Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sónar 2017: Björk por triplicado

La artista mezclará realidad virtual, música y una charla en el festival de electrónica el miércoles 14 de junio

Imagen promocional de Björk.

En 24 años de trayectoria el festival Sónar ha alcanzado ya un nombre con amplia repercusión internacional. Un nombre genérico que ya lo dice todo y en el que prácticamente no caben las individualidades. Este año, sin embargo, otro nombre brillará casi tanto como el del mismo certamen, el de Björk.

Imagen promocional de Björk.
Imagen promocional de Björk.

La diva islandesa regresa a Barcelona pero no como cantante o compositora sino para presentar otras facetas de su poliédrica personalidad: inaugurará el Sónar como disyóquey. con un set de cuatro horas, ofrecerá una charla (cosa poco habitual en ella) sobre su trabajo interactivo en Sónar+D y presentará su exposición Björk Digital en el CCCB entre el 14 de junio y el 24 de septiembre.

Con la presencia de Björk, el festival Sónar regresa al centro de la ciudad, exactamente al lugar en el que nació en 1994: el CCCB. A pesar de ello y de que el concierto de clausura se celebrará en el Auditori, la mayoría de actividades se seguirán repartiendo entre los recintos feriales de Montjuïc y L'Hospitalet. Este año el Sónar ha sumado dos días a su habitual oferta, se inaugurará el miércoles 14 de junio con la sesión disyóquey de Björk y se clausurará el domingo 18 con la orquesta alemana Stargaze presentando junto al pianista Nico Muhly la obra Death Speaks de David Lang en el Auditori.

Entre esas dos citas el certamen acogerá unos 140 conciertos repartidos entre nueve escenarios de día en Montjuïc y de noche en L'Hospitalet.

Björk Digital ha viajado ya con gran éxito por diversas capitales y ha sido calificada como una ópera tecnológica en varios actos. Una videoperformance que se adentra en las enormes posibilidades de la realidad virtual y que, según Ricard Robles, uno de los directores del festival, "aúna muchos de los valores del Sónar y del CCCB". La propuesta rompe con la habitual rutina expositiva y sumerge al espectador, gracias a la utilización de la realidad virtual, en diversos ambientes que pueden ir de un concierto privado en una playa al interior de la garganta de la protagonista. Dadas las peculiares características de esta exposición la visita se realizará en grupos reducidos y es necesario adquirir la entrada por Internet independientemente a las del festival.

Dado que el Sónar, según Enric Palau, el otro director-fundador, "sigue siendo la gran celebración de la música de baile en su aspecto más amplio y calidoscópico" el resto de la programación estará más centrado en esa faceta. En el abultado programa destaca desde la electrónica más clásica y comercial de Suzanne Ciani o el disco ochentero de Cerrone hasta el ragetón reivindicativo, el rap jondo o propuestas más mainstream como las de Nicolas Jaar, Masters at Work, De la Soul, Moderat, Jesse Kanda, DJ Shadow o Nina Kravitz.

Paralelamente, y como ya viene siendo normal en los últimos cuatro años, se celebrará el Sónar+D reuniendo todo tipo de actividades relacionadas con la interacción entre música, tecnología y, este año, naturaleza. Este apartado incluye el Sónar 360 centrándose en trabajos audiovisuales realizados con filmaciones en 360 grados.

Björk no estará sola en el panorama expositivo barcelonés que en estas mismas fechas acogerá la exposición David Bowie en el Museu del Disseny, la muestra Lightforms/Soundforms, la más amplia realizada sobre la obra de Bria Eno, en Arts Santa Mònica y la dedicada al recientemente fallecido Tres en la Virreina.

Asistentes a la exposición 'Björk Digital'. ampliar foto
Asistentes a la exposición 'Björk Digital'.

Más información