Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid de los poetas y escritores latinoamericanos

En la capital española hay al menos 35 calles o espacios públicos dedicados a los grandes de la literatura

La calle de Carlos Fuentes en Madrid.
La calle de Carlos Fuentes en Madrid.

Rubén Darío para algunos es simplemente una estación de metro de la línea 5 en Madrid, para otros, es el nombre de una glorieta en el barrio de Almagro en la zona centro de la ciudad. Para quienes lo conocen, es algo más, es el poeta nicaragüense considerado el padre del modernismo, el llamado príncipe de las letras castellanas, a quien en su honor llamaron la estación y la glorieta. Darío no es el único vate latinoamericano presente en la nomenclatura madrileña. Según el historiador Antonio Ortiz Mateos, en la capital española hay al menos 35 calles o espacios públicos dedicados a poetas y escritores de América Latina.

Están distribuidos por toda la ciudad, en calles, plazas, colegios y monumentos. Están en los distritos de Hortaleza, Puente de Vallecas, Ciudad Lineal, Chamberí, Carabanchel. Unos con grandes avenidas, otros con calles más escondidas. Al sureste de la capital, en el barrio de Portazgo está la Avenida de Pablo Neruda. La vía que lleva el nombre del poeta chileno desde 1983, tiene unos tres kilómetros de largo. Neruda vivió en Madrid entre 1934 y 1936, donde fue cónsul de su país. “Yo vivía en un barrio de Madrid, con campañas, con relojes, con árboles”, dejó plasmado en su poema Explico algunas cosas, refiriéndose al barrio de Argüelles.

Al recorrer la ciudad van apareciendo otros nombres. Las calles de Carlos Fuentes, de Gabriela Mistral, de Amado Nervo, de Jorge Luis Borges; el monumento a José Martí, la plaza de Julio Cortázar. La mayoría de las vías dedicadas a autores latinoamericanos han sido nombradas en los últimos 40 años. Las más antiguas datan del siglo XIX, como la calle de Ros de Olano, en honor al escritor venezolano Antonio Ros de Olano y la calle de Ventura de la Vega llamada así por el escritor argentino del mismo nombre.

Al noreste de Madrid, en el barrio de Prosperidad, en un piso en la calle de Ramos Carrión número 7, vivió Mario Benedetti en la década de los setenta. Justo frente a la que fue su casa, hay una plaza que ahora lleva su nombre y donde todas las tardes los niños que viven en la zona llegan a mecerse en los columpios. Debido a la ausencia de alguna placa o referencia, hay vecinos que ni siquiera saben que está dedicada al poeta uruguayo. En 2010, un año después de su muerte, el Ayuntamiento de Madrid aprobó que llevara su nombre.

Según el historiador Antonio Ortiz Mateos, de los escritores latinoamericanos representados en las vías, al menos 12 murieron en España. Como Juan Carlos Onetti. El escritor uruguayo, que murió en 1994, se había instalado en Madrid desde 1976 luego de salir de su país natal debido a la dictadura. También falleció en 1974 en la capital española el guatemalteco Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel de Literatura y autor de la novela El Señor Presidente.

Más información