Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaral cumple 20 años de sueños en libertad

El dúo presenta el disco 'Superluna. Directo desde el planeta Tierra' a los suscriptores de EL PAÍS

Eva Amaral y Juan Aguirre charlan con los suscriptores de EL PAÍS.

Amaral acaba de cerrar una gira de dos años con el lanzamiento de Superluna. Directo desde el planeta Tierra, disco grabado en directo que se puede conseguir con EL PAÍS (formato físico y digital). Tras 60 conciertos, Eva Amaral y Juan Aguirre han confirmado que la Navidad será un periodo de vacaciones; sin embargo, recién estrenado el año, se volverán a encontrar “con curiosidad” y decenas de notas para preparar ya el siguiente disco. El anuncio lo han hecho este lunes, en un encuentro con suscriptores dentro del programa EL PAÍS + conducido por el periodista Fernando Navarro y que ha tenido lugar en el Teatro de las Culturas.

El dúo lleva dos décadas proponiendo un nuevo sonido con cada proyecto y como Eva Amaral dijo, para ellos cada disco es una revolución personal y profesional. “Para el próximo estamos abiertos a cosas que no habíamos hecho antes”, proclamó Aguirre, que desveló que su compañera le había descubierto sonidos electrónicos que quizás se reflejen en el nuevo trabajo. Pero por ahora están centrados en presentar Superluna, que recoge el último concierto dentro de la gira Nocturnal, que tuvo lugar en Madrid el pasado octubre. “Cuando terminamos yo tenía la sensación de haberme vaciado de alguna manera ahí encima”, confesó Eva Amaral.

El disco presenta, tal y como ellos querían, el concierto en su forma más orgánica. Solo han prescindido de dos canciones por ser en acústico, ya que querían que se incluyeran los temas tocados por toda la banda que les ha acompañado en este tiempo. En el evento también los arroparon 17.000 personas que con su energía dieron “un superempujón” a Eva Amaral: “Me dejé llevar por las expresiones de la gente de la primera fila, por la sensación de las luces cuando hacían el barrido”. Con las linternas de los móviles el público consiguió que se hiciera de día en el WiZink Center, de manera espontánea, “reflejo de la comunión que había”.

Amaral ha cumplido el sueño que nació en cada uno de sus componentes mucho antes de conocerse, cuando Eva Amaral cantaba a solas en su habitación “como una loca” y Juan Aguirre desafinaba su primera guitarra con 15 años. Entonces imaginaban su vida en la carretera y cuando se encontraron, trasladaron su sueño a Madrid “pensando que nos iba a ir superbien”, pero nunca aventuraron que llegarían “a semejantes proporciones”.

Rememoraron sus inicios en la capital, durmiendo en una colchoneta en casa de un amigo, sus primeros conciertos ante un puñado de personas y cómo se fueron asentando las bases de una sociedad que nació ya rompiendo moldes: un dúo mixto dedicado al rock trabajando en paridad. Aunque aseguran que nunca fueron conscientes de ello, sí han tenido que aclarar en muchas ocasiones que componen letras y música a partes iguales. “Por suerte ya no lo preguntan tanto”, concedieron.

El grupo desveló a los suscriptores algunas curiosidades, como que Aguirre tiene una colección de 60 guitarras que Eva Amaral considera "pornográfica" o que ambos detestan las figuras impositivas y quizás por eso se sienten tan "libres" sobre el escenario: "La música es un terreno en el que nadie te dice lo que tienes que hacer". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >