Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Se nos va un maestro del flamenco y de la vida”

La Bienal de Flamenco estrenará, como homenaje póstumo, el espectáculo que El Lebrijano preparaba

Familiares y vecinos dan el último adiós a El Lebrijano.

"Se nos va un maestro del flamenco y de la vida". "Un innovador e inquieto músico". "Un artista de raíz, por estirpe y por vocación". Los mensajes de despedida al cantaor Juan Peña El Lebrijano, fallecido este miércoles en Sevilla a los 75 años, se suceden desde el mundo de la música, el flamenco y la política para reconocer el espacio que el artista ocupará en la historia de este arte. “Como buen conocedor de ese cante, sabía defender el flamenco puro y al mismo tiempo ser exquisito en la innovación”, ha asegurado la presidenta de la Junta, Susana Díaz. El Ayuntamiento de su Lebrija natal ha decretado tres días de luto y ha habilitado el Teatro Municipal Juan Bernabé como capilla ardiente para su flamenco más internacional. El funeral será este jueves a las 12:00 en la parroquia de Nuestra Señora de la Oliva de Lebrija. 

La bandera del Consistorio sevillano ondea a media asta con un crespón negro. Lebrija está de luto. Y el mundo del flamenco. "Hoy lloramos lágrimas de cera por El Lebrijano, profundo conocedor del cante, fue un innovador e inquieto músico que unió en sus últimas obras el flamenco con voces de otros países”, ha asegurado el ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo. "Con Juan Peña El Lebrijano se nos va un maestro del flamenco y de la vida. Un artista y una persona única", ha afirmado la presidenta andaluza. "Dame la libertad de los pájaros de la marisma... Buen viaje, Lebrijano", ha escrito en su Twitter la artista Marina Heredia. "Para siempre en nuestro corazón. Larga memoria a su arte y su persona", ha dicho el guitarrista Javier Ruibal. "Juan empezó con la guitarra, cantó para el baile, se atrevió con el cante y revolucionó más tarde su jondura atravesando las críticas más ortodoxas, hasta llegar a ser el cantaor más dotado de su generación", ha señalado la alcaldesa de Lebrija, María José Fernández.

El coche con los restos mortales del artista ha llegado sobre las 14.15 al teatro municipal, en cuyas puertas ya esperaban muchos vecinos. El féretro, destapado desde minutos después de abrirse la capilla ardiente, preside el escenario del teatro ante una gran foto del cantaor en blanco y negro y las metopas con los escudos de Andalucía, España y Lebrija. La muerte del artista, quien fue operado de una dolencia cardíaca hace una semana, ha coincidido con el inicio de la 51º edición del festival flamenco La Caracolá Lebrijana, cuyos actos oficiales han sido suspendidos con motivo de los tres días de luto decretados. En concreto, se aplazan la Semblanza a Rodríguez Cosano, la Audición de Guitarra Flamenca y la actuación de Inés Bacán. "Compartimos el dolor de una familia que tanto ha dado por el arte. Prepararemos próximos homenajes en recuerdo de alguien que nos ha dado a conocer en todo el mundo", ha señalado la alcaldesa.

Llegada del féretro con los restos mortales del cantaor al teatro municipal.
Llegada del féretro con los restos mortales del cantaor al teatro municipal.

Pero no será el único homenaje. El Ayuntamiento de Sevilla ha anunciado que la próxima edición de la Bienal de Flamenco, que arranca el 8 de septiembre, le rendirá tributo con el espectáculo De Sevilla a Cádiz (1969-2016), que el artista sevillano preparaba junto a José Valencia y Pastora Galván. "Es una gran pérdida para la familia flamenca, en particular, y para el arte universal, en general", ha señalado el Ayuntamiento. El espectáculo estaba basado en su mítico disco y protagonizado por Valencia, con la colaboración de Galván al baile. Ahora, dicho espectáculo se convertirá, el 18 de septiembre en el Teatro Lope de Vega, en un "cálido" homenaje a su figura, como gran artista y como persona querida por toda la escena jonda, según el Ayuntamiento. El cantaor recibió el Giraldillo Ciudad de Sevilla en 2014, concedido por la Bienal tras clausurar su 28º edición con el espectáculo El cante se escribe con L.

Tras el último adiós de familiares y amigos, el cantaor será enterrado en la parroquia principal de la localidad este jueves a las 12.00, según ha comunicado la familia. "Ha sido una persona profundamente comprometida con el flamenco. Estuvo en la primera línea, con las mujeres y hombres del flamenco, para conseguir que fuese declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad", ha recordado la consejera andaluz de Cultura, Rosa Aguilar. "Fue un músico innovador y moderno que supo acercar el flamenco a la poesía, la cultura y la realidad social española", ha señalado el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. "No solo era un auténtico mago del flamenco, que cuando cantaba se paraba el tiempo, sino también un amigo entrañable y cariñoso que estaba siempre ahí para cualquier cosa que se necesitara", ha reconocido el alcalde de Sevilla, Juan Espadas

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información