Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de pueblos por ser escenario de Juego de Tronos

Las poblaciones españolas que acogieron el rodaje de la serie diseñan estrategias para aprovecharse de su tirón. Los nuevos destinos confían en subirse a la estela del éxito

Daenerys Targaryen, protagonista de 'Juegos de tronos', con uno de sus dragones en una escena rodada en Osuna.

Jesús Cansino es, desde hace año y medio, técnico municipal responsable de los asuntos de Juego de tronos en el Ayuntamiento de Osuna. “He pasado de ser el friki del pueblo al experto”, bromea. Solo su cargo ya refleja lo que ha supuesto (y está suponiendo) para este municipio sevillano de 17.800 habitantes haber sido escenario de la exitosa serie de HBO. La fiebre por la historia de David Benioff y D. B. Weiss se respira, se vende y se muerde por toda la localidad. A la decena de productos de merchandising y a la carta de tapas inspirada en la lucha por el control del Trono de Hierro del restaurante Casa Curro, se suma la oferta turística y cultural que el municipio ha puesto en marcha. Según el Consistorio, desde el paso de las cámaras de la productora estadounidense, el número de visitantes ha crecido casi un 70%. “Vivimos un verdadero boom”, afirma Cansino.

Esta cifra es solo un ejemplo del arrollador efecto que la serie está produciendo en aquellas localidades españolas en las que, desde octubre de 2014, ha dejado su sello. Pero no es la única que lo corrobora. Según el Ayuntamiento de Sevilla, las zonas del Real Alcázar que salen en Juego de tronos han recibido un 40% más de turistas. Sevilla, Osuna, Girona o Peñíscola (Castellón) han experimentado un fuerte crecimiento del número de visitantes, han mejorado su posición y relevancia en Internet y han sumado el interés de otras productoras audiovisuales para rodar en sus escenarios. “Peñíscola ya era un destino turístico por excelencia, pero Juego de tronos ha ayudado a internacionalizar su marca”, asegura la responsable de la oficina de rodajes del municipio castellonense, Laura Hidalgo, quien señala que las búsquedas en internet sobre la localidad han aumentado un 28%. “Hay que tener en cuenta que, según nuestros cálculos, el impacto publicitario fue de 35 millones de euros; con el presupuesto que tiene este municipio tardaríamos 200 años en destinar esa cantidad”, explica. “No éramos nadie y ahora estamos en el mapa internacional”, señala Cansino. Y mientras estas ciudades trabajan para rentabilizar al máximo ese tirón mediático, los nuevos destinos para la séptima temporada se frotan las manos coa esperanza de que el éxito de Juego de tronos también les arrolle.

Desde que se apagaran los focos, hace ahora casi dos años, Osuna quiere convertirse en un reino más de la saga. La localidad ya trabaja en un proyecto para remodelar una de las plazas del pueblo en homenaje a la serie. “Es una actuación urbanística muy ambiciosa. Vamos a convertir esa plaza en un punto de visita obligado. Queremos que Osuna se convierta en un lugar de peregrinaje para los seguidores”, se limita a adelantar el técnico municipal. Esta iniciativa se suma al proyecto de musealización de la plaza de toros, que acogió el rodaje de la serie durante 17 días y que estará listo en octubre, cuando comience la temporada alta en la localidad.

Una pareja visita una de las salas sobre 'Juego de tronos' del museo de Osuna.
Una pareja visita una de las salas sobre 'Juego de tronos' del museo de Osuna.

Los turistas que visiten en los próximos meses la localidad podrán volar a lomos de Drogon, el dragón díscolo de Daenerys Targaryen. “En la última escena rodada en Osuna, Drogon aparece de la nada en el Foso de Daznak para salvar a la protagonista, a Daenerys. Estamos trabajando un proyecto de realidad virtual que mezcla Juego de tronos con nuestro patrimonio natural. La idea es que, con unas gafas de 3D, el turista experimente salir volando de la plaza como sucedió en la ficción y disfrute de los paisajes”, explica Cansino, entre otras iniciativas.

Al aumento del 70% del número de visitas se suman las buenas cifras que viene cosechando el museo municipal desde que, en noviembre de 2015, se dedicaran dos salas a Juego de tronos. “Hay réplicas de las armas, de los escudos, de los cascos, están todos los productos de HBO sobre la serie, hay esculturas y vestidos hechos a mano por artesanos del municipio, óleos…”. . El municipio ha convocado un concurso internacional de ilustraciones fantásticas y organiza actividades y exposiciones en torno a la serie. “Tuvimos la presentación nacional de El mundo de hielo y fuego, de George R. R. Martin; o la exposición de las portadas de Enrique Corominas”, enumera.

