Fuera de serie
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Cuando ‘The Wire’ no ganó el Emmy

El 20 de septiembre conoceremos quién tomará el testigo de 'Breaking Bad', la triunfadora en la ceremonia del año pasado

Hace pocos días se anunciaron los nominados a los Emmy 2015. Hasta el 20 de septiembre no conoceremos quién tomará el testigo de Breaking Bad, la triunfadora en la ceremonia del año pasado. Pero antes de que empiecen las quinielas y teorías sobre qué ocurrirá, viene bien recordar que los premios solo son eso, premios. Y que todos los galardones tienen una historia negra de olvidos e injusticias detrás. En el caso de los Emmy, el mayor olvido histórico tiene como protagonista a la que para muchos consideran como la mejor serie de la historia: The Wire.

La ficción creada por David Simon nunca ganó un Emmy. Es más: The Wire solo estuvo nominada a dos Emmy, y ninguno de ellos fue como mejor drama o por las interpretaciones de sus actores. Fueron nominaciones a dos de sus guiones. Y, por supuesto, no ganó ninguno de los dos. Para hacernos una idea, The Wire coincidió en el tiempo con algunas temporadas de series como Los Soprano, El ala oeste de la Casa Blanca, Deadwood, A dos metros bajo tierra, Perdidos, CSI: Las Vegas, 24 o Heroes. Una curiosa mezcla que hizo que The Wire pasara desapercibida para los votantes. Hay que tener en cuenta que The Wire en su momento la veía solo un puñado de personas. Y parece que no eran votantes de los Emmy.

La lista de afrentas de los premios Emmy sigue sumando nombres propios en las categorías interpretativas. El mayor agravio de todos es el cometido con Angela Lansbury. La actriz ha sumado un total de 18 nominaciones, y no ha logrado ni uno solo de esos galardones. Ni si quiera haber optado hasta 12 veces de forma consecutiva al premio por dar vida a la entrañable Jessica Fletcher en Se ha escrito un crimen ha servido para que los votantes de los Emmy se apiadaran de ella.

Al lado del caso de Lansbury, cualquier otro parece una broma. Pero también llama la atención que Hugh Laurie no se llevara ninguno de los seis Emmy a los que optó por interpretar al doctor House o que Martin Sheen no obtuviera el galardón ninguno de los seis años en que optó a él por dar vida al presidente Bartlet en El ala oste de la Casa Blanca. Mientras, este año Jon Hamm tendrá la oportunidad de poner fin a su particular maldición en los Emmy, donde antes de las dos nominaciones que ha obtenido (como protagonista de Mad Men y como actor invitado en Unbreakable Kimmy Schmidt), sumaba 13 candidaturas entre unas cosas y otras (ser Don Draper, producir Mad Men y haber pasado como actor invitado por 30 Rock) sin haber logrado materializar ninguna en forma de premio.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS