Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kate Winslet no le teme a nada

Con afán de superación, la actriz ha ido forjando una carrera llena de éxitos que comenzó a mediados de los años noventa

Los desafíos son el mayor aliciente para Kate Winslet a la hora de aceptar un nuevo proyecto. “Me gusta que un papel me asuste”, explica. “Me encanta leer algo que no me veo interpretando. Cuando leí el guion de El Lector, por ejemplo, pensé: esa no soy yo. No puedo hacer un papel así”. Pero lo hizo y ganó un Oscar como mejor actriz. Con ese afán de superación, Kate Winslet ha ido forjando una carrera llena de éxitos que comenzó a mediados de los años noventa del siglo XX.

Fue entonces, en 1994, después de haber intervenido en varias series para televisión, cuando le llegó su primera gran oportunidad desde el otro lado del mundo, nada menos que desde Nueva Zelanda. Un director llamado Peter Jackson le ofreció un papel para la película Criaturas celestiales. “Le dije a mi padre: ‘Madre mía, es una prueba para el cine. ¿Crees que me lo van a dar?’ Y él me respondió: ‘Sí, seguro”. Así ocurrió y así comenzó todo.

El domingo 12 y el viernes 17 de junio Kate Winslet será la gran protagonista de la programación de TCM con la emisión en exclusiva de una entrevista que concedió recientemente al programa Una vida en imágenes, la serie de charlas que periódicamente organiza la Academia Británica del Cine y la Televisión (BAFTA) con distintos intérpretes y cineastas. Antes y después de esta conversación, los espectadores de TCM podrán ver dos largometrajes por los que la actriz británica fue candidata a los Oscar: Olvídate de mí de Michel Gondry y Juegos Secretos de Todd Field.

A lo largo del programa, Kate Winslet relata divertidas anécdotas de su trabajo en las diferentes películas en las que ha intervenido en estos últimos años. Recuerda que Ang Lee, el director de Sentido y Sensibilidad, hizo con ella taichí para que abordara su papel de joven aristócrata venida a menos de una manera diferente. También que, después de rodar Titanic, su vida cambió de la noche a la mañana. “Un día iba a comprar la leche y los periódicos sin problema y, de repente, ya no pude salir de casa por los paparazzi”, explica.

Kate Winslet tiene 40 años. Nació el 5 de octubre de 1975 en la localidad inglesa de Reading. Ha sido siete veces candidata al Oscar, la última el pasado mes de febrero por su papel en Steve Jobs. En 2009 obtuvo la estatuilla por dar vida a una antigua vigilante de un campo de concentración nazi que no sabe leer ni escribir en El lector, una actuación que sigue considerando, a día de hoy, la mejor de toda su carrera.

La acabamos de ver esta misma temporada luciendo trajes de alta costura en una pequeña película australiana titulada La modista e interpretando a una mafiosa rusa en Triple 9. Para ella no existen papeles grandes o pequeños sino, sencillamente, retos que vencer, desafíos que superar. Por si esto no fuera suficiente, revela su fórmula para aprenderse bien los guiones. Primero, no asustarse; segundo, leer el texto una y otra vez; y tercero, ir rompiendo la parte inferior de las páginas en trozos pequeñitos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >