Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos directores extranjeros de museos dividen a Italia

El nombramiento de siete foráneos entre los 20 expertos al frente de pinacotecas públicas como los Uffizi recibe aplausos y críticas

Detalle del 'David' de Miguel Ángel. Ampliar foto
Detalle del 'David' de Miguel Ángel.

No basta con el currículo, el amor por el arte y la capacidad de gestión. Para dirigir un museo italiano hace falta un elemento más: el carné de identidad del país. O eso al menos creen los críticos, entre políticos y gestores culturales, que han atacado los nombramientos de los 20 nuevos directores de los principales museos públicos italianos, anunciados el martes por el ministro de Cultura, Dario Franceschini. La razón de la indignación es que siete de los escogidos son por primera vez extranjeros, empezando por el alemán Eike Schmidt, experto de fama mundial y nuevo responsable de los Uffizi (Florencia), el museo más visitado de Italia, con 1,9 millones de asistentes en 2014.

“Es la admisión de una derrota de nuestro país”, lo resumió Angelo Tartuferi, ahora exdirector de la Galería de la Academia de Florencia —el museo del David de Miguel Ángel—, a La Repubblica. Él mismo será sustituido por la alemana Cecilie Hollberg. Su opinión es compartida por un frente que va del vicepresidente del Senado, el derechista Maurizio Gasparri, a representantes del movimiento Cinco Estrellas, opositor del Gobierno de Matteo Renzi, del que forma parte Franceschini.

El propio ministro respondía a EL PAÍS: “Es una victoria para el país el hecho de que se hayan escogido en una única selección los directores de 20 museos públicos con una comisión de gran calidad y de entre 1.222 candidatos”. De los currículos recibidos, tras poner un anuncio en The Economist, un centenar eran extranjeros. Una comisión compuesta por cinco expertos y liderada por Paolo Baratta, director de la Bienal de Venecia, celebró entrevistas con los candidatos y seleccionó 20 ternas. Franceschini y Ugo Soragni, director general de Museos, realizaron la elección definitiva.

Así, el catálogo de los ganadores cuenta con una edad media de 50 años, paridad en el género (10 hombres y 10 mujeres) y el pasaporte de la UE: 13 italianos, tres alemanes, dos austriacos, un británico y un francés. En cuanto a las profesiones, 14 historiadores del arte, cuatro arqueólogos y dos gestores culturales. Además, de entre los escogidos hay cuatro italianas que regresan de fuera.

Eike Schmidt, nuevo director de los Uffizi, en una imagen de 2009. ampliar foto
Eike Schmidt, nuevo director de los Uffizi, en una imagen de 2009. AP

Jefes de otro país

El Metropolitan de Nueva York, por ejemplo, está dirigido por el inglés Thomas Campbell. El español Vicente Todolí lideró durante siete años la Tate Modern de Londres, mientras que el Macba de Barcelona acaba de nombrar al argentino Ferran Barenblit. Los propios medios italianos recuerdan los nombramientos del angloitaliano Gabriele Finaldi en la National Gallery o de Massimiliano Gioni, director artístico del New Museum de Nueva York.

En cuanto a los currículos, Schmidt está licenciado en arte moderno y medieval, vivió y trabajó durante siete años en Florencia, entre 1994 y 2001, antes de mudarse a EE UU y trabajar en instituciones como la National Gallery of Art de Washington. El ministerio de Cultura italiano le define como “experto de fama internacional en arte florentino”. Y Hollberg, historiadora y manager cultural, ha estudiado entre Italia y Alemania y dirige desde 2010 el Museo Urbano de Brunswick.

Aunque su antecesor en la Academia de Florencia, Tartuferi, no parece muy impresionado por su trayectoria: “Quien me sucederá no creo que conozca ni de lejos la pintura que va de los siglos XII al XV. Llega de un museo bastante periférico de Alemania. Aquí inventamos la tutela de los bienes culturales y ríos de alemanes han venido a estudiarla. Me parece que estos colegas no son idóneos para cubrir este supuesto vacío”.