Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Poniatowska: “Prefiero al Quijote que a cualquier santo”

La escritora mexicana le reza a ingenioso hidalgo en uno de los actos de clausura del Festival Cervantino

Elena Poniatowska en un acto del Festival Internacional Cervantino.
Elena Poniatowska en un acto del Festival Internacional Cervantino. EFE

Elena Poniatowska leyó El Quijote en francés cuando todavía no sabía ni hablar español ni qué era México. Su padre le regaló una edición infantil del ingenioso hidalgo pero creyó que se trataba, en realidad, de la historia de un santo. A sus 84 años, Alonso Quijano es para esta escritora mucho más que un mártir cristiano canonizado. Lo prefiere antes que a emperadores y pontífices. “Su figura desocupada y lectora es más triste que la de los torturados y sangrientos cristos que mueven al espanto”, comenta.

“San Quijote de la Mancha ruega por nosotros. No nos desampares, somos tus escuderos, los guardianes de tus ideas y tenemos la virtud de hacernos invisibles; sobre todo, porque vivimos en un país por ahora opaco y espeso, en el que avanzamos entre maleantes e incapaces, y frente a ti queremos alzarnos como guerreros de todas las batallas”, ha destacado la escritora, premio Cervantes en 2013.

Es la oración que le ha ofrecido al caballero andante Elena Poniatowska en uno de los actos que este domingo clausuran el mayor homenaje que se la hecho a Miguel de Cervantes en el 400 aniversario de su muerte. El Festival Cevantino ha rescatado la figura del novelista y dramaturgo castellano en un continuo tributo que ha durado 22 días y en el que se han programado más de 1.000 actividades.

En él, Poniatowska le ha pedido al Quijote que no le desampare “ni de noche, ni de día”. El ingenioso hidalgo -asegura- es su guía de vida. Y de hecho hay quien considera a la autora de La noche de Tlatelolco un ejemplo actual del famoso caballero andante. “Es una figura emblemática por sus protestas y crítica social”, comentaba recientemente la escritora Margo Glantz en una entrevista a EL PAÍS. A pesar de ello, esta novelista y periodista mexicana se siente más ligada “al gordito Sancho Panza” que a Alonso Quijano. Se identifica con el escudero, con un personaje "fiel y sencillo", sobre todo cuando "lo mantean en una venta y lo avientan al aire como una pelota”.

“Quienes vivimos por y para los libros tenemos mucho de Quijotes y quizá por eso admiro al gordito Sancho Panza quien tras la muerte del caballero retornó a la vida que tenía antes de unirse a las aventuras de su amigo. Su fidelidad, sencillez, inteligencia natural y pragmatismo son dones poco comunes hoy en día. ¿Será por lo que me acerco más a él?”, se pregunta.

Aunque se sienta más ligada a Sancho Panza, Poniatowska encarna, sin duda alguna, los valores de Don Quijote. Con él descubrió que todas las mujeres pueden ser Dulcineas y como el ingenioso hidalgo es hoy una reconocida luchadora contra la injusticia frente a la realidad hostil y aplastante de su tiempo. “¿Cómo hacerle saber a un Gobierno ignorante que apuntale todas las instancias culturales?”, se ha preguntado.

Con este acto, el Festival Cervantino comienza a decir adiós a una edición en la que ha tratado de contagiar al público de la locura de Don Quijote y de su afán de justicia. Su pelea contra gigantes ha pretendido ser un modelo para batallar contra el “México, violento y desigual” de hoy, aseguraba el director del certamen, Jorge Volpi.

“De la misma manera que Alonso Quijano no soportaba la realidad de su tiempo porque le parecía violenta y pedestre, la de México actualmente es muy insoportable”, comentaba Volpi recientemente.

Un certamen en el que Cervantes ha bailado de la mano del Ballet Nacional de Holanda, se ha travestido de vedette gracias a las performances de Guillermo Gómez-Peña o la salud mental del Quijote ha sido analizada por el psiquiatra y exrector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente. Del novelista y dramaturgo castellano, el ensayista Jordi Gracia han asegurado que “nos ha inventado como sujetos modernos” y el escritor peruano Fernando Iwasaki defiende que el autor consiguió educar el humor inglés.

Un Miguel de Cervantes moderno y revitalizado que ha sonado a ritmo de rap en este festival y que ha conseguido llegar hasta las comunidades más olvidadas de Guanajuato. Allí sus obras son representadas por quienes jamás habían oído hablar del escritor y su teatro sirve para dar voz a pueblos marginales de la región acostumbrados a no ser escuchados.

La revolución llega al Cervantino en 2017

V. U.

La próxima edición el Festival Cervantino estará dedicada a las revoluciones, aprovechando que se cumplen 100 años de la bolchevique “que trastocó el panorama del siglo XX”, ha señalado el director del certamen Jorge Volpi, en una conferencia de prensa.

En 2017, se celebra también el centenario de la constitución mexicana que fue fruto de una revolución. Un aniversario que servirá para analizar "el funcionamiento del sistema legal y de justicia" actual del país, ha asegurado Vopi.

Francia será el país invitado, por lo que las refrencias a la primera de las revoluciones modernas serán constantes. Una edición en la que se analizarán otras sublevaciones sociales y en la que se presentará la ópera Anacleto Morones de Víctor Rasgado y el Trío Guarneri de Praga ejecutará los tríos para piano de Ludwig van Beethoven.