El brillo eterno de Broadway

Un espectáculo recorre el siglo y medio de vida de los musicales y recopila algunas de las obras que han marcado la historia del género

Imagen del número de 'Cabaret'.
Imagen del número de 'Cabaret'. Félix Sánchez-Luengo

Más información

Para la mayor parte de los mortales, el nombre de Thomas Baker no significa nada. Su legado, sin embargo, ha servido de disfrute a varias generaciones. Gracias a él existen Grease, Los Miserables, Cabaret, Chicago, Mamma Mía o Fama. Siglo y medio atrás, a este desconocido compositor y productor inglés se le ocurrió mudarse de Londres a Nueva York y crear una obra en la que los protagonistas cantaran. Lo que a sus coetáneos les pareció una chaladura, más tarde se llamarían musicales. A ese mágico género y a su precursor rinde tributo Viva Broadway, un espectáculo que recorre algunas de las piezas imprescindibles de la historia del teatro musical. Se representa en el teatro Amaya de Madrid hasta el 29 de mayo.

Acaban de finalizar la función. Caracterizados aún con el llamativo atuendo del último número, los tres protagonistas y el director se reúnen bajo el escenario, con el teatro ya vacío, para charlar sobre la experiencia que viven cada tarde cuando sube el telón. En apenas hora y media se transforman en un variopinto plantel e interpretan una veintena de números. Coinciden todos en que son instantes de satisfacción. "Es gratificante ver los aplausos y las caras de la gente", comenta Eider Bonilla, director y coreógrafo del montaje. Idaira Fernández, la protagonista femenina, se muestra exigente. "Cuando acaba la representación, siempre tengo la sensación de que hay cosas que podía haber mejorado", cuenta. Para el actor que encarna a Thomas Baker, Roberto Sáiz, la palabra es lleno. "Este género puede hacer muchísimo de ti como artista".

Durante el espectáculo interpretan casi todos los clásicos del género. Una vorágine de emociones, cambios de vestuario y concentración encima del escenario que requiere un esfuerzo extra a nivel artístico. "Hay un agotamiento mental, pero ya vas sin pensar", explica José Miralles, el tercer vértice del reparto. Aunque ven como un privilegio el poder hacerlo. "Se forma una energía muy peculiar, y eso, tanto para el actor, como para el público que viaja con nosotros, es mágico", incide Sáiz.

La actuación de 'Hairspray'.
La actuación de 'Hairspray'.Félix Sánchez - Luengo

En España, "la cultura del musical tiene poco tiempo", reconoce Bonilla. En los últimos años está conquistando al público gracias al cine y la fiebre de las adaptaciones de grandes clásicos del circuito neoyorkino. El director cree que la pasión del espectador por este género acaba de comenzar. "Hay que darle un poco de tiempo, en Nueva York existen hace 150 años. Más adelante, los musicales españoles se exportarán a Broadway". El personaje de Thomas Baker comenta al inicio del espectáculo la idea que se le acaba de ocurrir para llevar a escena. El origen. "He visto algo que tiene de todo". Su intérprete concluye la conversación. "Lo que dice Baker es la clave. Los musicales son como un menú degustación".

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50