Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaral estrena gira y se viste de gala

El nuevo montaje de directo del dúo sorprenderá a propios y extraños

Amaral, durante el concierto en Pozoblanco.
Amaral, durante el concierto en Pozoblanco. EFE

Maruja tiene algo más de sesenta años y es vecina de Pozoblanco. No suele ir a conciertos, pero disfrutó tanto como el que más del ensayo general del nuevo espectáculo que Amaral presentó el pasado día 28 de abril en el Teatro El Silo de esta localidad cordobesa. Desde su butaca de la fila 5, se deshacía en elogios. “Esto es un espectáculo total. Qué bien nos lo han hecho pasar”, afirmaba satisfecha al final de las más de dos horas de concierto. El detalle puntual de esta opinión puntual entre la audiencia adquiere especial relevancia cuando se toma en cuenta la heterogeneidad del público que atestaba las ochocientas butacas del teatro. Porque las canciones del dúo zaragozano han traspasado definitivamente el umbral generacional. “No somos conscientes de que haya pasado tanto tiempo, y nos sorprende cuando alguien nos dice que le gustamos porque sus padres les ponían nuestros discos cuando eran pequeños”, reflexionaba Eva Amaral en el camerino, ya relajada tras el concierto. Media hora antes de empezar la actuación, confesaba estar hecha un manojo de nervios.

En Pozoblanco, jóvenes y no tan jóvenes vibraron por igual, jalearon con gracia cordobesa y aplaudieron a rabiar durante todo lo que duró el concierto. Y a la salida, todo eran caras de satisfacción. El ensayo general se había transformado en el primer concierto de la gira Nocturnal que oficialmente se inicia el 7 de mayo en el festival SOS 4.8 de Murcia. El grupo y todo su equipo llevaban días preparando la cita, y no se olvidaron de reclutar a un reducido grupo de periodistas que se desplazó hasta la población cordobesa para ser testigos de la puesta de largo. Durante la comida previa con los medios, Manuel Notario, mánager del grupo, prefería no desvelar detalles de lo que acontecería por la noche. “Prefiero no generar demasiadas expectativas para que nadie se sienta defraudado. Pero sí que puedo decir que lo hemos preparado todo a conciencia y estamos muy orgullosos de lo que vamos a mostrar”, afirmaba.

El montaje cuenta con un diseño de luces espectacular que incluye dibujos de constelaciones reales y diferentes proyecciones que se van reproduciendo para contextualizar y completar el sentido de cada canción. Cada detalle está cuidado al máximo, sin que por ello el conjunto resulte encorsetado. “Podemos quitar o añadir canciones cuando queramos, es algo que hemos tenido muy en cuenta porque de otro modo podríamos llegar a aburrirnos a mitad de la gira”, comentaba Juan Aguirre, guitarrista del dúo.

Al inicio de la actuación, Eva Amaral pedía comprensión al público por los posibles errores que pudieran cometer. Pocos repararían en ello y a nadie le importó, pero en el transcurso de las dos horas de espectáculo los más quisquillosos percibieron alguna mirada de duda, pequeños errores de digitación y ecualizaciones de última hora. Pero en conjunto, el resultado fue impecable y augura una gira de éxito absoluto.

Poco a poco, con trabajo y constancia, Amaral han conseguido llegar al gran público sin renunciar a su personalidad y a sus referentes. Porque en su música hay numerosas influencias reconocibles -y de muy buen gusto- para quien las quiera escuchar. No en balde, antes de comenzar, por los altavoces sonaron The Smiths, Teenage Fanclub o The Velvet Underground. Probablemente solo algunos de los presentes reconocería a alguno de estos artistas, y pocos recordarán haberlo hecho mientras esperaban el comienzo del concierto. Pero no hay duda de que la mayoría de los pozoalbenses rememorarán por mucho tiempo aquella noche de abril. Por ahora, Amaral ha confirmado una lista de veinticinco fechas que a buen seguro se ampliará en breve.