¿QUÉ SE VE EN EL MUNDO? | Senegal

Una ‘Operación Triunfo’ protagonizada por corderos

Los senegaleses se apasionan con las telenovelas y los debates políticos, pero al acercarse la Tabaski todos hablan de ‘Khar Bii’

Tras el preceptivo mes de ayuno del Ramadán, celebrado como corresponde en Senegal con la fiesta de la Korité, llega el momento de preparar la Tabaski o Fiesta del Cordero, que este año cae a finales de septiembre. Los cruces de las calles, los descampados, las aceras de Dakar se empiezan a llenar de estos animales, muy presentes en la vida de los senegaleses. Y como la televisión no es ajena a esta pasión, es en esta época cuando la audiencia del programa Khar Bii (Este Cordero en wolof, la lengua nacional) se dispara y le sitúa entre los espacios más vistos de la semana. La idea es sencilla: jueces designados por el programa recorren los pueblos y ciudades de Senegal en busca de los mejores animales, que son llevados hasta Dakar, donde se celebra la gran final. Es como una Operación Triunfo, pero protagonizada de corderos.

El programa se emite desde el año 2009 en la cadena privada 2S TV y es un auténtico éxito. Los jueces, entre los que hay criadores y veterinarios, deben evaluar a los animales según varios criterios, como el tamaño, la proporción de sus medidas, el aspecto de la cornamenta, que debe ser simétrica, o hasta la disposición de sus testículos. El cordero ganador se convierte en una auténtica estrella, pero también en una suculenta fuente de ingresos para su propietario, que no solo se lleva unos 3.500 euros de premio sino que además la fama le permite venderlo hasta por el doble. Eso sí, los corderos de Khar Bii suelen tener un destino más amable que el de la mayoría de sus congéneres degollados e ingeridos en la Tabaski: se suelen guardar para la cría. La creadora del programa, Marianne Bathily, tuvo la idea a partir de los espacios perrunos que se emiten en Estados Unidos.

Este es uno de los programas estrella de Senegal, pero se bate en fuerte competencia con un auténtico fenómeno de masas: las telenovelas. Y si hasta hace tan solo unos años todas eran latinoamericanas (sobre todo mexicanas y brasileñas) o indias procedentes de la factoría Bollywood, en la actualidad causa furor la producción local. Como la telenovela Dinama Nekh, que cuenta la vida de dos chicas compañeras de piso en Dakar que mantienen relaciones con varios chicos a la vez. Y ellas hablan sin pudor de sus conquistas sentimentales en una sociedad que, en ocasiones, parece muy conservadora respecto al sexo. Pero sólo de puertas afuera.

Otra teleserie local de éxito es Un café con, que se emite, al igual que la anterior, en la cadena TFM propiedad del cantante Youssou N'Dour. Amor, desamor, sexo, relaciones, traición, adulterio, pasión, pero también amistad, familia, el conflicto entre la tradición y la modernidad y todo ello en wolof. Agítese, emítase cada semana y éxito asegurado. "Son los problemas cotidianos, por eso me gustan las teleseries", asegura Adama Ndiaye, que regenta un pequeño restaurante en el barrio de Fann Hock, aunque ella prefiere La hija de mi madre, que emite la cadena pública RTS.

Ya en tono más serio, si hay algo que apasiona a los senegaleses de toda índole eso es la programación de contenido político. Pocos países africanos aman tanto el debate y la discusión de los asuntos públicos como Senegal. El conocido periodista Souleymane Diallo es más proclive a los contenidos de TFM, pero Modou Mbaye, un joven del barrio de Medina, se decanta por El debate del día que emite de lunes a viernes la cadena privada Walf Fadjiri.

Delirio por la lucha senegalesa

Aunque los gustos de los senegaleses se reparten entre los corderos, las telenovelas y la política, lo cierto es que solo hay una emisión televisiva capaz de convertir la ciudad en un aparente desierto deshabitado: un combate de laamb o lucha senegalesa en el que esté en juego la corona de "Emperador de las Arenas".

Las cadenas, y en Senegal hay al menos una quincena de televisiones privadas con un buen nivel de audiencia, compiten por quedarse con los mejores combates, que se arreglan entre representantes y conllevan duelos dialécticos previos dignos de los boxeadores profesionales, también televisados.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50