La danza y la mujer protagonizan unos Max muy repartidos

Los espectáculos ‘Oskara’ y ‘Caída del cielo’ reciben tres premios. 'Només son dones' gana como el mejor montaje teatral

Los premiados de los Max, ancohe tras la gala.
Los premiados de los Max, ancohe tras la gala.MÒNICA TORRES (EL PAÍS)

En unos premios muy repartidos, los Max reconocieron la variedad y la efervescencia creativa de la danza en España, a pesar de su precaria situación económica y laboral. En su 20 aniversario de la gala de las artes escénicas, celebrada en el Palau de les Ars de Valencia, dos espectáculos de danza recibieron anoche seis galardones (y no todos de su especialidad, como era habitual) y un tercero, que incluye coreografías, logró dos más. Las conmovedoras danzas de inspiración vasca inventadas por el coreógrafo valenciano y Premio Nacional Marcos Morau para el espectáculo Oskara, de la compañía de Rentería Kukai Dantza, se llevó tres manzanas enmascaradas diseñadas por Joan Brossa (mejor espectáculo de danza, mejor diseño de vestuario, mejor elenco de danza); la contundente combinación de flamenco-danza-teatro-performance de Rocío Molina y sus Caído del cielo se llevó tres (mejor diseño de iluminación, mejor intérprete femenina de danza y mejor coreografía); y el desgarrador montaje de teatro y baile Només són dones,escrito por Carmen Domingo y dirigido por Carme Portaceli, se alzó con dos. Esta última dedicó su Max (el otro del montaje fue para el mejor espectáculo de teatro) a las mujeres “olvidadas e ignoradas” que lucharon por las libertades contra el franquismo, también “invisibles” en democracia, protagonistas de la obra.

Palamarés completo

1. Mejor espectáculo de teatro

· Només són dones de Factoria Escènica Internacional, S.L.

2. Mejor espectáculo de danza

· Oskara de Kukai Dantza.

3. Mejor espectáculo musical

· Cervantina. Versiones y diversiones sobre textos de Cervantes de Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC-INAEM) y Ron Lalá Teatro, S.L.

4. Mejor espectáculo de calle

· Mulïer de Maduixa Teatre, S.L.

5. Mejor espectáculo infantil o familiar

· Amour de Cía. Marie de Jongh.

6. Mejor espectáculo revelación

· inTarsi de Compañía de Circo ‘eia’.

7. Mejor producción privada de artes escénicas

· Historias de Usera de Kubik Fabrik, S.L.U.

8. Mejor autoría teatral

· Alfredo Sanzol por La respiración.

9. Mejor autoría revelación

· María Cárdenas por Síndhromo.

10. Mejor adaptación o versión de obra teatral

· José Ramón Fernández por El laberinto mágico.

11. Mejor composición musical para espectáculo escénico

· Damián Sánchez por Mulïer.

12. Mejor coreografía

· Rocío Molina por Caída del cielo.

13. Mejor dirección de escena

· Carme Portaceli por Només són dones.

14. Mejor diseño de espacio escénico

· Curt Allen Wilmer por Hamlet.

15. Mejor diseño de vestuario

· Iraia Oiatzabal por Oskara.

16. Mejor diseño de iluminación

· Carlos Marquerie por Caída del cielo.

17. Mejor actriz protagonista

· Nuria Mencía por La respiración.

18. Mejor actor protagonista

· Ángel Ruiz por Miguel de Molina al desnudo.

19. Mejor actriz de reparto

· Ainhoa Santamaría por La estupidez.

20. Mejor actor de reparto

· Paco Ochoa por El laberinto mágico.

21. Mejor intérprete femenina de danza

· Rocío Molina por Caída del cielo.

22. Mejor intérprete masculino de danza

· Manuel Liñán por Reversible.

23. Mejor elenco de danza

· Kukai Dantza (Jon Maya, Eneko Gil, Martxel Rodríguez, Ibon Huarte, Urko Mitxelena, Alain Maya y Jonatan López) por Oskara.

Fueron las mujeres, las autoras, el hilo conductor de la gala, en la que se oyeron muchos pasodobles valencianos, dirigida por el maestro de Els Comediants, Joan Font, presentada por Ana Morgade, y animada por Josep Zapater y Noèlia Pérez, artífices del montaje musical Two ladies or not two ladies, una de las revelaciones de la temporada.

Inés París, autora y presidenta de la Fundación SGAE, organizadora de los premios (en colaboración con la Generalitat valenciana), ofreció un intenso discurso feminista. Recordó que sólo el 17,5% de los socios de la SGAE son mujeres (aunque representan el 42% de las autoras) y pidió un cambio en los contenidos y en la educación para evitar tanto la discriminación como los asesinatos machistas. “Se equivocan los que creen que el paso del tiempo por sí solo va a mejorar esta situación”, dijo la también autora, que fue muy crítica con la falta de “políticas públicas” sobre todo a partir de la crisis.

Una crisis que se ha llevado por delante la sala Kubik, del madrileño barrio de Usera, que, al menos, no se fue sin premio, al recibir el de mejor producción privada de artes escénicas por Historias de Usera.

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando Rocío Molina se puso a bailar porque así es como se expresa. Los componentes de la compañía vasca Kukai Dantza se expresaron en castellano y el euskera y agradecieron a sus familiares la transmisión de su cultura y su lengua propias, al tiempo que reivindicaban la memoria histórica, al igual que Ángel Ruiz, mejor actor por Miguel de Molina al desnudo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El mayor aplauso lo recibió el veterano director teatral Salvador Távora, Max de Honor. Le recordó a los políticos que la cultura “es fundamental en todo”, y el teatro, también.

No hubo mucha presencia de invitados de campanillas más allá de los candidatos a los premios. Parece que cuesta moverse a la periferia. Sobre todo a los representantes políticos del Gobierno central. El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, brillaron por su ausencia al igual que sus correligionarios del PP. De modo que el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, de Compromís, acapararon la atención institucional, si bien la mediática la compartieron con el diputado de Podemos Íñigo Errejón, y con Toni Cantó, el actor que jugaba en casa y encabezaba la comitiva de Ciudadanos.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS