Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“A las mujeres se les siguen negando todo tipo de oportunidades”

El actor Tommy Lee Jones habla de 'Deuda de honor', su segundo largometraje

Tommy Lee Jones en el Festival de Cine de San Sebastián, 2012.
Tommy Lee Jones en el Festival de Cine de San Sebastián, 2012.

Tommy Lee Jones (1946) es un cowboy de corazón. Nació en Texas a una familia texana de octava generación, su padre era un vaquero que trabajó en campos de petróleo y tiene un rancho en San Saba, Texas. Ahora cuenta con 115 caballos y en una entrevista telefónica con este periódico advierte: “Si quieres un pedazo de mi alma tienes que robar uno solo, pero no te lo aconsejo”, en su famoso tono amenazante de villano. Ha recibido cuatro nominaciones al premio Oscar de la Academia y lo ganó en 1994 por su actuación en El Fugitivo. Reconocido por su poca paciencia con periodistas, el actor y cineasta estrena este viernes en España su última película que dirigió, produjo y protagonizó, Deuda de honor (2014).

La historia está basada en una novela de Glendon Swarthout de 1988, cuyos derechos cinematográficos pertenecieron a Paul Newman, el mismo escritor de The Shootist, encarnada en 1976 por John Wayne. Esta se desarrolla en 1855 en la gran llanura del Medio Oeste, en Nebraska, un espacio abierto e inconmensurable dominado por el imperdonable viento y el frio. En este ambiente agresivo de colones e indios, Mary Bee Cuddy, una campesina autosuficiente y de un estricto código moral, interpretada por Hilary Swank, es escogida por la iglesia para llevar a tres mujeres al borde de la razón devuelta a la civilización del este, a quienes dan vida Miranda Otto, Sonja Richter y Grace Gummer. En el largo viaje a vagón de Nebraska a Iowa, con dos caballos y dos mulas, las acompaña el personaje de Jones, George Briggs, un delincuente a quien Cuddy salva de la horca bajo la condición de que le ayude con su misión.

Al examinar la película de cerca, los personajes se empiezan a volver más complejos a lo largo de la travesía, enfrentándose a todo tipo de peligros. La narrativa es una aventura estilo western que brinda una exploración profunda de cómo era la vida en esos tiempos, física y psicológicamente. Jones, también coguionista de la película, explica: “El viaje del héroe es un buen marco narrativo que tiene un principio, un medio y un final, brinda circunstancias, resultados, oportunidades para aprender, y así sucesivamente”.

Según el mismo director, los temas principales de la película son “la objetivación y la enajenación de la mujer, especialmente en el contexto de una economía imperialista próspera”. En esta época, antes de la Guerra Civil, el oeste de Estados Unidos era un lugar desolado y por conquistar, las aldeas estaban alejadas unas de otras y no había espacios donde las mujeres pudieran reunirse a tomar el té o a hablar. Para Jones, el tema es evidente en ambos el libro y la película: “El territorio en esa época no es un lugar amigable para las mujeres y creo que en cuanto más te acercas a la civilización tiene un efecto calmante, tranquilizante para ellas. El grado de aislamiento para la mentalidad y sensibilidad victoriana femenina era muy grande y la sociabilidad era una fuerza estabilizadora”.

En cuanto a la situación del genero el día de hoy explica que “las cosas han mejorado y el papel de las mujeres en la sociedad ha cambiado, pero continúan siendo objetivadas y negadas de todo tipo de oportunidades a raíz de su género”. Afirma que ha presenciado esta discriminación a través de su bisabuela, su abuela, su madre, su esposa y su hija.

No es la primera película dirigida por Jones y nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cine de CannesLos tres entierros de Melquiades Estrada (2005) que también protagonizó, estuvo nominada y le ganó premio por mejor actor y uno por mejor guión a Guillermo Arriaga. Jones, que estudió en Harvard donde compartió habitación con Al Gore antes de su primer gran papel cinematográfico en la película Love Story de 1970, dice que no sabe por qué se convirtió en actor, “probablemente es un tipo de predilección o adicción a jugar, el que actúa es alguien que prefiere jugar a trabajar”. Más recientemente, dió actuaciones destacadas en Batman Forever, la trilogía Men in Black junto a Will Smith y la celebrada No Country for Old Men, de los hermanos Coen. Su próximo papel es en la secuela de Bourne junto a Matt Damon y confiesa que aún no sabe cuál será la próxima película que va a dirigir.

Más información