El productor Tatxo Benet adquiere por 80.000 euros la obra ‘Presos políticos’ retirada de Arco

La junta rectora de Ifema avala la decisión de retirar la pieza de Santiago Sierra que el socio de Jaume Roures ha adquirido

La obra 'Presos Políticos', de Santiago Sierra, ayer en Arco.

La feria de Arco se ha inaugurado entre polémicas debido a la obra Presos Políticos en la España Contemporánea del artista Santiago Sierra. La pieza se compone de 24 fotografías de personas que están encarceladas, entre las que figura el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los Jordis, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Sin embargo, a primera hora de este miércoles, el director de Ifema, Eduardo López-Puertas, la retiraba "para evitar polémicas", con el consentimiento de Helga de Alvear, dueña de la galería donde se exponía.

Más información

La obra, entretanto revuelo, ya ha sido vendida. Las 24 fotografías en blanco y negro se presentaban como una pieza única, con un precio de 80.000 euros, que el empresario catalán del sector audiovisual Tatxo Benet ha adquirido. El comprador es socio de Jaume Roures en la productora Mediapro. Su intención es que la vea “el mayor número de personas posibles”. Fuentes cercanas a Benet confirmaron a este diario que la venta se cerró antes de la apertura de la feria. Benet ha explicado este jueves su voluntad de exponer la pieza retirada en un museo o sala de exposiciones de Lleida en un primer lugar, por ser él oriundo de la capital del Segrià.

La obra consta de 24 retratos de figuras como Junqueras, Sànchez o los dos titiriteros detenidos en Madrid en 2016 por su montaje La bruja y don Cristóbal: todos aparecen con el rostro pixelado y una leyenda que explica quién es el personaje fotografiado.

El Ayuntamiento de Madrid, una de las instituciones de la que depende el recinto ferial, ha pedido la celebración de una junta rectora urgente para exigir su rectificación. No obstante, tras la celebración de la misma, la Junta ha avalado la decisión de la dirección de la feria, por lo que la pared de Arco continuará vacía.

El gobierno de Manuela Carmena desconocía la decisión de la institución ferial, de la que forma parte con un 93% de capital dividido a partes iguales entre la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento. El 7% restante está en manos de la Fundación Montemadrid. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que "no comparte" esta decisión y el coordinador general de alcaldía y vicepresidente de IFEMA, Luis Cueto, ha reiterado que “el Consistorio defiende la libertad de expresión y de creación por encima de todo”. La portavoz, Rita Maestre, ha asegurado que "no eran conocedores" de la petición de Ifema a la citada galería.

José Guirao, director de la Fundación Montemadrid y miembro de la junta de Ifema, ha manifestado durante la reunión que "se ha producido un error de apreciación sobre lo que es el trabajo que tiene que hacer Ifema en relación con Arco". "Nosotros creemos que para pronunciarse sobre los contenidos está el comité seleccionador, el director de Arco y los propios galeristas que escogen la obra de sus artistas. Son funciones muy diferentes. No es misión de Ifema decidir sobre los contenidos”, ha expuesto en dicha Junta.

El debate sobre la obra ha llegado también hasta los pasillos del Congreso. Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha advertido de que "no es compatible con la democracia que haya determinados temas que no se puedan tocar o sobre los que no se pueda hablar". En cambio, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha aplaudido la retirada porque "todo lo que ayude a bajar la tensión hay que valorarlo positivamente", ha dicho. "En este momento todo lo que contribuya a tranquilizar el ambiente y la crispación es positivo", ha añadido Robles, según la agencia Efe. Por su parte, su homólogo de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha criticado la decisión de retirar la exposición porque el arte es "ficción, libérrimo" y en él "cabe todo". De hecho, ha avisado de que al tomar la decisión de prohibirlas se "genera muchísima más atracción hacia la obra".

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, en su visita a Arco, ha destacado hoy que "en España no hay presos políticos" y ha considerado que la retirada de la obra de Santiago Sierra ha podido deberse a un tema "conceptual". "Ni nos corresponde, ni nos afecta en términos competenciales", ha insistido Benzo, que cree que se trata de una decisión de una galería privada y en base a los criterios de la misma, por lo que hay que respetarla.

"No he visto la obra pero lleva el título de 'presos políticos' y si hay fotografías de personas que no son presos políticos hace pensar que conceptualmente no estaba bien ajustada la obra y es un criterio artístico que se ha tomado en cuenta a la hora de retirarlo", sostiene el secretario de Estado de Cultura. Los artistas "tienen derecho a decir lo que quieran y yo soy partidario de la libertad vinculada a la cultura, pero a partir de esa libertad, una galería puede tomar las decisiones que quiera", ha concluido.

Sin embargo, el portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Joan Tardà, ha considerado que es una "vergüenza" esta "censura en Arco". "Bienvenidos a Turquía", ha enfatizado. Su homólogo del PDeCAT en la Comisión de Cultura del Congreso, Sergi Miquel, lo ha catalogado de "injerencia política" y ha denunciado un "acoso" por parte del Estado "a todas las expresiones culturales y políticas que no le gustan". El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha lamentado que la libertad de expresión en España está en "horas muy bajas" tras la condena al rapero Valtonyc y la retirada de la obra en la feria ARCO.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50