Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edgar Allan Poe animado

El Festival de Sitges se vuelve literario. ‘Extraordinary tales’, de Raúl García, ilustra cinco cuentos del escritor estadounidense con las voces de Christopher Lee, Guillermo del Toro o Bela Lugosi

Fotograma de 'La caída de la casa Usher', uno de los cinco relatos de Poe que componen 'Extraordinary tales'.
Fotograma de 'La caída de la casa Usher', uno de los cinco relatos de Poe que componen 'Extraordinary tales'. EL PAÍS

La noche es, en el festival de Sitges, para los zombies, para todos aquellos —y fueron muchos— que ayer al atardecer y tras horas de maquillaje pasearon convertidos en muertos vivientes por la calle del pueblo catalán costero que alberga uno de los certámenes de cine fantástico y de terror más famosos del mundo. El año pasado tuvo 180.000 espectadores y, visto el público del primer fin de semana, no andará muy lejos la cifra final de la presente edición. Pero no solo hay sangre, vísceras, sustos, monstruos y asesinatos en pantalla. Hay también ejemplos de cine audaz, exquisito, creativo… que contienen sangre, vísceras, sustos o monstruos. Si no, y a pesar de que se ha abierto mucho la mano en el criterio de selección, no tendría razón de ser en este certamen.

Una de esas joyas, dentro del apartado Anima’t, homenajea el vocabulario, los silencios y las atmósferas de Edgar Allan Poe. Extraordinary tales ilustra cinco de los más conocidos cuentos del escritor estadounidense. La apuesta se multiplica porque cada relato está animado con un estilo distinto, y cada narrador es un personaje de peso y voz inconfundible: Christopher Lee, Roger Corman, Guillermo del Toro, Julian Sands, Cornelia Funke y, desde el más allá, y gracias a una grabación de hace seis décadas, Bela Lugosi. El adaptador de las historias y director es Raúl García, el primero de los animadores españoles en hacer carrera en Hollywood, que tras lustros en Disney trabaja por su cuenta, y ganador del Goya a la mejor película de animación en 2008 con El lince perdido. “La idea de hacer un largo así surge tras el éxito del primer cortometraje, El corazón delator, con voz de Bela Lugosi y animación al estilo Alberto Breccia, en varios festivales en 2006. El productor luxemburgués me dio carta blanca para seguir explorando por el universo Poe, algo que yo deseaba desde niño”. Poco a poco, cuento a cuento, a empujones según iba llegando el dinero, García fue completando la obra.

Cada historia tiene un estilo distinto. “Estéticamente la animación por ordenador actual es igual, provenga del estudio que provenga. Y yo quería experimentar”. Incluso La caída de la casa Usher está creada con dos estilos. “En inglés, House of Usher no solo se refiere al edificio, sino también a la estirpe. Quería ilustrar esa decadencia, y pasé a dibujos más desgarrados”. Para el cineasta, que lleva casi tres décadas en Los Ángeles, era fundamental ser fiel a Poe, a su lenguaje, conservar su estilo, “haciéndolo algo accesible al público actual, con muchas filigranas lingüísticas”.

El rastro de Lugosi

Cada narrador ha sido elegido por ser “gente conocida, que aportase cosas”, y a las que el animador admira. “Dada mi posición en Hollywood tengo acceso a ellos y ha sido un lujo”. Obviamente Bela Lugosi entra en otra categoría. En 2005, García encontró en eBay una grabación de El corazón delator narrado por el actor que grabó la imagen de Drácula. “Sin embargo, se me olvidó pujar, y cuando quise hacerlo fue tarde”. Logró convencer al comprador para que le pasara una copia. Estaba libre de derechos, pero contactó con su hijo… Y Bela G. Lugosi resultó ser un abogado experto en derechos intelectuales y fiel guardián de la herencia paterna. “Fue complicado, aunque al final mereció la pena”.

Durante muchos momentos, y a pesar de la libertad que tenía, García sabía que a lo mejor solo estaba trabajando para él. “Finalmente se estrena en 20 ciudades en EE UU, en video bajo demanda, y vamos de festival en festival”. En España, donde solo el 0,2% de los espectadores acuden a salas en versión original subtitulada, tiene poca salida. “Doblada o no doblada iba a verla el mismo tipo de gente, que entienda que Poe, muerto hace 266 años, sigue vigente. De su obra beben Sherlock Holmes, Lovecraft… Una recopilación con sus cuentos fue el primer libro para adultos que leí, con 12 años”. Aún hoy, cuatro décadas más tarde, sigue la pasión.