El resto de escenarios con la marca Juego de tronos también quiere tener su parte del león. Tanto Girona como Peñíscola han puesto en marcha rutas y visitas guiadas por las diferentes zonas de rodaje. “Desde abril a junio, se han descargado unos 50.000 folletos de estas guías, en las que también se explican otras producciones que se grabaron aquí, como El Cid”, asegura la responsable de Peñíscola.

En Girona también trabajan para crear paquetes turísticos con hoteles y restaurantes. “Girona es una localidad ya turística de por sí, pero prevemos un crecimiento del 20%. Juego de tronos se ha convertido en una oferta turística más”, señala la teniente de alcalde de Promoción Económica, Desarrollo Local y Turismo, Gloria Plana. Un destino más para los turistas y para las productoras. “Tras el rodaje de la serie, se han puesto en contacto con nosotros para otros proyectos tanto BBC como Fox”, explica Hidalgo. “En estos meses, hasta ocho productoras se han interesado por rodar en Osuna. También ha venido a grabar Disney Channel”, apunta Cansino.

Vista Itálica, en Santiponce, población donde se rodará.
Vista Itálica, en Santiponce, población donde se rodará.

Tras dos temporadas rondando en España, HBO ha vuelto a elegir localidades nacionales para rodar su séptima temporada. A la lista integrada por Sevilla, Osuna, Girona, Peñíscola, Almería, Córdoba o Navarra, se suman ahora Almodóvar del Río (Córdoba), Cáceres, Santiponce (Sevilla), Zumaia (Gipuzkoa) y Bermeo (Biskaia). “HBO vuelve a España por tres razones: por la buena experiencia de las dos anteriores ocasiones, por los buenos profesionales e infraestructuras que tenemos y por los incentivos fiscales aprobados en 2015”, asegura el presidente de Spain Film Comission, Carlos Rosado, quien apunta que las ciudades que han acogido la serie han creado una red para intercambiar experiencias y mejorar la asistencia. “Juego de tronos es una serie que tiene una media de 12 millones de espectadores, 12 millones de turistas potenciales”, señala Rosado antes de resaltar el impacto que deja durante el rodaje. “Calculamos que fue de medio millón de euros”, señala la responsable de Peñíscola. “En Girona, dejaron 3,7 millones”, apunta Gloria Plana.

Ante la experiencia en estas localidades, los escenarios españoles de la nueva temporada esperan repetir los buenos resultados. “Para Almodóvar, el rodaje es un sueño. Desde hace unos años, estamos trabajando para potenciar el turismo náutico. Ahora, la promoción nacional e internacional que nos dará la serie nos viene como anillo al dedo”, reconoce el concejal de Cultura y Turismo, Antonio Cobos. “Viendo el impacto que ha tenido en las otras ciudades, es lógico que todos confiemos

Las increíbles formaciones geológicas de Zumaia

En Zumaia se rodará parte de la séptima temporada de la serie.
En Zumaia se rodará parte de la séptima temporada de la serie.

Borja Hermoso

Solo quedan por despejar las dudas relacionadas con el morbillo que da de comer a los fans: ¿será la mismísima Daenerys Targaryen quien hará su entrada triunfal por la increíble playa de Itzurun al frente de sus dragones o lo hará algún secundario? ¿Qué pasajes exactos de la séptima temporada de Juego de tronos se rodarán en Zumaia? ¿El esperado desembarco de la furiosa reina rubia? ¿Qué constelación de estrellas se dejará caer por la preciosa villa costera guipuzcoana después del verano? Todo lo demás son certidumbres.

El rodaje arrancará el 26 de octubre y desplazará hasta Zumaia un equipo de unas 400 personas hasta, con toda probabilidad, la famosa playa de la localidad vasca.

No es un lugar cualquiera. La playa de Itzurun se encuentra en medio del geoparque vasco del flysch —unas extrañas y muy poco comunes formaciones geológicas cuyo origen se remonta según los expertos a unos 65 millones de años—. Todo ello, situado a mar abierto y a los pies de la ya célebre ermita de San Telmo, la de la escena de la boda de la película Ocho apellidos vascos, conforman un paisaje insólito que más parece sacado del lápiz de un enloquecido diseñador de escenarios que de la propia realidad natural. El alcalde de Zumaia, Oier Korta (PNV) se declaró "encantado" de que la villa marinera haya sido la elegida como set de rodaje de la serie más popular de la actualidad… y quién sabe si de la historia. El ayuntamiento ya ha puesto en marcha una bolsa de trabajo para transportistas, ayudantes de montaje, hosteleros y, sobre todo, figurantes ante esa semana de rodaje que pondrá a Zumaia en el mapamundi de las series de televisión… y en el mapamundi a secas.