Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almodóvar y su hermano inciden en que no tienen deudas con el fisco

El director de cine rehúsa hablar sobre su participación en una sociedad de un paraíso fiscal

Pedro Almodovar en los Panama Papers
Pedro Almodóvar, durante el rodaje de su anterior filme, 'Los amantes pasajeros'.

Pedro y Agustín Almodóvar, así como la productora El Deseo, han subrayado este lunes que están "al corriente" de sus obligaciones tributarias, en referencia a una filtración de documentos que revela la creación de empresas offshore en paraísos fiscales por parte de varias personalidades nacionales e internacionales, un caso también conocido como Los papeles de Panamá. Estas fuentes han indicado a Europa Press que, por ahora, no van a realizar declaraciones sobre las "filtraciones" de documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca, especializado en la creación de empresas offshore, que ha revelado el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Los documentos de este despacho panameño, difundidos en España por La Sexta y El Confidencial, señalan que el director de cine Pedro Almodóvar y su hermano y productor Agustín Almodóvar figuraron como apoderados desde junio de 1991 de la sociedad Glen Valley Corporation registrada en las Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado en España como un paraíso fiscal.

Tal y como sostiene esta investigación, la firma se mantuvo activa desde el 22 de marzo de 1991 hasta el 11 de noviembre de 1994 y su tramitación se gestionó desde el despacho de la firma panameña Mossack Fonseca en Ginebra (Suiza). La creación de las empresas coincide con la difusión de los primeros éxitos del director manchego. En 1990 estrenó ¡Átame!, con la que recaudó 3,1 millones y en 1991, Tacones Lejanos, que hizo una taquilla de 5,2 millones.

El comunicado completo de Agustín Almodóvar

Como continuación a mi anterior comunicado, me gustaría aclarar lo siguiente. Desde los primeros momentos de constitución de El Deseo, Pedro y yo nos repartimos las tareas y obligaciones de una forma muy clara. Yo me hice cargo de todos los asuntos referidos a la gestión de la empresa, y él se dedicó a todos los aspectos creativos. En este contexto, me gustaría aclarar que la constitución de la sociedad en 1991, se debió a la recomendación de mis asesores ante una posible expansión internacional de nuestra empresa. No obstante lo anterior, se dejó morir la sociedad sin actividad debido a que no encajaba con nuestra forma de trabajar.

Lamento profundamente el perjuicio que está sufriendo la imagen pública de mi hermano, provocado única y exclusivamente por mi falta de experiencia en los primeros años de andadura de nuestra empresa familiar.

En todo caso, reitero que tanto mi hermano Pedro como yo mismo, así como nuestra productora, nos encontramos al corriente de todas nuestras obligaciones tributarias.

Agustín Almodóvar.

Más información