Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cartelera y estrenos de cine | 23 de junio

Llega a España la espera 'Wonder Woman' y 'Selfie' demuestra que se puede hacer una película original con muy poco dinero

Llega a España Wonder Woman, una de las películas más esperadas del año, de la que toda la industria está observando su comportamiento para seguir o no en la línea del empoderamiento femenino en las grandes superproducciones. A Jordi Costa le atrae su apuesta por el material original: “No se avergüenza en ningún momento de ser un tebeo. Y un tebeo antiguo, además, con el espíritu de vieja película de aventuras, afortunadas ideas en sus secuencias menos espectaculares e incluso inesperadas sorpresas camp, como la que llega de la mano de una Elena Anaya que se diría recién extirpada de La piel que habito”.

Carlos Boyero ha visto Selfie, de Víctor García León, un falso documental sobre el hijo de un ministro del PP al que un buen día la vida le cambia radicalmente cuando su padre ingresa en prisión, su hermana se larga a Nueva York, su madre se vuelve a su ciudad natal y la casa familiar la embarga un juez. En su deambular acabará viviendo en Lavapiés, rodeado de simpatizantes de Podemos. Boyero remarca el poco dinero con el que se ha hecho esta películas: “[A veces] se produce el milagro de que los 10.000 euros que ha costado Selfie sirven para parir una película inteligente y original, irreverente y corrosiva, con capacidad para despertar la sonrisa y la risa, mezclando con habilidad la realidad y la ficción, observando la vida con higiénica mala hostia”.

En Hermanos del viento, codirigida por Gerardo Olivares, Javier Ocaña encuentra interesante que se use material documental para hacer una ficción, y así el espectador no duda si lo que le han enseñado de las tomas de naturaleza es realidad o situaciones provocadas. Pero… “nacida como un documental sobre las águilas en Los Alpes, fue convertida más tarde en ficción, con el añadido de una historia tan sencilla que solo resulta simple”. Con el buen trabajo del director Gerardo Olivares y del actor francés Jean Reno.

Otra de las películas fuertes del fin de semana es Maudie, la historia real de cómo el arte aparece donde menos se pueda esperar. O, como arranca Jordi Costa: “Toda la vida ya está enmarcada y está justo ahí’, dice Sally Hawkins, mirando por la ventana, en la piel de la artista outsider Maud Dowley, practicante de un arte naíf donde la realidad inmediata se sublimaba con colores vivos. Unos colores que, en definitiva, indicaban el punto de fuga de una vida condicionada por una temprana artritis reumatoide, que deformaba el cuerpo de la artista e iba convirtiendo sus manos en un instrumento cada vez más precario”.

Menos interesante es otro filme sobre un caso real, La casa de la esperanza, con Jessica Chastain dando vida a la dueña del zoo de Varsovia, lugar por el que durante la II Guerra Mundial escaparon centenares de judíos del exterminio nazi: “Basada en un exitoso libro de Diane Ackerman, parece más una clase urgente para niños de siete años sobre deportación y exterminio, sobre invasión y resistencia en el gueto de Varsovia, que un análisis verdadero, congruente y capaz, de un hecho histórico de esencial importancia”.

Acabamos con dos pequeños estrenos españoles, el de La película de nuestra vida, que así define Costa: “No es fácil capturar el espíritu de esta película libre y lúdica, en la que el propio padre del director interactúa con dos actores [Francesc Garrido y Nao Albert] en el espacio de la casa familiar, entre interferencias de viejas películas domésticas que, por textura y color, evocan dos épocas distintas”; y el de documental Mi vida entre las hormigas, sobre el grupo Ilegales que, como apunta Ocaña: “Es un torrente de información sociológica e individual, y un volcán de energía sonora. Una película que además nunca pierde el hilo de la relación entre lo acontecido en lo personal, y lo creado y cantado en lo musical”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información