Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Merche de Beauvoir

La matriarca de los Alcántara empieza a despertar a la conciencia feminista en la última temporada de ‘Cuéntame cómo pasó’

Antonio y Merche Alcántara en el capítulo 'Cuéntame lucha'.
Antonio y Merche Alcántara en el capítulo 'Cuéntame lucha'.

-La tienes malcriada y le metes en la cabeza esas ideas tuyas feministas.

-Antonio, ¿feminista yo?

-Pues sí, tú. De nuevo cuño, con todo ese rollo de la igualdad y esas cosas que lees.

-Eso de la igualdad no es ningún rollo, es un derecho.

Este diálogo al comienzo del último capítulo emitido de Cuéntame cómo pasó era una escena de cama, como otras tantas que ya hemos visto de Merche y Antonio, pero con un mensaje muy potente de fondo. Corre el año 1987 para los Alcántara, la tercera ola del feminismo está a punto de terminar y Merche empieza a ser consciente de la importancia de la reivindicación de los derechos de la mujer.

La matriarca de los Alcántara ha ido siempre un paso por delante con relación a las mujeres de su época. A pesar de que al comienzo de la saga familiar estaba representada como un ama de casa abnegada que cosía pantalones para poder sacar un dinero extra, con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en un ejemplo de mujer independiente, que sabe lo que quiere y lucha por ello. Fue la primera mujer del barrio, y de la familia, en ir a la universidad y licenciarse en económicas, ha sido empresaria, ha superado un cáncer de mama y ha sido capaz, con más o menos efectividad, de plantarle cara a su marido, algo no tan común en aquella época.

Cuéntame ha mostrado, a lo largo de estas 19 temporadas, la evolución de un país que salía de una dictadura para adentrarse en una frágil democracia, y ha recorrido casi todas las luchas sociales que tuvieron lugar durante los años de la transición. Casi, porque si hay una que se ha mostrado a medias es la lucha de las mujeres por tener su espacio en el mundo, su “habitación propia” que diría Virginia Woolf. 

Gracias al personaje de Merche se ha podido vislumbrar lo dura que era la vida para las mujeres en los primeros años de la democracia. Centrándose en las discusiones con Antonio que surgían a raíz de las ganas de crecer y avanzar de Merche, los guionistas de la serie mostraban, tímidamente, la lucha de las mujeres contra el sistema establecido para poder hacer cosas, hoy tan normales, como estudiar una carrera universitaria o, simplemente, ser independientes.

Ahora la madre de los Alcántara ha dado un paso más, empieza a ser consciente de la desigualdad reinante a su alrededor y empieza a predicar sororidad. “Nos tenemos que organizar nosotras, no tenemos que ser satélite de ningún hombre”, le espetaba a su hija Inés en el capítulo emitido este lunes. Sin saberlo, Merche le daba a su primogénita uno de los mejores consejos que una mujer puede darle a otra: tienes que ser independiente, que ningún hombre te frene, tienes que buscar y crearte tu lugar en mundo por ti misma.

Pero Merche no solo predica independencia, sino que también se la reclama a ese terremoto machista llamado Antonio Alcántara, con el que ha compartido 39 años de su vida. “Mira Antonio, esta noche nos vamos a sentar a hablar después de cenar y vamos a marcar una línea divisoria en nuestro matrimonio”, le espetaba Milano a un Antonio patidifuso con el empoderamiento de su compañera. Merche quiere empezar a contar de verdad, quiere poder tomar por sí misma decisiones que afectan a la casa, a sus hijos y a su vida.

Así que sí, Merche es feminista, puede que aún no lo sepa, pero lo es.

La píldora anticonceptiva y el aborto en San Genaro

Los derechos reproductivos de la mujer son uno de los pocos temas femeninos que sí se han tratado en la serie. En 1985 el gobierno de Felipe González aprobaba la ley del aborto en España solo para casos de violación, malformación del feto y riesgo físico o psicológico para la madre. Como parte del argumento histórico de la serie los guionistas trataron los enfrentamientos entre abortistas y antiabortistas, pero sin centrar el foco en la capacidad de decidir de la madre sobre sus derechos reproductivos. 

También se trató de manera breve la legalización de la píldora anticonceptiva  en España (1978). En este caso era Inés Alcántara, la hija mayor de la familia la que decidía tomarla y la que reivindicaba su derecho a una sexualidad libre de embarazos. 

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
15lunes
Poldark
Movistar Seriesmanía
Temporada 5 y última
16martes
17miércoles
18jueves
19viernes
20sábado
21domingo