Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Torcuato Di Tella, último de una dinastía de mecenas argentinos

Heredero de una fortuna, fundó en los 60 un legendario instituto de promoción artística del que surgieron nombres como León Ferrari, Les Luthiers y Antonio Seguí

Torcuato Di Tella
Torcuato Di Tella, en una foto de archivo.

El ingeniero Torcuato Di Tella murió en Buenos Aires a los 86 años. Y con él se fue una parte de la historia argentina. El apellido Di Tella ha formado parte de la cultura del país sudamericano en el sentido más amplio posible: en los años 60 un auto llevaba su nombre (Siam Di Tella), pero también un instituto de promoción artística que impulsó la vanguardia como ningún otro y fue semillero de grandes nombres de la cultura argentina, como el arquitecto Clorindo Testa, el artista plástico León Ferrari, el pintor Antonio Seguí, el sociólogo Juan Carlos Torre y el grupo humorístico Le Luthiers. El Instituto Di Tella se convirtió años más tarde en universidad y mantuvo su nombre, un homenaje al padre de la familia, un inmigrante italiano antifascista que cuando murió en 1948 había creado un emporio fabril, Siam, que daba trabajo a 10.000 obreros. Fueron los hijos del padre fundador, Torcuato y Guido, quieren destinaron la fortuna familiar al mecenazgo.

Los errores administrativos de los dos hermanos, sumados a las peripecias económicas de Argentina, terminaron con Siam en los años 70. En el camino habían dejado el complejo industrial más grande de América Latina, capaz de fabricar entre 1962 y 1966 más de 28.000 automóviles y 500 mil refrigeradores. La quiebra no impidió que los Di Tella mantuviesen su influencia cultural y también política, como referentes de la intelectualidad adinerada que adhirió al peronismo. Guido, muerto en 2001, fue ministro de Relaciones Exteriores de Carlos Menem (1989-1999). Su paso por la cancillería quedó plasmado en una frase que lo inmortalizó: para definir la nueva política exterior del menemismo, Guido Di Tella dijo que Argentina y EEUU mantenían “relaciones carnales”. Más adelante decidió restablecer relaciones con los habitante de las Islas Malvinas enviando a la isla cientos de ositos Winnie the Pooh, como gesto de buena voluntad.

Torcuato mantuvo en ese sentido una línea algo más alejada de los golpes de efecto, peros su figura nunca pasó desapercibida. Durante los primeros años de gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) fue secretario de Cultura y no evitó criticar el nombramiento de la actriz Nacha Guevara en el Fondo Nacional de las Artes. “El Gobierno debe resolver primero el problema de los chicos que se mueren de hambre en Santiago del Estero y no en quién es la pelotuda o puta que va a dirigir el Fondo de las Artes", dijo Di Tella en una entrevista en noviembre de 2004. Opiniones semejantes tuvo sobre sus obligaciones oficiales: “La Secretaría de Cultura es un circo; necesito monos, jirafas, enanos y elefantes. No puedo quejarme si hay estiércol en el piso porque con tantos animales es imposible”, dijo entonces. Tampoco ocultaba su gusto por aparecer en los medios, aunque con una ironía que fue marca de carácter: "Me gusta figurar. Ahora archivo los artículos en los que salgo y, cuando necesito algún tipo de estímulo sexual, los leo”.

Declaraciones semejantes no parecieron molestar en la Casa Rosada y en 2010 Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) lo convocó para ser embajador en Italia. A diferencia de su hermano Guido, que se volcó de lleno a la política, Torcuato cultivó también un perfil más académico: se recibió de ingeniero industrial en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde luego fue profesor hasta 2005, y pronto se orientó hacia el arte y la cultura. Así obtuvo un Master of Arts en sociología en la Universidad de Columbia (Nueva York), y dio clases como invitado en California (Berkeley), Londres, Oxford, la propia Columbia, Stanford y Kobe. La muerte de Torcuato Di Tella no sólo termina con la dinastía de un apellido, sino también con la de aquella generación de los 60 que creyó en Argentina como faro cultural latinoamericano.

Más información