X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

ANÁLISIS »

La voz de Arturo Barea revive en los archivos de RNE

Radio Nacional de España acaba de encontrar en sus archivos la penúltima charla del escritor: todo un descubrimiento y una gran noticia

Arturo Barea (1897-1957), durante una intervención en la BBC.

A Arturo Barea se le conoce sobre todo por La forja de un rebelde, trilogía publicada durante su exilio en Inglaterra entre 1939 y su muerte en 1957. La parte menos conocida de su vida, particularmente en España, son sus 856 charlas semanales de quince minutos en la sección de América Latina del Servicio Mundial de la BBC, emitidas bajo el seudónimo Juan de Castilla para proteger a su familia en España. La BBC no conserva ninguna de estas grabaciones en discos grandes de 78rpm: se supone que fueron destruidas por razones de espacio (todas las charlas de George Orwell sufrieron la misma suerte). Radio Nacional de España (RNE) acaba de encontrar en sus archivos la penúltima charla de Barea: todo un descubrimiento y una gran noticia.

Durante la II Guerra Mundial, sus charlas y cuentos cortos tenían un propósito propagandístico, con el fin de contrarrestar la propaganda de los nazis en América Latina. Barea proyectaba una visión muy favorable de Inglaterra, tal vez por haber sido recibido con los brazos abiertos. Muchas veces las charlas se centraban en La Tabernita de Frank, una taberna ficticia que Barea recreó tomando elementos de varios lugares, incluyendo su pub favorito en Faringdon, The Volunteer, situado en las afueras de Oxford, donde hay una placa en su honor desde 2013.

Barea fue votado muchas veces por los oyentes como el locutor más popular del servicio de Latinoamérica. Su éxito fue tal que la BBC lo envió en 1956 de gira durante cuarenta y ocho días por Argentina, Chile y Uruguay, donde recibió una exultante acogida. Según un informe de la embajada británica en Buenos Aires, el principal problema de Barea durante su gira “era evitar ser festejado, agasajado y agotado por hordas de admiradores y entusiastas”. En cambio, la propaganda contra Barea publicada por los partidarios de Franco intentaba denigrarlo llamándolo Míster Arthur Barea (Beria) —deformación deliberada de su apellido— en clara alusión al jefe de seguridad de Stalin, que apuntaba y apuntando al supuesto pasado comunista de Barea, partido en el que nunca militó.

RNE descubrió la charla después de la inauguración en diciembre de la exposición sobre Barea en la sede del Instituto Cervantes en Madrid, comisariada por mí. ¿Cómo llegó la charla al RNE? Parece que en la década de los 80, José María González Sinde presentó un proyecto a TVE para producir una película sobre La forja; para prepararlo, alguien de la familia de Barea le facilitó a RNE un disco con la charla y fue traído a la Radio para grabar una copia.

La grabación no tiene título ni fecha, pero al tratarse de los propósitos del año nuevo (1958), centrado en La Tabernita de Frank, es de suponer que fue la charla que se emitió en diciembre de 1957, pocos días antes de la muerte de Barea el 24 de ese mes. ¡Qué lastima que no llegara a tiempo para usarla en la exposición y poder ser escuchada por los ya innumerables aficionados de Barea!

William Chislett es el comisario de la exposición sobre Arturo Barea en la sede del Instituto Cervantes en Madrid.