Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Pórtico de la Gloria le sacan los colores

La restauración de la obra maestra del románico permite reconstruir virtualmente ocho siglos de policromados

Trabajos de restauración del Pórtico de la Gloria. rn
Trabajos de restauración del Pórtico de la Gloria.

El Pórtico de la Gloria, la fachada más occidental y emblemática de la Catedral de Santiago de Compostela, guardaba bajo la capa espesa de los siglos una intensa policromía. Un sistema de restitución científica del color desarrollado por especialistas ha permitido descubrir ahora los materiales empleados para su ejecución por el Maestro Mateo, entre 1168 y 1188, así como los que fueron añadidos en las sucesivas restauraciones. El trabajo milenario y sistemático de destrucción realizado por el agua sobre el granito en el que se narraba el Apocalipsis, había lavado los materiales utilizados en las diferentes épocas y los diversos motivos decorativos. Todo ello ha salido ahora la luz en la primera restauración integral de la obra maestra del románico europeo que se realiza bajo el mecenazgo de la Fundación Barrié en colaboración con la Fundación Catedral y que ha coordinado el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). Los descubrimientos de dos décadas de trabajo del Maestro Mateo y sus canterios afloran tras diez años de intervenciones. Este jueves han sido difundidos en unas jornadas sobre los avances de la restauración del Pórtico celebrados en la sede del Consello da Cultura Galega.

El trabajo llevado a cabo desde 2009 por el equipo de restauradores, investigadores y técnicos que han analizado los materiales para frenar las causas del deterioro que ponen en riesgo la conservación de esta fachada, ha permitido identificar, mediante minuciosos análisis de pigmentos y aglutinantes, las técnicas de ejecución y los motivos decorativos empleados en cada época. Eso ha hecho posible la reconstrucción virtual de las diferentes policromías que decoraron el Pórtico a lo largo de ocho siglos.

Hasta el momento, los especialistas han identificado cuatro intervenciones y un buen número de retoques puntuales, con motivos decorativos pintados, estampillados y en relieve realizados mediante la aplicación de láminas metálicas sobre los mantos y túnicas. No serán los únicos descubrimientos. Los técnicos esperan que en los próximos meses afloren nuevas evidencias que completarán estos datos.

Esta es la primera ocasión en la que se utilizan sistemas gelificados a base de nanopartículas para limpiar la piedra policromada y equipos láser con diferentes longitudes. Y es también la primera vez que se acomete la restauración del conjunto “de forma integral y con un carácter transversal, poniendo en relación el Pórtico de la Gloria con la Catedral de Santiago y su entorno y respetando sus valores inmateriales y de uso”, según han destacado los técnicos en las jornadas compostelanas.

Partiendo de los estudios previos con técnicas no invasivas se han analizado micromuestras con microscopía, cromatografía, difracción de Rayos X y espectroscopía RAMAN.

Se ha obrado “la magia de la resurrección”, ha enfatizado este jueves, en el curso de las jornadas, el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Harvard y coordinador de la invetigación histórico-artística sobre el Pórtico, Francisco Prado-Vilar, en alusión a la identificación iconográfica de todas las esculturas desgajadas de la fachada exterior dispersas hasta ahora en museos y colecciones privadas. Un hecho que, puntualiza el experto, ha convertido al Pórtico en un “laboratorio de la Gloria”.

La identificación de estas esculturas ha permitido realizar la primera reconstrucción completa del programa iconográfico de la fachada románica considerada clave de la Historia del Arte y que se creía perdida cuando fue sustituida por la fachada barroca de Casas Novoa en el siglo XVIII. Con es obra, el Maestro Mateo consiguió la transformación monumental de un edificio concebido inicialmente como un templo de peregrinación, en una majestuosa catedral.

Mientras se produce la resurrección cromática de la obra del Pórtico, los andamios permanecen en las torres de la fachada barroca para afrontar ya la última fase de la recuperación de la basílica compostelana. El presidente de la Fundacion Catedral, Daniel Lorenzo, ha detallado que las obras continuarán hasta 2020.

José María Arias Mosquera, presidente de la Fundación Barrié, reconoce que el camino ha sido “muy largo y lleno de dificultades” pero muestra su satisfacción por haber conseguido centrarse en lo principal: “concienciar de que la cultura es indispensable”.