Paraguay sueña con su primer Oscar con ‘El Tiempo Nublado’

Por primera vez, un filme de ese país aspira a una nominación a los premios de la Academia estadounidense

Un fotograma de El tiempo nublado.
Un fotograma de El tiempo nublado.

Desde que Arami Ullón tiene memoria, su madre, Mirna, sufre de epilepsia y Parkinson, y, en su avanzada edad, está perdiendo lentamente sus facultades mentales. Ullón está viviendo en Suiza con su pareja Patrick y regresa a Paraguay para tomar un rol más activo en el cuidado de su progenitora. Esta es la sinopsis del documental El Tiempo Nublado, una coproducción de Paraguay y Suiza, el primer filme del país guaraní que aspira a una nominación en la categoría de mejor película extranjera de los Oscar y los premios Goya de España.

Ullón, además de ser la protagonista, directora, guionista y coproductora, cuenta esta historia que podría parecer una ficción, pero es la suya y de su madre. La cineasta paraguaya explica que el filme retrata una realidad universal latente con elementos muy personales -como el hecho de que sea hija única y que estuvo a cargo de su madre desde la infancia- sobre un tema que todos tendremos que enfrentar: ¿Qué haremos con nuestros padres, cuando estén viejos y enfermos? "La película toca temas universales desde el principio. La vejez, la relación madre-hija, la distancia, la enfermedad en los últimos tiempos de la vida, incluso la muerte", especifica.

La guionista precisa que otros de los tópicos que da a conocer la película es la carencia que existe en los sistemas de salud públicos, la insuficiencia de personal idóneo, además de la burocracia a la que hay que enfrentarse para la atención a personas de la tercera edad. Son situaciones que tuvo que afrontar toda su vida con su madre. “Nos dimos cuenta, en ese momento, que también los adultos mayores están abandonados a su suerte, o a la suerte de la familia que es la que cuidará del paciente”, añade.

La burocracia legislativa tampoco ayuda, ya que los lugares estatales designados para acoger a adultos mayores están en estado de abandono o superpoblados, explica Ullón, y afirma que los hogares privados tienen en general un costo elevado para una persona de escasos recursos, y no siempre garantizan un cuidado de calidad.

“Lo más alarmante del tema es nuestro silencio con respecto a estos problemas. En muchos casos ni siquiera hablamos de la vejez, de la enfermedad, de los derechos del paciente y de los derechos del cuidador. No lo hablamos ni en los núcleos más íntimos. Siento que El Tiempo Nublado propicia un espacio de reflexión y debate”, agrega.

El filme, además de retratar una realidad, fue una experiencia “terapéutica” para la guionista, por el hecho de haber participado con su madre en la realización del mismo. “La cinta nos permitió enfocarnos en los temas que muchas veces antes eludimos. Nos obligó a no escapar más. A partir de ese proceso las relaciones se fortalecieron, tal vez por habernos dado el espacio de mirar la vivencia propia desde los ojos del otro”, finaliza.

Presencia internacional

El Tiempo Nublado ya fue premiado como mejor largometraje en el Zoom Basler Filme ImFokus, festival de cine de Basilea (Suiza), y también recibió la distinción Regard Neuf a Mejor Ópera Prima en Visions du Réel de la ciudad de Nyon (Suiza), así como el Basler Filmpreisa de República Checa al Mejor Largometraje.

Con el precedente de la multipremiada 7 cajas, película paraguaya que no participó de los Oscar por la falta de una institución que la postule, la primera Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Paraguay –que ya está reconocida jurídicamente por su similar de Estados Unidos y está presidida por Tana Schémbori –, después de la selección de El Tiempo Nublado buscará continuar con el impulso y la promoción del cine paraguayo, nacional e internacionalmente.

Tanto Ullón como el coproductor Pascal Traeschlin sintieron una “gran alegría” al enterarse que la película fue elegida como representante del país para el Oscar y los Goya. Ambos son conscientes de que sus nombres pasarán a la historia de la industria cinematográfica de Paraguay. Para la directora es un honor sentir el reconocimiento de sus colegas de su propio lugar de origen, pero es un logro aun mayor para el cine paraguayo, que, según ella, “se está consolidando de a poco”.

En total se presentaron cinco películas para los Oscar por Paraguay: Costa Dulce, Luna de Cigarras, Latas Vacías, Mangoré y El tiempo Nublado. Y tres para los Goya: Mangoré, Costa Dulce y el filme de Ullón.

Traeschlin recuerda que cuando Ullón le presentó el proyecto en 2012 ya estaba bastante avanzado. Admite que la idea, la temática y el formato como iba a ser presentado lo conquistaron inmediatamente. “Es un proyecto muy honesto. Yo tengo la idea que los documentales son siempre la realidad ficcionalizada. Creo que este formato ayudó a traer algunas situaciones hacia una visión más clara”, asegura el coproductor suizo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS