Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los artistas reflexionan sobre el 'Guernica'

Rogelio López Cuenca: “Hacia la despolitización”

El poeta y artista visual ve en el cuadro una "versatilidad extraordinaria"

'Collage' de López Cuenca para 'Ciudad Picasso'.
'Collage' de López Cuenca para 'Ciudad Picasso'.

El Guernica es fascinante. Soy un fanático coleccionista de guernicas, en todos los soportes y versiones imaginables. Su enorme poder como icono de dimensión global y su polisemia lo convierten en objeto de una permanente lucha por la fijación y explotación de su significado. La barbarie de la guerra no ha dejado en ningún momento de reactivarlo. Desde sus viajes durante la Guerra Fría, la pintada de Shafrazi o las acciones de la Art Workers’ Coalition hasta su uso recurrente en las manifestaciones contra las agresiones imperialistas en Oriente Próximo o el Golfo; o para denunciar la destrucción medioambiental o la especulación inmobiliaria. O el que Vera y Barrionuevo pintaron en la cárcel. Es un signo de una versatilidad extraordinaria. Como lo es también el número de sus parodias. O las memorables fotos que lo muestran en la urna antibalas y escoltado por la Guardia Civil.

Y pensemos que ahora mismo, justo cuando, por fin, en el Museo Reina Sofía, se muestra al público en el marco del contexto histórico de su producción, asistimos a la intensificación de los intentos de despolitización de su lectura; lo mismo que de su autor, vía su esencialización como español-español-español o su andalucización o hasta malagueñización a toda costa: lo que hace que aparezcan en el cuadro desde el terremoto que ¡con tres años! vivió el niño Picasso en Málaga hasta los pasos de Semana Santa que tuvo que ver, por más que no conste que los mencionara nunca. Y todo esto entre guernicas, con o sin copyright, en bolígrafos, tazas, posavasos, paragüeros o, quizá el más rotundo, una billetera.

Rogelio López Cuenca (Nerja, Málaga 1959) trabaja habitualmente sobre contextos urbanos. En Ciudad Picasso (2010) abordó el proceso de reinvención del imaginario de la ciudad de Málaga por ser el lugar de nacimiento del más célebre artista del siglo XX. La muestra, que se expuso en la galería Juana de Aizpuru, formó parte del proyecto en curso Surviving Picasso / sobrevivir a Picasso, que estudia el fenómeno desencadenado en la ciudad al que López Cuenca denomina como la piscassización de Málaga o la malagueñización de Picasso.