del edificio, se muestran los mosaicos -más de nueve metro lineales- que decoraban la edificación.

Más información