Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventajas de llamarse ‘Arma letal’

La serie basada en la franquicia cinematográfica estrena su segunda temporada

Damon Wayans y Clayne Crawford, en la serie 'Arma letal'.

Tras el alud de series que cada año estrenan los canales en abierto de la televisión de Estados Unidos, pocas logran alcanzar una segunda temporada. La lucha en la pequeña pantalla es a muerte y muchas caen en el intento. Quizá el nombre ayudó a Arma letal a superar esa barrera y tener una segunda temporada, que hoy estrena Movistar Series Xtra (00.30, en versión original subtitulada; en dual desde el 9 de octubre). "Claro que ayuda llamarse Arma letal, pero también al principio puede jugar en contra", dice la actriz Keesha Sharp, Trish Murtaugh en la ficción. "Tienes que cumplir unas expectativas que pueden no alcanzarse".

El título supuso una responsabilidad extra para los actores. "Yo trataba de olvidarlo para no ponerme nerviosa", reconoce Jordana Brewster, la psicóloga Maureen Cahill en la serie. "Pero egoístamente pensaba que la responsabilidad cae más en ellos". Porque Damon Wayans y Clayne Crawford aún tienen que luchar contra el recuerdo de Danny Glover y Mel Gibson, intérpretes de sus respectivos papeles en la gran pantalla. "Los personajes eran tan icónicos... Dices Arma letal y piensas en Danny Glover y Mel Gibson, te los imaginas a ellos en el póster, yo todavía los veo a ellos", reconoce Wayans, Roger Murtaugh en la serie.

Los nuevos capítulos arrancan con los dos protagonistas en México: Martin Riggs (Crawford) con la intención de vengar la muerte de su mujer y Murtaugh para intentar que su amigo no haga alguna locura. "Es una relación como de hermanos. Puedo estar tomándole el pelo y cabreándole todo el día, pero si alguien intenta hacerlo, salto", cuenta Crawford a EL PAÍS en unas entrevistas con el elenco en Londres. Los personajes se complementan como lo hacen sus intérpretes fuera de la pantalla. A Crawford, Arma letal le ha dado la oportunidad de hacer comedia, un género que el actor de Rectify todavía no había tocado. Por su parte, Wayans, con amplia experiencia en la comedia, confiesa tener más dificultades con la parte dramática.

Las ventajas de llamarse ‘Arma letal’

La química entre ambos personajes resultaba fundamental para que Arma letal funcionara. "Es una cuestión de confianza. Es lo interesante de una relación que es como la de dos hermanos", dice Wayans. A Keesha Sharp y Jordana Brewster, por su parte, les gustaría ver en los nuevos capítulos más sobre sus personajes. "Hemos visto un poco pero, ¿qué pasa con ellas en sus vidas? Eso es la vida también, no solo son ellos dos los que tienen problemas. Y sería interesante ver a estas dos mujeres fuertes afrontando cuestiones de su propia vida", reclama Sharp.

Otro factor decisivo, según los intérpretes, para que la serie haya gustado al público es que tiene algo para atraer a todo tipo de público. "Hay muy pocas series hoy en día así. En los ochenta había más, pero ahora no, algo que pueda ver abuelos, niños y padres juntos. Estamos en un momento en el que el drama es tremendamente oscuro y la comedia es muy ácida, y nosotros estamos en algún lugar en el medio", defiende Crawford, que también confiesa disfrutar grabando las escenas de acción. "Es algo que no hacíamos en Rectify, momentos que rompen las escenas de diálogo y más diálogo. Es genial, llegar a un momento en el guion en el que no hay más líneas que memorizar y solo dices '¡ey, espera!' y ya está", ríe el actor. "Las escenas de acción son un reto, pero en realidad es muy lento, no es como lo ves en la pantalla. Te lleva todo el día grabar unos minutos. El reto está en hacerlo con la misma energía a lo largo de todo el día, porque una vez que empiezas a correr, estarás todo el día corriendo", añade Wayans.

Más información